Quiero ser atracador de bancos

Enemigos Públicos – Heat – Le llaman Bodhi – Reservoir Dogs

blogout_151wCreo que no hay criminales que produzcan más simpatías en la ficción(…) que los atracadores de bancos, tanto por quien es la víctima del robo, como por la destreza y astucia necesarias para perpetrarlo.

En sus inicios, en el Oeste, bastaba con entrar con la cara tapada pegando tiros al aire a lo Tejero y diciendo aquello de “Manos arriba, esto es un atraco”. Ya con el tiempo, los bancos han ido mejorando su seguridad y aunque parece ser que igualmente la táctica de entrar a saco con la cara tapada sigue estando en vigor, nos gusta pensar que en realidad todo es más complejo y sofisticado.

cita_151

De entrada, todos nos imaginamos al atracador o atracadores creándose una identidad falsa y acudiendo al banco con una peluca y unas gafas para abrir una cuenta y echar un ojo desde dentro. Luego se pasa una semanita o dos vigilando al personal, estudiando sus rutinas, con quien se acuestan y con quien se levantan. En algún momento se hace con una caja fuerte o un sistema de seguridad idéntico al del banco en cuestión y se pone a practicar. Por último provoca algún incidente para ver el tiempo de respuesta de la policía.

Sin embargo, hace unos meses, en un pueblo, arrancaron un cajero automático con un tractor tras unas horas de forcejeo, para perplejidad de los vecinos que se despertaron por el escándalo y, la verdad es que, si hubieran tenido un mínimo de planificación, podrían haberse salido con la suya y no tener que abandonar al tractor y al cajero en medio de la carretera.

Yo lo veo fácil. En mis ratillos libres, de esos de cigarrillo en la puerta, he visto llegar al furgón que trae y lleva el efectivo y valijas varias veces y así, a lo tonto, me compré un dron y ya sé las diversas rutas que hace. Solo son dos hombres, el conductor, que no sale ni para mear y otro que es el que entra y sale.

Mi plan es el siguiente; me he comprado una impresora 3d y me he hecho una máscara perfecta con la cara del conductor, también he alquilado por internet un furgón de esos blindados y me he descargado los logos de la empresa de seguridad, los he imprimido y se los he pegado al furgón. El tema es que aparcaré detrás del furgón de verdad cuando éste halla parado y José Luis(el que entra y sale) se halla metido en el banco. Cuando José Luis salga vera los dos furgones idénticos y le entrará la duda pero como Antonio(el conductor) siempre suele parar de tal manera que la puerta del furgón coincida con la del banco, José Luis no lo verá al salir pero a mi si, con toda la cara de Antonio y le haré gestos para que suba. Una vez dentro, le contaré que los del gremio acaban de convocar huelga, que hay piquetes y que mejor nos volvemos a central, le digo que le dejo en su casa y que así aprovechará más el día que ya solo hace falta uno para conducir. Y ya.

Todos le echarían la culpa al pobre Antonio pero como el banco tiene cámara en la puerta, lo exculparán y se pondrán a buscar a su gemelo malvado pero para entonces yo ya tendré mi cara y habré devuelto el furgón.

En fin, después del Oeste, vinieron los años veinte y los treinta. Los tiempos de Al Capone y eso. Los atracos no se quedaron como algo del pasado, si no que aumentaron, multiplicándose hasta convertirse en un grave problema para todos ya que algunos de esos atracadores terminaban siendo adorados por la prensa y las masas. Como John Dillinger, que fue uno de los por ir atracando allí y allá, terminó provocando que se creara el FBI, una agencia que pudiera perseguir a delincuentes por cualquier estado sin problemas de jurisdicción.

Y de eso va la película de Enemigos públicos, de Michael Mann, con Johnny Depp, Christian Bale y Marion Cotillard, entre otros.

Michael Mann ya había probado antes el tema de los atracos y en mi opinión, con más acierto. Heat me parece una película sublime y quizás en parte porque tiene un reparto tan bueno que levantan cualquier historia. Robert de Niro haciendo de atracador que se quiere retirar ya con un último golpe y Al Pacino como el poli empeñado en cogerlo a él y a su banda. Condimentando a ambos tenemos a un montón, entre ellos Val Kilmer, Tom Sizemore, Ashley Judd, Natalie Portman, William Fichtner, Wes Studi… ¡Leñe, hasta Danny Trejo y Henry Rollins!

En la banda sonora, Elliot Goldenthal.

La primera película sobre atracadores de bancos que me impactó realmente fue Le llaman Bodhi, de Kathryn Bigelow. Quizás porque me pilló a las puertas de la adolescencia y Lori Petty me cautivó de tal manera que a fecha de hoy, aún duele.

El caso es que hay por ahí unos atracadores de bancos que se llaman Los Expresidentes, porque llevan caretas de expresidentes de ¡Eh, eh!, ¡UH, UH! y nadie consigue averiguar quiénes son.

Y ahí aparece Keanu Reeves, un nuevo agente en el FBI al que emparejan con Gary Busey, el más viejo y cascarrabias. Johnny Utah(Reeves) convence a Pappas(Busey) de que Los Expresidentes deben ser un grupo de surferos, según sus deducciones. Utah que es un deportista profesional retirado por una lesión, decide utilizar su verdadera identidad como tapadera, yendo a las playas a aprender a surfear, pasando por otro más.

No tarda en conocer a un grupillo de surferos, liderados por Parick Swayze y éste le introduce a su curiosa filosofía de vida, viviendo siempre al límite a través de deportes extremos.

Y para terminar, he dejado el peliculón de Reservoir Dogs de Quentin Tarantino. La película en la que vemos mezcladas secuencias del antes y el después de un atraco a un banco pero no el durante.

Unos profesionales son convocados para llevar a cabo un trabajo y optan por dejar de utilizar sus nombres y se adjudican un color cada uno, el Señor Rosa, el Señor Naranja, el Blanco…

El tema es que la cosa sale mal y van llegando unos tras otros al punto de encuentro, alguno herido de gravedad. Alguien debe de haberlos traicionado pero no saben cómo averiguar quién.

Harvey Keitel, Tim Roth, Michael Madsen, Steve Buscemi

En fin, voy a ponerle cera a mi tabla y voy a bajar a coger unas olas. A ver si algún melenudo me propone atracar un banco. O una chica mona se ofrece a darme clases particulares de surf.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Quiero ser..., Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , ,
  • Jacobo Ríos

    De aquí tendrías para sacar tres o cuatro entradas de películas, además de lo más variopintas, así que me quedo con eso de atracar un banco realmente, cuenta conmigo, llevo pelo largo, puedo encajar con los surfistas roteños

    • Pues si, vaya, aqui he ido al atracador de banco puro y duro.

      En cuanto a lo de encajar con los surferos… Me jode pero si, encajarias mas que yo, ademas, llevo un tiempo experimentando la fofisanez por lo que pegaria mas de Pappas pero nada mas que por eso voy a empezar a hacer ejercicio, para ligarme a Lori Petty en to tu cara.

    • Jacobo Ríos

      Jajaja