Quiero ser un dragon

Pedro y el dragón Elliott – El dragón del lago de fuego – Dragonheart – El imperio del fuego

BlogOut_116w_De todos los animales, reales, imaginarios y por imaginar, el mejor para mi siempre ha sido y será el dragón.

Nunca lo he considerado un animal mitológico del todo ya que de todos esos animales, los dragones aparecen en muchas religiones y que se pongan de acuerdo tantas en algo, no sé, da que pensar.

De oriente a occidente, los dragones han estado presente siempre, si bien en occidente eran considerados malvados, en oriente no. El caso es que ahí estaban, en todo el mundo. Buenos, malvados o regulares. Como los dioses…

Además, ya comenté en otra entrada sobre los “Dinosaurios”… Los dragones podrían haber sido perfectamente unos dinosaurios que sobrevivieron al cataclismo, que quedaron diezmados y poco a poco desaparecieron…

Cita_116

Volar y convivir con el fuego los convertiría en los únicos con posibilidades para sobrevivir aunque seguramente durante un periodo tuvieron que recurrir al canibalismo mientras el planeta se recuperaba…

Esto además cuadraría con la creencia común de su longevidad, que no necesitan alimentarse asiduamente y que pueden hibernar durante cientos de años… De ahí que finalmente sobrevivieran unos cuantos, los suficientes para que los primeros hombres los conociesen.

“Habría fósiles, restos…” dirían algunos. Sí, bueno, eran pocos y tal y como eran considerados(venerados y/o temidos), no creo que ni la existencia ni la muerte de uno pasara desapercibida ni que sus restos se quedaran ahí intactos… Habría hostias hasta para una escama o un pelo de la nariz…

En cuanto a restos de cuando los dinosaurios… Pues, hombre, en teoría, los dragones nunca han sido muchos y muy longevos(quizás las criaturas más longevas) por lo que el número de dragones que murieron sería ridículo comparado con el de otras especies antes de la hecatombe y, durante ella, sobrevivieron y luego se comieron los que fueran hasta los huesos para comerse a los menos posibles…

Lo vi claro de niño y lo veo claro ahora que lo estoy escribiendo. No sé si los dragones existen ahora pero seguro que existieron.

Supongo que por todo esto(y también porque Drácula está inspirado en un caballero caído en desgracia al que se conocía como “el caballero del dragón”, con un dragón como estandarte) el primer y único tatuaje que me he hecho, que me hice justo al cumplir los 18, fue un dragón. Así medio tribal, medio gayer, así pequeñito… Para lo que me dio la pasta que tenía… En fin.

Creo que me enamoré de Kitty Pryde porque tenía a Lockheed.

No soy demasiado fan del anime, como ya comenté en “Anímese con el anime” pero Bola de dragón(a palo seco, sin continuaciones) me marcó mucho, la imagen que proyectaban del dragón era genial. Tengo grabado a fuego esa sensación al verlo por primera vez, enorme, en el cielo de la noche… (Ya me recreé con esta escena en “La bragas de la chica“.

Por el contrario, en Los Caballeros del Zodiaco, el caballero del dragón no estaba entre mis preferidos y no porque no molase, si no porque me molaban más los otros…

Pero antes de eso, la primera película sobre dragones que vi fue Pedro y el dragón Elliott, del gran Don Chaffey para Walt Disney.

En ella un huérfano esclavizado como sirviente tiene de amigo un dragón que se hace invisible, ambos huyen en pos de mejor vida y es acogido por un padre y una hija fareros en un pueblo costero…

Me pareció totalmente asumible el hecho de que el dragón se pudiera volver invisible, lo que no sé es como no caí que era imposible que fuera “de dibujitos”, es decir, recuerdo perfectamente creer que un dragón podía ser un dibujo animado, ahí, campando por nuestros campos…

Sea como fuere, aún la considero una película sublime y la que me inició en la devoción por chicas fareras. Parece ser que van a hacer el remake.

Siguiendo con Walt Disney, al poco vi El dragón del lago de fuego. Una película más en la línea clásica de la época medieval europea. El típico dragón que si no le ofreces vírgenes para que se coma te quema los campos…

Esta película fue uno de los primeros referentes audiovisuales que tuve cuando me inicié en los juegos de Rol(ya hablé de ellos en “Mamá, juego a Rol”) ya que, aunque surgieron en esa época muchas películas del género “Épico-fantástico”, no había dragones de por medio.

Total, que el herrero se niega a sacrificar a su hija y se va con cuatro amigos a buscar a un mago para cargarse al dragón. Como tiene que ser.

La revisé hace poco y me quedé sorprendido con Peter MacNicol, fue hace tanto que no lo recordaba.

También están Ralph Richardson, Sydney Bromley

En la literatura si encontraba muchos dragones, como en El Hobbit o, sobre todo, en las sagas de Dragonlace, de las que me hice excesivamente fan. En ellas, algunos dragones podían tomar formas humanas o élficas y pasearse por ahí, como quien no quiere la cosa… Eso es que ya me ganó del todo…

Un dragón en forma humana podría aparearse con un humano o humana… ¡Podría ser descendiente de un dragón!… ¡Quiero ser un dragón!.

Creo que no puede a ver nada que mole más en el mundo que poder convertirte en dragón. Volar por los aires y que todos teman tu sombra…

El problema es o era ese, que eran venerados y temidos y cuando se teme a algo, se le destruye.

Es lo que pasa en la genial película Dragonheart, en ella se escenifica ese proceso de “extinción” de los dragones. Primero nos cuenta como un caballero, el genial Dennis Quaid, se convierte en cazador de dragones para años más tarde aliarse con el que cree que es el último dragón que queda para estafar juntos a los pueblos y aldeas, simulando la muerte del dragón por parte del cazador-mercenario una y otra vez y cobrando por ello.

Una película genial. Una cagada tras otra las partes que la siguieron.

Y finalmente llego El imperio del fuego, un peliculón de Rob S. Bowman con unos Christian Bale, Matthew McConaughey y Gerard Butler increíbles.

El tema es que los dragones al final es como yo pensaba desde pequeño, solo que no murieron y la extinción de los dinosaurios la provocaron ellos, arrasándolo todo a fuego… ¿Y qué hicieron luego?, pues se metieron lo más profundo que pudieron en la tierra y a dormir…

Hasta que vamos nosotros en la actualidad y los despertamos… ¡Yeahhh!.

Aquí los dragones no hablan ni son mágicos ni nada, solo animales, muy inteligentes y muy bestias.

La considero una película genial en todos los sentidos.

A veces sueño que soy un dragón, un dragón que sueña que es humano…

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Quiero ser..., Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , ,
  • EbaN de Pedralbes

    No te olvides del caballero del dragón, con Miguel Bosé.
    http://www.filmaffinity.com/es/film403179.html

    • Jajaja, cierto, con su escafandra y todo!! 😀

  • Jesus Herrera

    Dragonheart! Esa película muestran los dragones como deberían ser en el supuesto de su existencia! Y comparto lo dicho respecto a sus secuelas… mierda de dragón.

    • To cañera la voz de Francisco Rabal como dragon yeahhhh

  • Jacobo Ríos

    Me cago en ti que no has mencionado “Cómo entrenar a tu Dragón” 1 y 2, porque molan las dos más que todas las que has puesto juntas.

    • Como entrenar a tu Dragon es una puta mierda.

    • Jacobo Ríos

      Uy lo que ha dicho!!! Que se donde vives! como vaya con mi dragón entrenado te voy a dar pal pelo pazguato!

    • Lo que no has visto es el dragon q tengo ahora pintado en la pared… 3 metros 😀 😀

    • Jacobo Ríos

      Eso es nuevo, a ver si pones una foto y así te la quemo con Desdentao