Quiero ser superhéroe

Batman – Daredevil – Jesica Jones – Powers

BlogOut_111wCuando le has visto los ojos al diablo, cuando te has asomado al interior del abismo y este ha mirado en tu interior, te das cuenta que lanzar flores y las buenas palabras no sirven de nada.

Está el Bien y está el Mal. Gracias a la temprana influencia de los cómics(sobre todo de superhéroes) que recibí, enseguida aprendí que hay una moralidad y una ética, por encima de religiones e ideologías políticas. Podemos vivir en un mundo de límites difusos pero el mal y el bien existen y el Bien no tiene nada que hacer en una pelea-al menos en su estado puro- ya que la violencia no está en su naturaleza.

Cita_111

El caso es que el tema de superpoderes lo único que hace es agrandar el espectro de la potencia del Bien y el Mal y distanciar aún más los extremos, hasta casi tocarse. Ya no se trata de héroes y villanos, si no de superhéroes y supervillanos.

Pero ¿qué es un héroe?. Alguien que hace algo sin tener porque, en beneficio o ayuda de otro… Lo contrario sería obviamente ser un villano, una mala persona.

¿Y un superhéroe?…

Durante mucho tiempo pensé que un superhéroe era un héroe con superpoderes, a pesar de que los primeros superhéroes que conocí y seguí fueron Batman y Daredevil.

Pero con el tiempo fui descubriendo que un superhéroe es alguien que hace cosas extraordinarias, sobrehumanas, que más allá de ser un héroe fortuito y/o puntual; abraza la constancia y el sacrificio día a día. Independientemente de que tenga superpoderes o no. Como Batman y Daredevil.

Y es precisamente el no tener superpoderes lo que los sobredimensiona como los mejores, ya que son los únicos que han elegido(y eligen diariamente) ser lo que son. Ellos no han recibido ningún superpoder que los haya obligado a decidir qué hacer con él. Ellos son en sí el superpoder, a través de su constancia, su esfuerzo, su entera dedicación… Su voluntad. Ya hablé de este tema en “Se ofrece superhéroe“.

Lo mismo vale para los supervillanos, véase el Joker, Lex Luthor… En este caso corresponderían a las más contundentes y retorcidas encarnaciones del Mal. Los más temidos.

Total, que uno de los mensajes que transmitían los cómics era/es que si verdaderamente te importa y estás comprometido, no te hace falta ningún superpoder para convertirte en un superhombre(o mujer).

¿Y quién no quiere ser un superhombre?, es a lo que al menos todos deberíamos aspirar. Eso es a lo que se refería Nietzsche cuando hablaba del superhombre y no las ideas sesgadas y manipuladas que su hermana le vendió a los nazis. Nietzsche decía que teníamos que agrandar el espectro entre el Bien y el Mal, que teníamos que crecer moralmente de manera individual, tener nuestros propios valores y entregarnos a ellos. Entregarnos a nosotros mismos para ser más de lo que hemos sido. Algo de esto hablé en “Matar al monstruo, matar a Dios“.

Creo firmemente que Nietzsche es el padre de los superhéroes y los supervillanos. Estoy seguro que en la biblioteca personal de Bruce Wayne están todas las obras de Nietzsche, Schopenhauer y compañía. Lo mismo alguna original, en una vitrina.

La película de Batman de Tim Burton significo un antes y un después en las películas de superhéroes, por mucho que renieguen de ella algunos ahora. Ya hablé de su impacto en “Marvel y Dc en los 90“. Que sí, que las de Nolan están muy bien como películas pero ya comenté en “Remakes, reboots, remierdas” lo que opinaba sobre ellas.

Burton la lío, fusionando su estética con la de los cómics de Batman y aunque se tomó sus licencias, nunca se me olvidará estar en el cine abarrotado y gritar todos y silbar de emoción cuando aparecía la bat-señal en el cielo.

Un verdadero superhéroe consigue emocionar a las masas, aunque no tenga superpoderes y sea un ricachón que más allá de creerse fuera de la ley, se cree que él es la ley.

Para la historia ese Michael Keaton, Jack Nicholson y Kim Basinger con Danny Elfman de fondo.

Batman y Daredevil vienen a ser el mismo personaje. Justicieros sin superpoderes. Bueno, Daredevil tiene supersentidos pero al igual que la riqueza de Bruce Wayne, solo es una ayuda. El superpoder, el arma, son ellos.

Aunque bien es cierto que las circunstancias empujaron a cada uno a ser como son, en última instancia son ellos quienes decidieron y deciden hacer lo que hacen, con una voluntad de hierro, dejando de lado sus vidas personales y relegándolas a la función de tapaderas

Ambos entienden que hacer el Bien está bien pero que también hay algo más y es que hay parar el Mal y para ello hay que romper algunos huesos. Buscan la confrontación, el enfrentamiento directo contra el Mal y cuanto más grande, mejor porque un superhéroe no tiene miedo, tiene cojones(u ovarios(o nada si es un androide(o lo que sea si es extraterrestre))). No se amedrenta, no puede retirarse de la lucha, la causa está por encima de él.

Si bien Batman tenía que curarse todas las noches algo, Daredevil acababa casi siempre en algún hospital. Vendado pero sin que le quitaran la máscara.

Deciden levantarse y seguir, una y otra vez, cueste lo que cueste.

Y ese es el espíritu que han sabido mantener para la maravillosa serie de Daredevil. De lo mejor, si no lo más, que han visto estos ojos.

Esas palizas que recibe, ese leve reflejo rojizo en las gafas, ese pelo despeinado…

Jessica Jones nunca fue un personaje que me llamara mucho la atención ni que siguiese, por lo que he pasado por alto todas las enormes licencias que se han tomado para la serie, que son bastantes. Supongo que eso me convierte en un nolanista…

La historia es que mola porque Jessica apenas usa su superpoder(la superfuerza), se te llega a olvidar que es una supermujer. Es una detective borrachuza, con un desastre de vida, como tiene que ser. Ya comenté en una entrada anterior que de mayor también “Quiero ser detective”, asi que Jessica Jones me ha parecido bastante curiosa. Y mona ella.

Jessica se esfuerza por tratar de ser una superheroina y le da prioridad a esa lucha contra el Mal, no a ser simpática o caer bien a la gente.

La serie no está a la altura de Daredevil pero si en la línea.

Lo mismo me pasó con Powers, no me leí los cómics, así que… La serie me pareció cojonuda. El tema es que el prota era un superhéroe pero perdió sus superpoderes y ahora forma parte de un cuerpo especial de la policía contra el supercrimen.

No le importa no tener ya sus superpoderes, el sigue sintiendo esa necesidad de enfrentarse a los supermalvados. Cueste lo que cueste. Eso si, hecha de menos sus superpoderes como un drogadicto.

Lo gracioso de Powers es que aquí los superhéroes tienen representantes y se prestan para temas de publicidad y patrocinio.

Nuestro superhéroe particular tendrá que esforzarse al máximo ya que, a diferencia de Batman o Daredevil no se ha llevado toda la vida entrenando, más bien todo lo contrario.

No importa que no tengas superpoderes. Aun así, puedes ser el mejor de los superhéroes. O de los supervillanos.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Quiero ser..., Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , ,
  • Jacobo Ríos

    Hecho de menos Gotham en la entrada, aunque supongo que ya estará mencionada en alguna de las que me perdí.
    Daredevil la tengo pendiente aún, pero no estoy muy de acuerdo en su falta de poderes, sus supersentidos casi lo son, depende de la versión también, tengo que ver la serie para poder opinar de ese caso particular.
    Jessica Jones también pendiente pero la verdad es que solo voy a verla porque la prota es Krysten Ritter, o lo que es lo mismo, Jane de Breaking Bad.

    Por lo demás sigo siendo Nolanista, y me alegra que poco a poco vayas pasándote al lado oscuro.

    • Pues iba a ponerla pero aparte de que esta ya mencionada, es que en verdad no vemos a Batman, ni siquiera a Bruce Wayne empezando a entrenar “en serio”, si que es cierto que podemos ver en su personaje esa “voluntad” de la que hablo pero, eso, que aun no es Batman y al final no la puse.

      En cuanto a Daredevil, sus sentidos, al igual que su agilidad, fuerza y leve regeneracion(muy leve) no van mucho mas alla que los de un ninja… No son determinantes y no le libra de recibir alguna paliza, incluso de algun maton de medio pelo. De hecho no compensa para nada su ceguera, cosa que plasman en la serie; de nada le sirve confiscarle los moviles a los malos para investigar, no puede ver los mensajes ni llamadas ni nada 😀

      Jessica Jones tiene algunas escenas de sexo aunque no se ve mucho.

      Ser nolanista es de lo peor que hay en esta vida.

  • Pingback: 10+2 series de superheroes | Blogout()

  • Pingback: ¡Qué vienen los terroristas islámicos! | Blogout()

  • Pingback: Superheroes Marvel | Blogout()