Un lugar fresquito de cojones

Fargo – Atrapados – Fortitude – Deshielo

A mi que me dejen de historias, a estas alturas no hace falta “creer” a los científicos con eso del cambio climático. Ya llevamos como poco tres o cuatro años en que la primavera y el otoño han dejado de existir. Cada vez dura más el calor, mucho calor, un “Calor de cojones”, hasta el punto que, al menos en Cádiz, nos estamos planteando ya tomar las uvas en la playa el próximo fin de año.

Esto no es normal, señores, apenas llueve, ya no recuerdo cuando fue la última vez que estuvo lloviendo varios días seguidos, supongo que de niño. Eso sí, trombas de agua repentinas y granizadas, por un tubo.

Y nada, Trump diciendo que pasa del tema y aquí en España impidiendo las energías renovables para que los altos cargos sigan teniendo eléctricas y petroleras donde jubilarse.

Es que me imagino a esos poderosos, negacionistas del cambio climático pensando para sus adentros “Pues si hacer más calor que dé más frio el aire acondicionado, ¡obvio!” y tan tranquilos.

Mira que me encantaría que el fin del mundo fuese en plan invierno nuclear, ya he comentado muchas veces que soy más de noche y de invierno, pero todo apunta a que va a ser más rollo Mad Max o Tank Girl.

Como decía, ya lo estamos observando, el Fin ha comenzado. La temperatura va subiendo, lenta pero progresivamente y los Polos se derriten…

Recuerdo que me quedé traumatizado aquella vez que escuchamos por primera vez lo del agujero en la capa de Ozono, que los gases nocivos se acumulaban y que los rayos directos del Sol provocaban mutaciones. Me obsesioné con los sprays que llevaban CFC, luego con los plásticos de PVC y me metí en Greenpeace.

Unos cuantos años después me salí y reconozco que se me olvidó todo aquello de salvar el planeta. No es que me diera por tirar la basura a la playa ni disparar perdigones a los gatos pero ya no repartía panfletos ni recogía firmas ni le daba la tabarra a la gente. Hasta dejé de leer informes y de interesarme por la química.

Pero con el tiempo no pude evitar volver a temer al fin de la vida en la Tierra porque es que ya no es algo que verían futuras generaciones, ya no cabe preguntarse “¿Qué planeta vamos a dejarles a nuestros hijos?”, el fin ha empezado, señores, pregúntense si sus hijos llegaran a viejos.

Señor Rajoy y señores políticos de España, sepan ustedes que los molinos eólicos no son gigantes que los amenacen, o tal vez sí pero embistiendo a las renovables solo logran retratarse como desquiciados hidalgos(ya que ninguno llega a caballero) inconscientes de la realidad. Lo malo es que no tenemos tiempo para las fantásticas aventuras que tienen en sus cabezas.

Yo ya me estoy pensando en mudarme a algún lugar fresquito, al principio había pensado en algo como el Reino Unido pero cada vez he ido subiendo el listón. A más frio, menos posibilidades de tener que volver a mudarme por el aumento de la temperatura global.

Así pues, Minnesota me pareció un buen lugar, gracias a que la nueva serie de Fargo me recordó su existencia. Ahí pegada a Canada, con su nieve y todo.

La serie guarda muchos paralelismos con la anterior película, llegándose a ser más una historia “en la misma línea” que un remake o reboot, lo cual siempre se agradece, sobre todo si tienes a dos grandes en la primera temporada como Martin Freeman y Billy Bob Thornton que están que se salen. Cierto es que perdí interés con la segunda temporada y apenas vi un par de capítulos pero la primera temporada me pareció sublime.

El tema es que Martin es un tío en plan normal que coincide con otro, Billy Bob, que resulta ser un asesino pero Martin no lo sabe. El caso es que por alguna razón, a Billy Bob le cae bien Martin y al escuchar lo mal que se lo hizo pasar un tío, se ofrece para matarlo.

Hace poco, gracias a Trapped, descubrí que dónde se debería estar bien realmente es en Islandia, allí si que parece que hace fresquito de verdad.

La serie va de un pueblecito costero que se suele quedar aislado y en el que un buen día aparece un cuerpo mutilado. Alguna otra cosa ha pasado y pasa en el aparentemente tranquilo municipio y el jefe de la policía local y sus ayudantes se verán puestos a prueba continuamente.

Lo que me gustó fue lo que siempre me suele gustar de las películas y series no americanas, que sus personajes son realmente imperfectos, totalmente humanos y sus físicos no son espectaculares.

Después vi la serie Fortitude y ahí si que me emocioné, me pareció sublime en muchos sentidos. Esta es inglesa y se sitúa más allá de Islandia, en costas del Océano Ártico.

El tema es que en esta pequeña comunidad se cuecen varios asuntos escabrosos y se ve agitada por el asesinato de un hombre y algunos sucesos y comportamientos extraños en los animales, osos blancos principalmente.

Todo parece estar relacionado con que el aumento de la temperatura ha provocado que se descongele un mamut muerto.

Con Luke Treadaway como cara conocida y en la segunda temporada Dennis Quaid y Michelle Fairley de refuerzos.

Lamentablemente a continuación descubrí que lo de Fortitude no era nada original y que ya pocos años antes, a los americanos, con Val Kilmer dando la cara ya se les había ocurrido eso de que el cadáver de un mamut quedase al descubierto por el Deshielo y resultase que tuviera unos bichitos prehistóricos para los que no estaríamos preparados.

En fin, no sé si alguno sabréis de algún lugar fresquito en el que no se corra peligro de encontrarme con el cadáver de algún mamut descongelándose pero si es así, por favor, hacédmelo saber.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en ...de cojones, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , , ,
  • Jacobo Ríos

    Corrió una noticia, no sé cuanto tenía de real, de que en Islandia daban un sueldo bastante curioso por ir a vivir allí y casarte con una Islandesa, que son bastante atractivas por cierto, quizás deberías mirártelo.

    Aún no he empezado Fargo, de hecho, y lo digo en voz alta y sin miedo, la película no me gustó, vamos un 4 sobre 10, los Coen me abuuuurrrrreeeenn y muuuuuchooo

    • Si, me mandaron el “catalogo” de mujeres esposables pero aun no me he decidido xD

      A ver, a mi la peli de Fargo me gusto en su dia pero reconozco que la serie(la primera temporada) me gusto mas, el tandem de los actores protagonistas me parece genial y no es o no resulta tan turbia.