Quiero ser arqueólogo

 Indiana Jones – Quatermain – La momia – Tomb raider

BlogOut_113wEl pasado lejano posee un halo de misterio que lo hace atractivo. Quizás sea que como no había cámaras ni internet que lo registrasen todo, nuestra imaginación trata de rellenar los vacíos existentes con nuestros mayores deseos y temores. Tesoros y maldiciones.

Muchos misterios nos quedan aún por averiguar de nuestro pasado pero a no ser que finalmente pudiéramos viajar en el tiempo, seguirán siendo zonas sombrías, callejones oscuros de nuestra historia.

Me parecen absurdos y contraproducentes todos aquellos que tiran piedras sobre los que arrojan luz con sumo cuidado y esmero acerca de dónde venimos.

Cita_113

Los que quemaban gente por decir que la Tierra es redonda, se ríen ahora de los que dicen que el Hombre es un “Mono raquítico” y que existieron los “¡Dinosaurios!”.

Y es que los que se creen poseedores de la luz de la verdad prefieren que todo esté a oscuras para que así su luz brille más y nadie se dé cuenta que lo suyo es una simple bombillita, una estrella más en el firmamento.

Como cuando enciendes la luz en una orgía y empiezan todos a gritarte que apagues.

En fin… De pequeño me quedé fascinado con eso de las culturas antiguas. Supongo que al no estar amenazado por sus religiones o creencias, me parecían fascinantes. Como el niño que mira embobado a un tigre enjaulado.

Culturas tan distantes, tan distintas, que me parecían mundos paralelos y en ese sentido, más que un pasado muerto y lejano, se me asemejaba a un pasado latente, escondido cerca, esperando que alguien descubriera una pista, un objeto o algo que provocaría que el pasado surgiera de las sombras como un huracán.

Total, que nos pensábamos que ser arqueólogo sería viajar a sitios exóticos para desvelar misterios antiguos, ligarnos a alguna chica y hacernos ricos a base de oro y piedras preciosas mientras nos persiguen sectas o tribus raras.

Nada de ponerse a estudiar como un cabrón durante años para luego acabar de encargado en la tienda de suvenires del museo.

Viajar continuamente, libre horario, liberado de ducharse y afeitarse, compinches autóctonos a modo de escuderos y/o guardaespaldas, alcohol, chicas…

Y lo mejor es que encima todos te verían como un erudito de armas tomar. Un tipo listo que se defiende bien con los puños y se las apaña con sus manos. Un aventurero. Uno de esos que dicen “Me basto y me sobro”.

Indiana Jones es sin duda el único, el inigualable e imbatible number one de los arqueólogos. Un faro para muchas generaciones.

Sin duda una de las mejores cosas que hicieron George Lucas y Steven Spielberg mientras John Williams ponía música. Y ahí con Harrison Ford, Karen Allen y todo un elenco de secundarios inolvidables.

Indiana Jones en busca del arca perdida fue la primera película y en ella, el profesor Jones es contratado por el gobierno estadounidense para que encuentre el Arca de la Alianza antes que los nazis ya que parece ser que existe y es como una megabomba.

Indiana pasa de creer las creencias en sí pero como buen historiador y arqueólogo, las estudia y trata de desenmarañarlas, así que picado por la curiosidad, por el interés de los nazis y por las cosas que les enseñan los americanos, acepta.

Indiana Jones creó ecos y eso estuvo bien, al menos para mí. No eran lo mismo pero sí, o al revés.

Como Richard Chamberlain en la mítica Las minas del Rey Salomón del gran J. Lee Thompson para la no menos grande Cannon Films.

Una adaptación de una novela perteneciente a la saga sobre el personaje de Allan Quatermain, que aunque realmente es un cazador en África, el tío se las ingenia para descubrir misterios y tesoros. Arqueólogo e historiador por circunstancias.

La historia es que a Quatermain lo contrata Sharon Stone en sus mejores momentos para que le ayude a buscar a su padre, que sí es arqueólogo.

Tú ahí, a tu bola con los africanos y llega una rubia cañón y te paga para que te vayas con ella a buscar a su padre que buscaba un tesoro… Ala, así sin más, sin retenciones ni impuestos ni facturas ni nada, calentito para el bolsillo.

¿Quién no querría una vida así?.

Luego vino Brendan Fraser con La momia que tampoco era arqueólogo, era soldado pero sin duda es el que más se ha acercado a Indiana Jones. De lejos pero el que más cerca de todos sus ecos.

En su momento la recibí con cierto desprecio ya que veía que Hollywood pretendía dar carpetazo a Indiana Jones y marcar un nuevo number one… Aparte, por los tráilers había visto una abominación que era momias moviéndose rápido y luchando… Finalmente me convenció.

El bueno de Brendan va por ahí de legionario por el desierto y les atacan unas momias y se encuentra con Rachel Weisz que es egiptóloga y los dos trataran de luchar contra ellas y averiguar qué está pasando.

Por último vino la versión femenina, Tomb Raider, sacada de los videojuegos. Yo no jugué mucho a Tom Raider, ni siquiera a la Play Station en general, me quedé estancado en el “Nintendo vs Sega”.

Pero si que el personaje de Lara Croft me atrajo desmesuradamente, aunque no tanto como esos que jugaban como locos y tenían posters de ella en sus cuartos. Fue el primer mito erótico poligonal, el inicio del “Sexo 2.0”.

Así que para interpretarlo tiraron del mito erótico del momento, Angelina Jolie y se montaron literalmente una película.

No estuvo mal, la verdad. Un poco mezcla de Indiana Jones, Batman y Misión imposible. Se puede ver.

En fin, al paso que voy no me va a quedar otra que ser el abuelete bonachón que es el que más sabe y la buenorra es alguna descendiente… Maldita sea.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Quiero ser..., Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , ,
  • Jacobo Ríos

    Venga ya! Tomb Raider??? Como te atreves a mencionar esa película, prefiero hasta Las Minas del Rey Salomón, como será mi mosqueo que mientras escribo estoy teniendo un Deja vu, algo me dice que no es la primera vez que te echo la bronca por algo así.

    Te guste o no, te ha faltado La Búsqueda, tanto la primera como la segunda están mejor resueltas que La Momia o que Indiana Jones y la Calavera de Cristal, que no la mencionas pero es de la saga.
    Incluiría hasta Stargate, pero bueno, creo que la has mencionado ya en ocasiones anteriores, tampoco hay que abusar.

    Lo de Tomb Raider añádelo a la lista de afrentas que tengo contra ti y tu blog.

    • Pse, te guste o no, Tomb Raider tiene su sitio, no tanto por ser una buena pelicula si no por el rollo de ser una adaptacion del primer icono sexual poligonal.

      De La Busqueda paso, me puse la primera y me dormi.

      Indiana Jones son solo 3 peliculas, no se de q me hablas.

      Y Stargate si que tiene rollo arqueologo pero qeda un poco en segundo plano(como la paleontologia en Jurassic Park), ademas de q ya comente sobre ella pero si, antes q “La Busqueda”, la incluiria,

    • Jacobo Ríos

      Ya hablaremos de cuantas pelis de Indi hay dentro de unos meses cuando Harrison vuelva a ponerse el sombrero…