Piratas 2.0

La Isla de las Cabezas CortadasJuegos de GuerraLos fisgonesHackersJohnny Mnemonic

wFoto011-Piratas_01     Siempre me ha hecho gracia la gente que intenta ver un paralelismo entre los piratas que navegaban en barcos y los hackers que navegan por la red. Siempre he pensado que para esa gente, Internet es como el océano: Algo que mirar tumbado en la playa sin ver más allá la superficie.

Los piratas no eran buenos ni simpáticos y raramente sabían reconocer más palabras de las que podían aparecer en un mapa o carta de navegación. Pendencieros, traicioneros… Y por encima de todo, lo que querían era oro.

Los hackers no son la evolución de nada. Los piratas que antes navegaban en barcos… Siguen haciéndolo, coño. ¿Es que nadie ve las noticias?, ahora van en embarcaciones más pequeñas y con metralletas.  Y más que navegar, hacen incursiones.

Siguen saqueando lo que pueden, matando si es necesario… Buscándose la vida porque no encuentran otra forma. No nos engañemos; si Jack Sparrow existiese en la actualidad, sería negro y flacucho.

Los piratas de ahora son los del Capitán Philips, que le pregunten a Tom Hanks sobre la relación entre hackers y piratas, a ver qué dice.

Muy por encima de La Isla del tesoro y de El Corsario Negro, la novela de piratas con la que flipé en colores fue En costas extrañas, de Tim Powers. La verdad es que me quedé perturbado la primera vez que la leí. En aquel entonces ya había empezado a leer “terror adulto” pero no conocía apenas nada sobre el vudú. Se puede decir que esta novela me abrió los ojos a dos cosas: La “crudeza” pirata y el vudú.

Crudeza que no encontré en la peli de El temible Burlón, con Burt Lancaster y su colega ese mudo barbudo que sale con él en varias pelis…  Pero tenía un rollo circense y robinhoodiano que molaba, como muchas de la época.

Disney puso toda la carne en el asador con Piratas del Caribe. Toda la maquinaria Disney más Johnny Deep… Poco que decir. No se pueden poner pegas. Salvo, claro está, que los piratas no son lo que son. Una evolución del rollo Burt Lancaster, más bien.

Pero más allá de Jack Shandy o Jack Sparrow, me gustaría haber sido William Shaw(Matthew Modine) en La Isla de las cabezas cortadas y compartir lecho y saliva con la belleza suprema de Geena Davis, la capitana pirata más sexy del mundo mundial.

Otra peli entretenidísima de ver, un poco Piratas del Caribe(no muy realista) pero creo que me gustó más. Elizabeth Swann es una mierda de pirata y de tía comparada con Morgan Adams. Pero vaya, que mucho no duraban las mujeres entre piratas.

Así que poco o nada tienen que ver piratas y hackers… Salvo la utilización de nombres y expresiones. Paralelismos lingüísticos. Me da pena la gente que busca o da por sentado una conexión directa.

Supongo que la primera vez que escuché eso de pirata informático/hacker fue cuando salió la peli de Juegos de Guerra, del genialísimo John Badham.

Yo ya había oído algo por ahí de chavales guiris que habían dado sustos a bancos y gobiernos con sus ordenadores pero por más que hice todos los ejercicios del manual de mi Amstrad Cpc 464, no tenía ni puta idea de cómo hacer nada de eso.

Me cagué en los muertos de todo cuando vi que Matthew Broderick tenía noseque mierda de ordenador en su casa que hacia llamadas de teléfono para cambiarse las notas de clase o jugar al ajedrez con otro ordenador que hablaba. Y yo jugando al Oh, Mummy.

Me di cuenta que tendría que esperar años para poder tener un ordenador como ese y que hiciera llamadas… La verdad es que me dio un bajón del que no me pude recuperar hasta que tuve mi primer ordenador con windows y un router que chillaba como un gorrino en una matanza. Un sonido exactamente igual que al cargar los juegos en mi Amstrad.

En fin, la peli supo estar a la altura de la tecnología del momento. No la cagaron aventurándose en cosas imposibles ni se inventaron superinterfaces gráficas. Mostraron lo que había. No en España, claro…

La trama, para los indecentes que no la han visto aun, es sobre un chaval que tonteando con su ordenador cree conectar con un ordenador de una empresa de juegos con el que se pone a jugar y descubre que es la primera inteligencia artificial y que controla todo el armamento estadounidense…

Ahí te sueltan más o menos el arquetipo oficial de hacker. Un chaval inteligente, sin muchos amigos, curioso y que parece entender las computadoras y sus comunicaciones como un campero el campo.

También muestra una variación o variante del hacking, el phreaking, que es hacer magia con los teléfonos. Llegar a una cabina y que te suelte dinero, llamadas gratis… Había todo un universo en la era pre-móviles.

Años más tarde llegó Los Fisgones, con un reparto de aupa(Robert Reford, Dan Aykroyd, River Phoenix, James Earl Jones, Sidney Poitier…) y unos personajes y trama genial. Y yo pensé “Ya sé qué quiero ser de mayor, hacker “retirado”, como Robert Reford“… Montar una especie de agencia de detectives, con expertos excéntricos y… ¡A facturar!.

Lo único que tendríamos que hacer es rechazar cualquier trabajo del Gobierno o de gente sospechosa chaqueada para no correr los peligros que Reford y compañía. Pero, claro, a una agencia de detectives con expertos de tal categoría solo la contratan gobiernos y gente sospechosa chaqueada.

Aquí sí hay una pequeña conexión entre piratas y piratas informáticos. Los gobiernos tienden a contratarlos. En el caso de los piratas, se llamaban corsarios. En el caso de los hackers, si utilizandan sus habilidades en perjuicio de otros(de manera autónoma o asalariada), serían unos crackers.

También las empresas contratan a hackers e incluso éstos terminan montando sus propias empresas de seguridad informática. Como todos saben.

Yo para aquel entonces ya empezaba a ser un buen lamer. Me descargaba “manuales” y echaba peleitas con scripts en el IRC, nukeando y floodeando al personal. Me pasaba por el canal y la pagina de Isla Tortuga siempre que podía…

Me creía lo más por “piratear” la conexión de otro para tener Internet pero como buen lamer, había sido por ingeniería social y no por conocimientos técnicos reales… Realmente no tardé demasiado en dejar de creerme astronauta y vi que era un aficionado a la astronomía.

Investigué sobre hackers famosos que finalmente habían cogido o se habían entregado… Como Kevin Mitnik . Husmeé cierta literatura a caballo entre la filosofía y manuales técnicos… E irremediablemente me topé con El manifiesto hacker

¿Pero qué mejor para llamar la atención sobre la temática hacker que un buen par de tetas?. Ahí está una jovencita Angelina Jolie en Hackers, vaya hardware. La peli es bastante fantasiosa pero, oye, ¡es lo que necesitaba!. Era un adolescente, había desatendido un poco mis hormonas y las pobres me pedían ya ese cambio.

El villano flojea un poco y tampoco es que se currasen mucho el tema informático, camuflándolo con múltiples animaciones, colorines y números pero bueno, es muy entretenida y sale una Angelina Jolie jovencita(¿lo he dicho ya?) que enamora…

Vaya, yo me enamoré de ella en esa peli y así se lo dije. Después de tantos años he logrado un “Bueno, si se muere Brad, me lo pensaré“.

En fin, quitando a la la mencionada y glorificada Acid Burn y a Warlock en La Jungal 4.0, mi hacker preferido es sin duda Jones en Johnny Mnemonic. Una película hiper-cojonuda protagonizada por el gran Keanu Reeves y en la que también intervienen Dolph Lundgren y Ice T… Cualquiera sabe que estos tres en una peli de ciencia-ficción es sinónimo de “obra maestra del copón”. Eso es así.

En esta peli, ambientada en los próximos años, Reeves es un correo humano de datos, llevando un pequeño disco duro implantado en su cerebro. Los que usan este tipo de servicios es porque quieren evitar los controles de la red por lo que es evidente que nunca es nada bueno. Asi que un buen día le encargan un trabajo que le sale mal por todos lados, teniendo que huir perseguido por la Yacuza y buscando un hacker que logre que no le estalle el cerebro.

Ahora, con el tema Anonymus, los hackers se han vuelto a poner de moda pero la gran masa, como siempre boba, no lo ha sabido asimilar y piensa que ser hacker es un movimiento. Que “ellos” filtran información secreta de los malos y nosotros la compartimos en las redes sociales…Realmente es el concepto que te sueltan en la peli de Hackers y en la mayoría de pelis que van de hackers.

Gente corta de miras… Gilipollas 2.0. Eso es solo la punta del iceberg. La superficie del océano…

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , , , , ,