Me basto y me sobro

Rambo – Comando – Desaparecido en combate – MacGyver

BlogOut_106wLas mujeres dicen que soportan mucha presión por los cánones y tópicos a los que se somete a su género. Como si los hombres no.

Hombres y mujeres somos iguales, salvo que los hombres somos hombres y las mujeres, mujeres(“Los niños tienen pene, las niñas, vagina” y todo eso). Luego están los gays, que también son iguales pero diferentes. Como ya comenté en una entrada anterior, yo soy Hombre, blanco, heterosexual

Si, ya sé que suena a rollo ario y toda es mierda pero como comento en la mencionada entrada, es que es eso; somos la única “combinación” que no puede decir que está orgullosa de lo que es sin que nos miren mal.

Cita_106

Me hizo mucha gracia un meme que vi hace tiempo en el que ponían a Barbie y a He-Man separados por una línea. En el lado de Barbie ponía toda una parrafada sobre los estereotipos y el mal que había hecho y hace Barbie, exigiendo –ya desde niñas- que las mujeres sean bonitas y perfectas, además de los roles familiares y comportamiento. En el lado de He-Man solo ponía en grande y en negrita “ESTE ES HE-MAN”.

Desde pequeños, los hombres nos liamos a tortas entre nosotros. No es que todos seamos violentos, basta que simplemente que uno lo sea. Yo por ejemplo, era pacifista de nacimiento pero tras varios recreos en el colegio, me vi obligado a responder con violencia por mera supervivencia. La verdad es que siendo hijo de maestra, con zapatos ortopédicos y nulo interés por el deporte era como si llevara una diana en la espalda.

En fin, lejos de querer justificar violencia alguna, la realidad es que incluso en esos primeros grupos de amigos se juega a pelearse, a darse puñetazos en los hombros, a vacilarse medio en broma, medio en serio… Como cualquier cachorro de cualquier manada…

De una manera u otra se nos graba en la cabeza que siempre puede haber alguien más fuerte que tú que venga a quitarte el bocadillo o simplemente a darte por culo y que solo podrás enfrentarte a él respondiéndole en su propio idioma.

Horas y horas de gimnasio… Hombre, todos no. Yo no. Pero eso no significa que no sienta la presión. Si fuese mujer, sería de esas que no se ponen tacones nunca… Casi nunca.

El miedo lleva a la ira, la ira al odio y el odio al Lado Oscuro… Lamentablemente tenemos mucha ira, seas hombre o mujer, como ya comenté en una entrada anterior, La ira que hay en mi(y en ti).

“Para estar en forma”, “para ligar más”… Al final somos presos del espejo igual que las mujeres… Presos del miedo en una guerra contra nosotros mismos y contra el resto del mundo. ¡Venga, todos al gimnasio!.

Ese miedo termina transformándose en ira y esa ira, en violencia. Mucha tensión que evoluciona de maneras distintas según la salud mental de cada uno. ¡A ver quién la tiene más grande!.

Sea como fuere hay una gran verdad y es que la violencia se suele parar con más violencia.

Ya lo dijo el gran filósofo Rambo, “Para sobrevivir a una guerra hay que convertirse en guerra”. ¡¡Yeahh!!.

La primera película de Rambo, Acorralado, comienza con nuestro querido protagonista en plan que se ha retirado, que pasa ya de la guerra, se pone a vagabundear por el país en busca de antiguos compañeros, sus únicos amigos(ya traté el tema Compañeros en una entrada anterior) pero todos parecen que han muerto.

En su camino llega a un pueblo en el que al sheriff le toca las narices que gentuza vagabunda vaya por allí, así que le hace la vida imposible desde el primer momento en que lo ve(va y lo encierra). El pobre Rambo se deja hacer y que lo mangoneen pero llega un momento que tiene un flashback con torturas que sufrió en la guerra y ya dice “Hasta aquí hemos llegado”.

Rambo se tira al monte y como es el mejor pues se hace su refugio, su ropa, comida… El sheriff, dolido, le quiere dar caza pero no lo consigue y a Rambo se le empiezan a hinchar las pelotas. Entonces tiene que venir el ejército entero para salvar al puto sheriff.

Una película sublime, que junto a Rocky, subió a Sylvester Stallone al Olimpo cinematográfico. Un detalle que muchos no saben(salvo los fans, claro) es que Rambo está basado en unas novelas.

Música de Jerry Goldsmith.

Otra encarnación de la versión estereotipada masculina de Barbie es, por supuesto, Arnold Schwarzenegger, que protagonizó Comando, que no deja de ser un Rambo bien avenido.

El bueno de Chuache, es un coronel retirado que vive(retirado) en el bosque con su hija.

Aquí la cosa es que secuestran a la susodicha hija para obligarle a hacer una faenilla(matar) en un país que ni le va ni le viene.

El amiguete tratará de aguantar el tirón pero al igual que Rambo, llegará un momento en que diga “Basta” y entonces muere hasta el apuntador. A base de ingenios y hostias.

Comando fue mucho más sangrienta que Rambo y, además, tenía humor negro.

Música de James Horner.

El trío testosterónico, modelos a seguir, lo cerraría Chuck Norris con cualquier de sus películas, como Desaparecido en Combate(por seguir el hilo de las guerras). Hay que tener pelo en la cara para ser un hombre.

Concluiré con otro modelo tóxico de nuestro género, con el que posiblemente más daño nos ha hecho y nos hace a los hombres. Paradójicamente un tipo nada violento y en contra de las armas.

MacGyver.

Si amigos, parecía tontene y simpaticón, pacifista y esas cosas pero en realidad vino a significar un yugo mayor que el de la fuerza física; la destreza y maña.

Después de él, ya no vale con saber cómo funciona el coche y cambiar una lámpara en casa, eso ya son mariconadas. Ahora, como poco, hay que saber montar cualquier mueble del Ikea sin instrucciones y que no cojee.

En fin, además de estar fuerte, hay que ser un manitas y desenvolverte en todo. Vaya, bastarte y sobrarte tú solo. ”A la mierda el mundo que yo lo reconstruyo en cero coma sin ayuda”.

Todos sufrimos la presión de querer ser imposibles, quizá porque soñamos con que podemos serlo y una fuerza interior nos empuja a ello. Queremos lo mejor, de nosotros mismos y de los demás y nos ponemos metas inalcanzables que guían nuestro camino, llamado evolución, que a su vez tuvo y tiene un principio animal. No trato de justificar nada, solo recalcar que todos somos unos animales.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , ,
  • Pingback: Stallone vs Schwarzenegger | Blogout()

  • Jesus Herrera

    Yeahhh! Cuanta razon!! Nadie habla del sufrimiento de querer ser MacGyver y quedarse en fan de bricomania xD
    No, ya en serio, es verdad que los tios tambien tenemos estereotipos nocivos, tios hasta las trancas de esteroides… Pero nunca nadie ha dicho na… En fin. Cosas.

    • Yo de pequeño creia que podria ser como Schwarzenneger “sin hacer na”, solo crecer…