Simon Pegg y la trilogia del Cornetto

Spaced – Zombies Party – Arma Fatal – Bienvenidos al fin del mundo – Paul

Hace poco hablé de Kevin Smith y la trilogía de Nueva Jersey, así que ahora toca hablar de Simon Pegg y la trilogía del Cornetto.

No soy fan de esta trilogía que acontece, la verdad. La primera película(Zombies Party) si que despertó en mi un ferviente fanatismo pero las otras dos no, me resultaron entretenidas y ya está.

Las dos trilogías se basan en la misma premisa; jóvenes desastrosos y mucho frikismo. Historias diferentes dentro de cada trilogía, mismos actores y equipos… Versión americana y versión inglesa.

Simon Pegg(y Nick Frost) es la cara visible , por ser(junto a Frost) el actor principal y guionista pero también hay que darle su espacio a Edgar Wright, ya que además de ser también guionista, es el director.

La trilogía del Cornetto no hubiera existido(al menos no como la hemos conocido) si Pegg y Wright no hubieran hecho tándem en la serie Spaced, de la que ya hablé en Londres Vs Berlin y que narra las aventuras y desventuras de un dibujante y una escritora que se hacen pasar por pareja para poder alquilar un piso.

En esta serie ya fueron perfilando su estilo de comedia absurda, con antihéroes como protagonistas y situaciones límites y rocambolescas.

No la vi hasta después de Zombies Party y Arma fatal.

Zombies Party la vi en el cine, no porque tuviera interés en ella(no sabía absolutamente nada) si no por la compañía(…) pero la cosa es que ya desde un primer momento supo acaparar mi atención de sobremanera(si hubierais visto la compañía, entenderíais cuánto).

Me fascinó absolutamente todo de la película y en cuanto pude, me pillé el dvd. La comedia y los zombies, son un género y un subgénero bastantes trillados a los que, a pesar de todo, siempre he procesado devoción y que de repente, que vinieran y te soltaran algo fresco y novedoso, te provocaba chiribitas en los ojos.

A mi juicio, es una obra maestra, como película en general también; la dirección es genial y el montaje y el ritmo. Una iluminación más que correcta, un sonido limpio… Personajes, diálogos y maquillaje impecables. Crítica social, guiños a la propia película, giros imprevistos…

La película va de un tipo al que le deja la novia y no piensa en otra cosa que en recuperarla aunque estalle un apocalipsis zombie.

Fue una putada porque le dejé el dvd a un amigo y ahí se quedó, con mi amigo y estuve más de  un año sin volverla a ver, confiando(tonto de mi) de que pronto estaría de vuelta.

En aquella espera, llegó Arma Fatal y, no sé, quizás es que yo fuera buscando la secuela de Zombies Party o quizás ésta simplemente había dejado el listón muy alto, altísimo pero el caso es que en un primer momento no tragué con ella.

Cierto es que en posteriores visionados terminó gustándome aunque no como para tirar cohetes. Supongo que la primera vez que la vi, tenía un mal día y estaba lleno de prejuicios. Lo normal.

Esta va de que cogen a un joven policía de Londres, quisquilloso y cuadriculado, y lo mandan a un pueblecito tranquilo a que se calme. Allí chocará con la parsimonia no solo de sus compañeros, si no del pueblo entero mientras investiga una serie de muertes accidentales tras las que cree que hay un asesino que se aprovecha de la candidez del pueblo y su policía.

Bienvenidos al Fin del Mundo tardé mucho en verla.  De las tres es la que menos me gusta, quizás porque es la que he visto menos.

Esta va de un tipo que añorando años mejores, convoca a sus viejos amigos en su pueblo natal para hacer una mítica ruta de pubs, bebiendo como si no hubiera un mañana.

El caso es que el prota va descubriendo que los habitantes del pueblo parecen haber sido sustituidos por robots que planean matarlos pero a pesar de las pruebas fehacientes, no parece aceptar lo que está ocurriendo y trata de continuar la ruta de pubs con sus colegas.

La película de Paul la hicieron antes que Bienvenidos al Fin del Mundo pero no se incluye dentro de la trilogía, quizás porque no cuenta con Edgar Wright como director(ni guionista). Curiosamente es la que más me gusta después de Zombies Party.

Esta va de dos frikis ingleses que van a EEUU y alquilan una autocaravana para ir a la Convención de Cómics de San Diego y, de paso, visitar los lugares típicos de avistamientos de ovnis.

El caso es que se topan con un extraterrestre y aunque uno de los dos no está convencido, deciden llevarlo a su destino.

En, fin. Tanto la trilogía del Cornetto como sus adyacentes creo que se confrontan con la trilogía de Nueva Jersey cual Marvel a Dc. La misma mierda en distinto formato y con diferentes aditivos y empaque.

Eso sí, para Cornetto no han sabido darle una cosmología común aunque fueran historias distintas ni tampoco un desarrollo más allá pero que le quiten lo bailado a Simon Pegg, que está triunfando como los chichos.

Edgar Wright quizás no tanto pero después de hacer Zombis Party y Scott Pilgrim contra el mundo, creo que como mínimo, se merece una religión.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.