Marte

Mision a Marte – Planeta rojo – Fantasmas de Marte – Los últimos días en Marte

 –

BlogOut.es_083wYa he comentado en más de una ocasión que me parece obvia la expansión del ser humano por el universo pero nunca he señalado nuestra primera parada: Marte.

No, lo de la Luna fue un ensayo. Un ensayo del ensayo pues ya estamos metiendo el hocico en Marte y es que Marte, a priori, no está nada mal. Está cerca y es más grande. Sin duda será al primer sitio donde nos traslademos si agotamos o acabamos con la Tierra. No porque reúna las mejores condiciones, si no porque está cerca y es más grande.

Cita_083

Es más que seguro que deben de tener por ahí ya más de un plan para colonizar Marte. Establecer ciudades con recursos propios que puedan sostener la sociedad humana. Vaya, seguro que ya hay diseñado hasta un spa y un campo deportivo.

Pero como con todo, vamos lentos y lo peor es que no vamos en plan “Lento pero seguro”… Ya no solo la tecnología, si no con la capacidad en sí de avanzar. Si no, no tendríamos que mirar Marte como un salvavidas.

El caso es que hay dos cosas que me desconciertan o deberían desconcertarnos a todos. La primera es qué clases de ensayos y experimentos estarán haciendo allí. La segunda es si allí hay algo ya.

Además, no es nada alentadora la etimología del nombre del planeta ni el de sus satélites Deimos y Fobos.

No sé, si la primera colonia fuese(que será) en Marte, pediría que me despertasen de la hibernación cuando tuviésemos alguna más lejos. Nada bueno nos espera en Marte.

Siempre ha habido una cultura temerosa hacia Marte, el planeta rojo, que Tim Burton supo sintetizar en su fantástica Mars Attack!. Nuestro mayor temor son los marcianos. O los marcianos mutantes, como en Desafio Total.

Cuando pienso que puede haber algo allí esperándonos no me refiero a algo tan drástico pero el final para nosotros viene a ser el mismo.

Tampoco algo con un significado trascendental, como en la peli de Misión a Marte, que parece que lo que encuentran es el monolito de Odisea en el espacio pero bueno, es de Brian de Palma y con un buen reparto. Esta entretenida.

Pues eso, la película va del tópico de la nave de rescate que va en busca de otra de la que se perdió el contacto y que parece ser que encontró “algo”…

Menos metafísica resultó Planeta Rojo y también mucho más trepidante. Resulta que hemos ido plantando unas algas especiales en Marte que estaban produciendo oxigeno para de esta manera hacer Marte habitable y cultivable pero después de varios años de proceso, repentinamente los niveles de oxigeno no solo paran de crecer, si no que bajan alarmantemente.

No se puede contactar con el puesto de control, así que mandan una nave a ver qué ocurre. A los pobres les pasa de todo.

Una película con bastante acción y con la premisa de que somos nosotros y nuestros avances incontrolados nuestros mayores peligros.

Un magnífico reparto, encabezado por la pareja Val Kilmer y Carrie-Anne Moss bien condimentados, como con Simon Baker(el Mentalista).

Y llegamos al peliculón de Fantasmas de Marte, del gran maestro John Carpenter y con Ice Cube y Jason Statham, ¿qué más se puede pedir?. Pues a Natasha Henstridge.

Esta peli si va más en la línea de lo que pienso pudiera estar esperándonos allí, llamémosle gas o demonios buscando cuerpos que poseer, el resultado es que los colonos en Marte han escavado demasiado profundo y todos comienzan a ser presa de una especie de infección o virus que los lleva a perforarse la piel y la carne con supuestos adornos y a matar a todo aquel que no esté infectado.

Un reducido grupo de no infectados entre los que se encuentran agentes de la ley y presos, tendrán que aunar fuerzas para sobrevivir. Infectados-poseídos, peleas, disparos, explosiones… Welcome to Mars!.

Termino con Los últimos días en Marte, una peli mucho más reciente pero que a mi entender, aglutina la esencia de todas las anteriores de una manera magistral.

La historia es que tenemos una base científica en Marte y allí pues cada equipo está unos meses y da paso al siguiente.

Cuando el grupo protagonista está a punto de recoger e irse, uno de los científicos cree haber descubierto algo importante y se niega a dejarle el mérito al siguiente grupo o a sus propios compañeros por lo que convence en secreto a uno más para que lo ayude y poder hacerlo todo rápido ya que implica desplazarse fuera de la base.

Como cabe de esperar, la cosa no sale bien. El científico descubre algo, sí, una sustancia pero un pequeño terremoto lo engulle y paralizan el relevo para rescatarlo.

Nada bueno sale de aquel agujero.

De nuevo, un reparto espléndido. Se ve que para las películas sobre Marte siempre hay que tirar de calidad.

Yo paso de Marte, ¡habrá planetas para elegir!.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , ,
  • Jacobo Ríos

    Marte no me dice nada, la próxima The Martian, es la primera que me atrae algo, aunque hay que decir que a Matt Damon ya le vale, siempre esperando que lo rescaten en un planeta desconocido, véase Interstellar, en la guerra, véase Salvar al Soldado Ryan, ahora en Marte… empiezo a pensar que se está encasillando un poco.

    De cualquier modo ya sabrás lo del “gran hermano” de marte, mencionado incluso en Big Bang Theory, el llamado Mars One, de hacerse realidad en menos de diez años no solo tendremos gente en Marte, sino que ya existirá el primer reality en el planeta rojo.
    Si tantos visionarios levantaran la cabeza y vieran que todos sus sueños de colonización espacial no valen más que cualquier programa de tele5…

    • Yo por eso paso, que me congelen y ya cuando estemos colonizando otras galaxias lejanas que me despierten… A ver si se acaban ese tipo de realitys… Ahora, eso si, si son como alguno de los que mencione aqui http://blogout.es/is-this-real-life/ me los grabas y me los dejas al lao de donde este mi cabina de criosueño.

      A Matt Damon ya lo salvaban en el Indomable WH y la verdad que si, empieza a resultar cansino. Todo lo contrario de Ben Afleck, que le sigue muy bien hacer de pijo… Como Bruce Wayne!! YEAHHH!!

  • Bien, John Carpenter está presente. Por ahora te libras… Por ahora!