Wrestling Vs Fútbol

WWFWWEEstán vivosThe WrestlerEvasión o victoria

     No recuerdo qué combate o que imágenes fueron las primeras que vi de wrestling, de pressing-catchLucha libre americana…

Pero desde el primer momento lograron captar mi atención.

En aquellos primeros años no me di cuenta pero en perspectiva puedo ver que mi precoz insatisfacción, decepción, abandono y rechazo del deporte establecido me llevó a entregarme al pressing-catch con la devota pasión de un niño y posteriormente, la de un adulto.

El deporte es la guerra en tiempos de paz. Es el medio por el que canalizamos algo que todos llevamos dentro.

Dos posturas enfrentadas luchando físicamente por el desenlace. Eso es lo que nos gusta. El Circo romano, el deporte actual, los enfrentamientos, la guerraMúsculos sudados superando sus límites. Superando al contrario, al enemigo

Los romanos lo sabían bien; el pueblo siempre ha querido y querrá pan y circo. Y sangre, aún en tiempos de paz. En el circo se podía morir, ese extremo o su posibilidad era lo que realmente le daba vidilla al asunto.

Pero evidentemente no podíamos seguir siendo tan cafres, así que inventamos el deporte.

Y de alguna manera, aquí estamos. Sería estúpido culpar al propio fútbol de lo que es cuando somos las personas lo que lo hacemos como es. Y no hablo ya de los futbolistas, presidentes o hinchas. La sociedad. Todos. ¿Qué cojones esperamos si nos dedicamos a repartir banderitas, himnos y millones?.

Siempre he encontrado bastante imbécil el típico comentario cuando hablas de wrestling… “Pero si están actuando, ¡qué cutre!. ¿No te das cuenta?”. ¿Y qué cojones hace un futbolista haciendo un triple mortal y dando 20 volteretas por el suelo cuando le roza un contrario?. Luego en el suelo, agarrándose la pierna, como si la fuera a perder… Y en dos minutos ya está corriendo mientras los compañeros le dan cachetes en el culo.

Por favor, seamos honestos. A los que toman el pelo es a los aficionados al fútbol. ¿Nadie se ha dado cuenta que los futbolistas hablan y actúan exactamente igual que los políticos?. Haced la prueba: Cuando volváis a escuchar a un futbolista en la tele pensad que cuando hablan de otros equipos, hablan de otras fuerzas políticas. Cuando hablan de partidos ganados o perdidos, son aciertos o cagadas políticas

El wrestling es la evolución más sana, honesta y civilizada de las luchas de gladiadores del Circo romano. Claro que actúan, es un espectáculo, capullos, de eso se trata. Frente a los cabeza-buque que solo ven una farsa, yo no puedo sentir más que admiración y respeto por una serie de personas que procuran divertir a niños y mayores, advirtiendo siempre que no tratemos de imitarlos. Que no tomemos drogas. Que respetemos a la gente diferente. Que luchemos contra el acoso escolar…

Llenan tantos estadios como el fútbol pero entre el público y los luchadores puede haber un par de metros y una pequeña valla y no pasa nada. No hay bengalas ni mecheros volando… Hay familias enteras con los ojos como platos y sonrisas de oreja a oreja.

En fin. Desde los principios de los tiempos para mí el mejor siempre ha sido y será El Último Guerrero(¡Más último guerrero que nunca!”). Siempre hacia la misma mierda; lo ponían fino a hostias y llegado un momento le entraba el Baile de San Vito y se volvía invulnerable. Una y otra vez la misma mierda pero molaba tela.

Supuestamente era medio indio o algo así. Lo maravilloso del pressing-catch es que procuraban representar y arquetipar todo lo existente en cuanto a razas, nacionalidades, religiones, estatus social… Y los enfrentaba a todos. Había buenos y malos, justos y tramposos.

Te obligan a posicionarte, a distinguir entre lo bueno y lo malo. Y te enseñan que muchas veces lo que siempre hemos creído bueno se vuelve malo y viceversa.

Jimmy “Estaca” Duggan, el Marinero Tarugo, Los Sacamantecas… Siempre estaré en deuda con Tele5 por darme ésta y tantas otras joyas en su época dorada. Pero dejaron de echarlo, lo pusieron un tiempo en Canal+ y ya luego le perdí el rastro…

Lo sé, no tengo excusa. Debería haberme molestado un poco en buscarlo y no venir ahora de bloguero friki guay. Pasé del tema, esa es la jodida verdad. Soy un pringao y lo asumo.

Sólo “me compré” el muñeco del Poli Loco y con el tiempo lo perdí, como un vulgar no-friki. Recuerdo incluso alguna revista… Maldita sea. Soy mierda de orco entre los dedos de los píes de Gollum.

Para justificarme, como un vil traidor, me auto-convencí de que “ya no podía ser como antes”. Ese culebrón de rencillas personales, ese gran teatro de música y disfraces… Ná, ¿y yo haber estado perdiéndomelo?. Imposible.

Pero hace un puñado de años, medio dormido frente a la tele… Smackdown, Raw… Mi cerebro empezó a procesarlo atónito. Era la misma mierda pero mejor, ¡me cago en tó!. Todo había seguido una coherente evolución y yo me lo había perdido.

Medio avergonzado y medio entusiasmado, les conté lo sucedido a mis compañeros de piso. De la noche a la mañana ya estábamos enganchados a la tv y a internet, picándonos porque cada uno seguía a un luchador diferente.

De nuevo “El espectáculo garantizado”. ¡Qué gran verdad!. Explosiones y lluvia de chispas. Ojalá hubiera conocido antes a mi amigo Fidel de Bonzo Fx y me hubiera llevado con él cuando fue a hacer la pirotecnia cuando vinieron a España. Me cago en todo.

Ahí estaba el Rey Mysterio, ese pequeño hombre-pulga saltarín mexicano se ganó mi corazón desde el primer momento. Si bien los luchadores en general habían mejorado muchísimo en técnica, habían surgido ciertos luchadores acrobáticos como el contundente, cañero y pendenciero Jeff Hardy. Pero el Rey Mysterio es el rey. Pude también llegar a ser muy fan del vikinguísimo Triple H

Sigue siendo la misma grandísima y maravillosa ida de pelota. También hay ligas femeninas… Es sobrecogedor comprobar como bellezas despampanantes son auténticas amazonas, capaces de cortarse una teta para tirar mejor con el arco.

En el fondo me alegro de haber abandonado todo esto unos años porque desde que los redescubrí, tengo horas y horas de puro entretenimiento que aun no he consumido y que sigo alternando con las actuales.

Este combate de 2008 reúne a 6 buenas piezas, un “especial” para dar ánimos a las tropas americanas… Como se nota la distinción de público, en seguida van a traer a España a esos 6 para que se den de hostias.

En fin, aunque para mí siempre que en una peli salga un luchador es un punto a favor para verla, me aparté del camino. Me contenté con ver a Hulk Hogan por ahí y luego a Dwayne Johnson. Me contenté con volverme loco con Están vivos, del genialísimo John Carpenter.

El prota, Roddy Piper era supuestamente un luchador escocés en la WWF… En realidad, un actor canadiense. Cosas que pasan. En el fútbol la mitad o más de los jugadores de los equipos importantes no son de la ciudad de la que llevan nombre.

El bueno de Piper es un currante que se topa con unas misteriosas gafas de sol que le permite descubrir que unos alienígenas están suplantando a los humanos y manipulándolos con mensajes subliminales. El adjetivo “sublime” se acerca un poco a la definición que podría dársele a este film.

En fin. Supongo que como castigo divino la peli de El luchador vio la luz en 2008, para que mi sentimiento de culpa por el abandono infligido se hiciera aún más doloroso.

Deberían haberle dado 20 oscars al feo de Mickey Rourke y 80 a Marisa Tomei por guapa. La peli me tocó la fibra hasta lo más profundo. Nunca pensé que pudiera querer abrazar a Rourke sin camiseta y sudado.

Si te gusta el wrestling y admiras como yo a esos deportistas, esos actores, esos currantes  que lo dan todo por el espectáculo… Simplemente, visiónala.

Se me quedan fuera muchos luchadores, hablar del “todos contra todos” y mencionar alguna escenificación grandiosa. Los fantásticos “locutores” españoles“… También dejo fuera la peli de La Princesa prometida(fantástico André el Gigante) y hablar de Los Gladiadores Americanos

De fútbol es que no tenía muchas ganas de hablar…. Pero ya que estamos, ¡qué narices!. Evasión o victoria es un gran peliculón mitiquísimo con un reparto de infarto. Hasta a mi me entra la duda si matar nazis o ganarles al fútbol primero cada vez que la veo. Gran película. Grandísima. enorme.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , , , , , ,