Nintendo Vs Sega

SegaNintendoMario SonicSuper Mario Bros ShowSuper Mario Bros

wFoto015-Nintendo_01Nintendo es crema, chavales. Mario le pega cuatro patadas al erizo de mierda y no se pincha. No cabe duda alguna. Por mucho que se le pongan los pelos de punta(y azules) a quien lea estas palabras. Estamos hablando de distintos niveles de consciencia.

Realmente Sega no está mal pero se dedicó a simplemente coger los juegos de las recreativas y llevarlos a las casas. No llegó realmente a aportar nada nuevo, simplemente a cambiarlo de lugar. Aún así, recuerdo fliparlo en casa de mi amigo Adrián aquellos primeros años de sus Master System 1 y 2. Yo tardé bastante en tener una videoconsola

¡Qué remedio!. Nintendo se centraba en EEUU y Japón, del resto pasaba. Las comercializadoras locales(de cada país) no tenían ni puta idea(aquí aún estaban flipando con las teles en color) y todo esto lo aprovecharon los viles de Sega para atrapar a todos los chavales. O casi todos.

La distribución y comercialización de Nintendo en España fue de pena, ¿cómo cojones iban a hacerlo bien si ni sabían lo qué vendían ni les importaba?. “Otro juguete para niños…”. Sega logró la hegemonía en España los primeros años…

Era una sensación apabullante el pasar de los Inset Coin´s jugando al Out Run, Shinobi, Altered Beast… Sentado en un sofá. Bueno, realmente en el suelo. Casi ningún padre solía dejar que una videoconsola le metiese los cables permanentemente a su sagrado televisor. Así que las consolas, cuando se conectaban, se sacaban primero de la caja donde estaban guardadas y se dejaban en el suelo y nosotros con ellas.

Tampoco ayudaba a alejarnos a la comodidad de un sofá la corta extensión de los cables de los mandos ni el tamaño de las pantallas de entonces… Eso de jugar cómodamente tirado a los videojuegos es de ahora, no de antes.

Es más, recuerdo haber jugado en muchas cocinas. Recluidos, exiliados… Pasando frío en invierno, rompiéndonos el culo en sillas chungas de madera. Pero daba igual, molaba. Esos primeros años me sentí como un drogadicto que se estaba poniendo hasta el culo y a todo el mundo le parecía bien. Mientras no molestase.

Grandes tiempos, grandes juegos. No lo negaré. Pero el cuerpo me pedía más, necesitaba otro tipo de aventuras.  La mayoría de los videojuegos de Sega se basaban en acción(como las recreativas) y como digo, necesitaba aventuras. Descubrir nuevos mundos y hacerme pajas mentales en ellos.

No era lo mismo jugar en un recreativo que en tu casa. En los recreativos estábamos siempre condicionados a los piques. Aparte que había un sofisticado equilibrio de poder. En los hogares todo era distinto. Necesitábamos una nueva generación de juegos. Ya no teníamos que desplazarnos ni dependíamos del tiempo/dinero…

Aparte, Sonic no tenía ningún carisma ni aliciente para mi, ni como personaje ni como juego. La triste verdad es que no mola una mierda. Pero no encontraba alternativas; no conocía a nadie con la Nintendo. Tuve que hacerme amigo de un chaval que no me caía muy bien para poder tener acceso a su Nintendo y poder valorarla. Ingeniería social.

Llegué tarde a tener videoconsola pero llegué bien. Mi primera videoconsola fue la clónica Nevir que aceptaba juegos de 60 y 72 pins. Traía un cartucho con 100 videojuegos y en el videoclub empezaron a alquilar juegos de la Nintendo, que le valían. Bien.

La primera y mejor “inversión” de mi puta vida hasta la fecha. Con dinero de ese que supuestamente te dan pero que guarda tu madre y tú nunca llegas a saber si realmente existe y pasa el tiempo, te vas haciendo mayor, aplicas eso de las matemáticas,  echas cuentas, conspiras con tu hermano y… ¡Queremos una videoconsola!.  ¡Si se puede!.

Poco a poco fui descubriendo al gran Mario Mario y a su hermano Luigi Mario(pasé muchos años pensando que el apellido familiar era Bros…). Una de las cosas buenas de Mario es que iban saliendo juegos “paralelos”, dándole más grosor como personaje.

Un buen día me topé con el Super Mario Show y tuve sensaciones encontradas. Por un lado me flipó ver a los hermanos Mario en carne y hueso(también en dibujitos) pero por otro, no me convencían para nada.

Los contenidos del “show” no estaban mal pero los presentadores… No se les veía con mala intención pero no dejaba de ser un cutrerío adulto. Esa misma sensación que tienes los primeros reyes que pasas cuando ya te has enterado que los Reyes Magos no existen y ves a tus padres o algún tío o tía tuyo haciendo el canelo contigo, como si no supieras nada…

Me indigné un poquito y me di cuenta que era porque ya me había construido una imagen de Mario, su mundo, amigos y aliados… “Lo estáis haciendo mal, coño”. Ya de pequeño apuntaba maneras.

Pero Super Mario era la base que necesitaba para realmente dar un paso evolutivo de las recreativas a un nuevo concepto de juegos en los que investigar sobre los personajes, sus relaciones, la trama… Implicarte.

Zelda, Castlevania, Metroid, MegamanVideojuegos demasiado largos para ir de 25 en 25 pesetas. Juegos para ir con calma y en los que los piques no tenían sentido.

Master System no tenía nada que hacer frente a la Nintendo(que no tuvo que sacar 1 y 2, como Sega), simplemente hizo tiempo para que Sega sacara la Megadrive pero, claro, no contaban con que Nintendo sacaría la… ¡Supernintendo!, “El cerebro de la Bestia“.

La Megadrive no se deshizo del todo del tufillo Master System. Era la misma mierda pero mejorada(buena mierda pero no excelente). Sin embargo con la Super Nintendo les dio por innovar por dentro y por fuera. Y les salió bien la jugada. Además, aquí en España por fin se espabilaron un poco y se dieron cuenta del negocio que se les venía encima…

La Super Nintendo se comió a la Megadrive con patatas del McDonalds. Aunque fuera de EEUU y Japón, los seguidores obcecados de Sega seguían siendo muchos. Gracias a eso, no se fueron al carajo. Le dejarían esa labor a la Sega Saturn.

Vendí mi Nevir y compré una Super Nintendo. Llegué tan tarde a los 8 bits como a los 16 pero igual de bien. Aunque el cambio fue a mejor, desprenderme de mi Nevir ha sido una de las experiencias más traumáticas de mi existencia. Y no, no me valdría buscar una por Ebay. Tenía que ser el mismo jodido aparato con su cartucho amarillo… Lamentablemente le perdí el rastro tras el tercer cambio de dueño.

Para entonces ya había salido esa pedazo de película que es Super Mario Bros. Si vale, tiene esa gran pega de que no es Mario (Mario) quien se liga a la princesa pero supongo que al hacer la peli querían hacerlo todo un poco más realista. Bob Hoskins Vs John Leguizamo… Esta claro, fatality.

Olvidándonos de eso, la película es cojonuda. Anuda la historia de Mario Bros, la completa e intensifica de una manera que nadie se esperaba. No es ya que le diese una explicación al juego, es que le da una explicación a toda nuestra jodida existencia. La mejor adaptación de un videojuego y punto. ¡Yeah!.

Pero donde realmente Sega quedó en evidencia fue en el duelo de las portátiles. Lo dio todo con la Gamegear. La verdad que todos esos juegos a color eran la caña pero la Game Boy con el Tetris logró imponerse sin despeinarse, hoy en día sigue peleando. Si, luego se paso al color pero luego.

Y ya para el remate de los tomates, sacaron la Sega Saturn… Con ella ya tiraron la toalla frente a Nintendo y pasaron a la Playstation, con gran acogida entre los canis/angangos…

La historia de Sega es la historia del Laser Disc y del Blu Ray… Futuros que no van a ningún lado. Engaños.

Como punto final, la música sin duda siempre ha jugado un gran protagonismo. Nadie tararea la música de Sonic, eso es así. Sin embargo, con Mario… No es ya el tema principal, también otros secundarios son conocidos y tarareados o silbados por millones de personas todos los años.

Al mear, al cagar, después de un polvete rápido, en un velatorio… En los lugares y momentos que menos esperas, ahí están los Mario. Alguien lo hace mientras lees esto. Se te mete en la cabeza como la canción del Tetris o la de las palomitas

“Dame un silbidito”.

Arrodillaos, segueros del mundo y despertad de ese falso sueño ya famélico. Sonic es el hijo de Espinete y Pitufina. Es lo que tiene refregarse por el mismo tronco del bosque. Degenerados.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , ,