Quiero ser detective

¿Quién engaño a Roger Rabbit? – Ford Fairlane – Ace Ventura – El chico de oro


img065-monstruitos_wNo me importaría ser detective. Tener un pequeño despacho en un bloque de edificios, con un sofá que hiciese las veces de cama y una botella de whisky en el cajón del escritorio. Una cafetera, un microondas y una maquinilla de afeitar.

Por las noches no encendería la luz. Me quedaría sentado a oscuras entre el humo del tabaco, iluminado intermitentemente por un rótulo fluorescente del exterior de algún Pub. Escucharía jazz pero bajito, esperando que entrase por mi puerta una mujer despampanante en apuros.

Cita_065-detective

Alternaría con streapers y tendría de confidentes a pequeños camellos buscavidas a los que patearía el culo cuando no estuviesen por la labor. Un inspector de la policía me tendría en su punto de mira por haber tenido una aventura con su mujer… Puntualmente trabajaría como asesor de la policía y ello generaría tensiones.

Tendría un par de cicatrices de armas blancas y alguna de bala. Y una caja fuerte llena de información comprometedora de gente influyente de la ciudad. Conocería infinitamente más gente de la que me conocería a mi.

Olvidaría lo que es la luz del día. Mi vida sería casi siempre de noche, espiando a otros, descubriendo secretos. Entre callejones y bares. Todos los barmans serían amigos míos.

Degustaría el último trago de whisky y me rascaría la cara sin afeitar mientras la mujer despampanante de turno me cuenta su película y fingiría que ella y/o su caso me importaban tanto como pagar el recibo del alquiler o recordar si había tirado de la cadena o no.

En algún momento se mi insinuaría pero bajo ningún concepto me dejaría seducir hasta que me hubiese pagado por mis servicios. No aceptaría limosnas pero si propinas.

Entraría en antros enseñando la foto de una chica, preguntando si la han visto. Me toparía con gentuza a la que no les gustan los curiosos… Me pegaría con un par de matones y lo dejaríamos en empate.

Supongo que todavía estoy a tiempo.

Aunque con la suerte que tengo, perdería altura, ganaría peso y en vez de entradas, estaría abonado a toda la temporada; sería como Eddie Valiant(Bob Hoskins) y me contrataría un productor para investigar la vida amorosa de unos dibujitos animados.

¿Quién engañó a Roger Rabbit? es la pregunta que tratarán de resolver nuestro buen detective Eddie Valiant y el propio Roger Rabbit, ya que le cuelgan el muerto del asesinato del empresario con el que le ponía los cuernos su pelirroja y peligrosa mujer Jessica Rabbit.

Esa sería mi historia como detective; una historia para todos los públicos en la que la chica de mis sueños no sería de verdad y para colmo estaría casada con alguien que tampoco existe. Eso sí, dirigida por Robert Zemeckis y producida por Steven Spielberg.

Una película magnifica. Entretenida, emocionante y cargada de momentos hilarantes. Quizás no el mundo sórdido en el que esperaba moverme pero oye, mientras me paguen y pueda darle un achuchón a la pelirroja pues me quedo contento.

Pero por mucho que pueda molar ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, a mi me gustaría ser un detective rollo Ford Fairlane. Bueno, rollo él no, él concretamente y vivir Las aventuras de Ford Fairlane, el detective rockanrolero. Un detective privado especializado en el mundillo de la música, con una secretaria para comérsela(Lauren Holly) y un cochazo descapotable.

Un detective como tiene que ser, al que le importa todo una mierda, tan sólo resolver el caso para el que le contraten.

Y en esas está, buscando a la groupie Zuzú Pétalos, investigando la muerte del cantante del grupo heavy La Peste Negra(interpretado por Vince Neil). Repartiendo tortas, balas y vacilando a todo el que se le pone por delante.

Un gran estereotipo de Hombre blanco heterosexual al que aspirar. Y detective, claro.

Dirigida por Renny Harlin y protagonizada por Andrew Dice Clay, acompañado en el reparto por Priscilla Presley, Ed O´Neil y Robert Englund.

Aunque en España eso de detective en general tiene más desventuras que aventuras, ya especializarse como detective rockanrolero… Estaría muy guay pero creo que no tendría mucho futuro. Vaya, ni idea.

Mas futuro tendría ser detective de mascotas, como Ace Ventura. Que si a alguien se le escapa el periquito, que si otro dice que un animal se cuela en su jardín para comerse la comida de su perro, que si roban un delfín que es la mascota de un equipo…

Vale, me apunto. Me acabo de auto convencer. Siempre me han gustado los animales, incluso tuve mi etapa Greenpeace… Eso me valdrá para algo.

Una película absolutamente genial con una segunda parte igualmente burra. Dirigida por Tom Shadyac, con Jim Carrey, Courteney Cox y Sean Young

Pero poniéndonos serios, puestos a especializarse, se podría uno especializar en casos de secuestros de niños, como Eddie Murphy en El chico de oro porque cualquier mal contra un niño está muy mal. Pero muy mal.

Y en esa lucha personal contra el mal anda nuestro pintoresco detective, cuando una guapa mujer extranjera le comunica que es el elegido para salvar a un niño muy especial del Nepal, capturado por un paladín del auténtico mal(Charles Dance). Literalmente.

Como es normal, el bueno de Eddie le seguirá la corriente mientras vaya a gastos pagados y tenga expectativas de ligársela.

Una película sublime, sin desperdicio alguno que cuenta en el reparto con el mítico Victor Wong.

En fin, creo que finalmente montaré una agencia de detectives. Con clientela selecta. Si eres un dibujo animado, una estrella de la música, una tía despampanante y/o me vienes con animales, profecías y cosas mágicas… Quizás puedas contratarme. Recuerda que acepto propinas pero no limosnas.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , ,