Queen

No sé si se seguirá haciendo pero tanto en el colegio como en el instituto hacíamos el We will rock you de Queen muy de vez en cuando y emocionados. Eso sí, sin tener ni puta idea de qué grupo era la canción. En algunos casos frecuentes, incluso sin saber que era una canción.

Junto a la de Final countdown de Europe y el Eye of the Tiger de Survivor creo que son las canciones rockeras más conocidas y a la vez, más desconocidas.

Golpeábamos dos veces con los puños sobre la mesa y dábamos una palmada. Así hasta que nos cansábamos. Una vez me arranqué y me marqué un guitar air pero en seguida me frenaron dos o tres . “¡Así no es, no hay guitarras ni se canta!”.

¡Son los que cantan la peli de Flash!. “¿Qué?, ¿la peli de qué?… Ah, pero esa es para niños chicos…”. ¿Y nosotros qué somos, cabrón?.

La verdad es que era mejor que no supieran nada. Siempre había algún listo que decía que Mercury era mariquita, que la canción esa de los golpes y las palmadas estaba bien pero que si te gustaban más canciones, también eras mariquita.

No recuerdo exactamente cómo empecé específicamente a conocer a Queen ya que fueron el primer grupo que me gustó conscientemente, supongo que se lo debo a mis padres y a sus casetes y vinilos de todo tipo de música.

Evidentemente fui descubriendo y aficionándome a más grupos en paralelo pero Queen me llamó mucho la atención. Esos guitarreos, esa voz única de Freddie Mercury, esos coros, ese piano… Ese pasar de lo bello a lo contundente con un ritmo atronador…

Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, sentirá que se le erizan los pelos del culo con más de una canción mientras que con otras, se sentirá embriago y querrá cantar y bailar hasta quedarse afónico y agotado, dándolo todo. Creo que es el grupo idóneo para empezar a culturizar a un hijo en esto de la música.

La melancolía, la alegría, la soledad, el amor, la pasión, la amistad, la enemistad, la indiferencia, la victoria y la derrota son algunas de las emociones y sentimientos que el grupo supo transmitir y hacer brotar en el mundo entero aunque muchos no entendiesen el idioma de las letras.

Lo de descubrir que la canción tan molona de Flash era de Queen, resultó orgásmico para mí pero era algo que no podía compartir ni pregonar a los cuatro vientos por ese miedo que los propios niños fomentaban a ser o parecer homosexual o, simplemente, sensible.

Sin embargo, pronto vi dos de sus videoclips que me hicieron cambiar por completo mi actitud. El primero fue el de Bohemian Rhapsody. Desde el primer segundo me cautivó, atrapándome, sin ser capaz de apartar la mirada tan siquiera un instante y eso que la canción era larga. Empecé con la boca abierta y terminé pegando saltos.

El otro fue I want to break free, en el que Mercury sale travestido de sexy ama de casa, con su pedazo de bigote. Los otros también salían travestidos pero el que daba el cante(…) era él. Entendí que mandaba un mensaje claro acerca de lo mucho que le importaba que se metieran con él por ser mariquita; él era o quería simplemente ser libre y feliz y la opinión de la gente no es más que una prisión moral.

Me acuerdo que pensé que a mí me gustaba disfrazarme de superhéroe sin ser carnavales ni nada y que si al Freddie le molaba ponerse peluca y faldas ajustadas, pues nada, que le den al mundo entero.

Luego salía sin camisa y con unos pantalones de cuero negro ajustados, pegándose un bailoteo y dije “Coño, está bueno”. Luego pensé “Menos mal que no lo he dicho en voz alta, esto será un secreto que no contaré a nadie hasta que vaya camino de los cuarenta, tenga un blog y me importe todo una mierda”.

Eso sí, reconozco que las siguientes escenas en las que se pegaba refregones y bailes raros con gente en mallas y pintarrajeada me perturbó un poco.

El climax creo que lo alcancé cuando participaron en la banda sonora  de Los Inmortales. Aquella película me marcó de sobremanera, ya que reafirmó algo a lo que estaba llegando a la conclusión con las historias de vampiros, sobre todo las novelas de “Vampiros de Timun Mas”(próximamente), que la inmortalidad era una mierda porque significaba soledad ya que todos los que pudieras conocer o amar terminan muriendo.

Ya por entonces sabía algo de inglés y entendía eso de “¿Quién quiere vivir para siempre?”. Una pregunta retórica que me hacía replantearme hasta qué punto molaría ser un vampiro o un elfo.

Luego pasó lo de Barcelona´92 y se puso a cantar con Monsterrat Caballé. Aquello me descolocó un poco, como cuando todos hacíamos el We will rock you sin saber de dónde venía. Freddie Mercury, de gala… En España… No sé, en aquel momento no me cuajó.

No me importó, para aquel entonces ya tenía unas cuantas cintas y mi primera camiseta de un grupo, Queen. La primera también de mis camisetas de grupo en convertirse misteriosamente en varios trapos para limpiar.

Bicycle Race, All dead, Killer Queen, Somebody to love, Tie your mother down(incluida en la bso de Super Mario Bros), I want it all, Under Pressure, We are the champions, Who needs you?, Don´t stop me now, The show must go on

Queen molaba, Freddie Mercury molaba y, con los años, me di cuenta de que el que también molaba(mola) y mucho era(es) Brian May, la otra pata de Queen…  ¡El tío es astofísico, además de tó!.

Es una pena que Mercury muriera, un ser único e irrepetible, con sus luces y sombras.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , ,