No eres tú, soy yo

La invasión de los ultracuerpos – Los Tommyknockers – Han llegado – Cosas de marcianos – The Faculty

BlogOut_107wA todos nos ha pasado alguna vez que, de repente, alguien o todos a nuestro alrededor nos parecen raros, como si fueran otros. Hay muchos motivos por los que en algún momento la gente de nuestro entorno nos puede parecer extraña. Ruptura de pareja, un cambio de sexo, una secta… Pero también es cierto que en muchas ocasiones somos nosotros los que hemos cambiado y todos siguen igual que siempre.

Seas tú o sean ellos, la realidad es que sufrimos abducciones everywhere. También es verdad que muchos van por ahí corriendo en pelotas por el campo de noche, pidiendo a gritos que lo abduzcan. “!Llevadme con vosotros!”

Cita_107

Lo terrible es estos cambios raros en el personal suelen ser abducciones contagiosas ya que se comportan como un virus; infectan un cuerpo y lo utilizan para infectar a otros.

La política y la religión son los más peligrosos, no tanto en su propagación como en sus efectos devastadores y prácticamente irreversibles en los sujetos infectados.

Ya en otras entradas(como “Dejarme solo” y “La sociedad es la culpable”)he hablado de lo peligroso que es vivir tan socializados ya que enseguida, cualquier cosa se puede convertir en un apocalipsis, como un levantamiento zombie o un brote de “Infectados“.

Lamentablemente, la única solución para estar a salvo es hacerse ermitaño y lanzarle nuestros propios excrementos a todo aquel que se acerque a nuestra guarida porque el verdadero hombre recto no es solo el que no peca, si no el que evita las situaciones de pecado.

Las modas también son devastadoras. Hacen estragos. Algunos por suerte somos inmunes(por regla general) pero esto en el fondo no es nada bueno porque mientras todos están ahí flotando en una nube o con antorchas en la mano para quemar a alguien, tú estás en todo el medio sin saber de qué va la película pero tratando de poner cara de que si.

Me pasa con los hipster. Veo a alguno y tengo que esforzarme para apartar la mirada y aparentar normalidad. “’¡Hostia, ira, un jisper!” y azuzarle con un palo para que se aleje.

No sé si seré yo el extraterrestre o la gente o todos pero el caso es que últimamente, no sé, parece que estamos ahí más receptivos que nunca, ya sea la nueva política, las nuevas tribus urbanas o las nuevas series de televisión(véase “Los seriantes“).

No sé, a veces tengo la sensación de que voy a encontrarme unas gafas especiales con las que descubriré al ponérmelas que no todo el mundo es humano…

Ya en otra entrada comenté que creo que “Estamos solos” en el universo aunque si me diesen a elegir, preferiría que no lo estuviéramos.

El caso es que últimamente estamos sufriendo abducciones en masa más que nunca. Cada año brotan nuevos estilos de vida, nuevas tendencias y de la nada surgen ejércitos de todo y a mi casi todo me parecen estupideces, cosas de marcianos.

Supongo que marcó ver de niño La invasión de los ultracuerpos. Fue una de las primeras películas que recuerdo ver de este subgénero y consiguió aterrarme. Durante un año estuve observando al detalle a todos a mi alrededor. En alerta constante por si notaba cambios significativos en mis compañeros del colegio, mis vecinos o mi familia…

La película está basada en una novela de la que se han hecho distintas adaptaciones pero yo me quedo con esta del magnífico Philip Kaufman y con un reparto de lujo; Donald Sutherland, Jeff Goldblum, Leonard Nimoy, Brooke Adams

La historia es que unas semillas que vienen del Espacio, al caer a nuestro planeta, germinan y crecen unas vainas de las que salen personas idénticas a las que están en las cercanías y usurpan sus vidas, haciéndolos desaparecer…

Los Tommyknockers creo recordar que la vi en Tele5, “La pantalla amiga“. Está dividida en dos partes, como otras muchas adaptaciones del gran cagalibros Stephen King, y las emitieron en días distintos…

Aquí la cosa va de que en un pueblo hay enterrado un objeto presuntamente extraterrestre que emite luz verde y que parece controlar a todos los del pueblo. A todos menos al bueno de Jimmy Smits, que es un borrachín y esto hace que las ondas alpha de su cerebro estén en continúa distorsión. Ahí está el más puro Stephen King, justificando su alcoholismo aunque la cosa tiene sentido.

Total, que entre que me dicen que para salvarte de la sociedad tienes que beber y que me sacan a Marg Helgenberger en todo su esplendor(en cuanto estuvo en el videoclub, la alquilé para repasar algunas escenas), me flipó bastante.

La película de Han llegado me resultó bastante entretenida, de David Twohy y protagonizado por el gran Charlie Sheen.

Resulta que Charlie es un radioastrónomo que intercepta una señal extraterrestre pero antes de darse cuenta, se ve perseguido por “gente normal”(algunas de su entorno) que en realidad son alienígenas y no quieren que se descubra que están entre nosotros y que chatean con su planeta de origen.

Como digo, me resultó muy entretenida

Aunque para entretenida, la serie Cosas de marcianos, en la que unos extraterrestres que son un equipo de exploración, se hacen pasar por una familia humana. Aqui no lo hacen con mal fin y tampoco van infectando a la gente, simplemente cumplen la misión de investigar todo lo que puedan sobre los seres humanos, adoptando diferentes formas humanas y experimentando sentimientos y relaciones.

Un serie genial con la que me reía mucho. Con John Lithgow y Kristen Johnston y un jovencísimo Joseph Gordon-Levitt.

Sin duda la película que rompió todos los moldes fue The Faculty, de Robert Rodriguez. Tanto el mundo como yo creíamos que iba a ser la típica de terror juvenil, aprovechando el tirón de Scream y le echamos un ojo porque tenía un reparto femenino de aupa. Hombre, supongo que Elijah Wood y Josh Hartnett tienen su encanto y también está el gran Robert Patrick pero es que Laura Harris, Famke Janssen, Salma Hayek, Jordana Brewster, Clea DuVall… Me tiran más. Mucho más. Nunca se habian juntando tantas exs mias.

La historia es que un estudiante encuentra un bicho raro y se lo lleva a su profesor de ciencias que le dice que es una especie sin clasificar y lo echan a una pecera mientras se felicitan por su descubrimiento.

Pero al día siguiente casi todos los profesores actúan de una manera muy rara y poco a poco también los estudiantes.

Una película muy bien llevada y con unos efectos acongojantes. ¡Trepidante!.

Es curioso pero pasa algo parecido que en los Tommyknockers con el alcohol. En esta tienen que esnifar para demostrar que no son en realidad unos bichos alienígenas.

En fin, tened cuidado, están entre nosotros.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , , ,
  • Pingback: ¡Qué vienen los aliens! | Blogout()

  • Jesus Herrera

    A mi me pasa a menudo, unas veces soy yo el extraterrestre y otras el resto pero siempre hay extraterrestres jajaja Buena entrada!!