Mamá, juego a Rol

Nadie conoce a nadieEl corazón del guerreroLa peligrosa vida de los altar boysExploradoresMuerte a 33 rrppmm

     Hubo una época en que decirle a tus padres que jugabas a Rol era algo así como salir del armario. Aunque contaras con su aceptación y apoyo, veías la incomprensión reflejada en sus pupilas. Algunos teníamos suerte, otros eran desterrados y desheredados.

Y es que por unos lamentables asesinatos y la ignorancia patria, los roleros, los frikis originales, fuimos perseguidos e incomprendidos desde el principio. Por ese orden.

Yo viví esa época. Ser friki antes no era como ahora. Si, suena a comentario de viejo pero es así. Antes tenías que currártelo y encima estaba mal visto. No mal visto de “Huy, ¡que pelos me traes!”, sino de “Eres adorador satánico y quieres matar gente(si no lo has hecho ya y no nos hemos enterado)”. Ahora, como mucho, es algo así “Ah, ¿qué eres friki?. ¡Míralo que gracioso!”.

Antes no teníamos nombre, no había definición para nosotros, al menos en español. Simplemente éramos “raritos”. Adolescentes sin mucho interés en practicar deporte o en salir de cachondeo. Alumnos que hablaban más con algunos de sus profesores que con sus propios compañeros.

Ahora puedes ser friki de una cosa u otra; ser un flipado del cine o de los videojuegos, de los manga, de las series…  Antes no era así. Podías decantarte por unas cosas más que por otras pero tu vida tenía que ser leer libros y cómics, ver películas y series, jugar a videojuegos, saber de fenómenos paranormales y tecnología…  Y todo ello te llevaba irremediablemente a jugar a Rol.

Antes ser friki englobaba muchas cosas. Ahora con llevar una camiseta de los Goonies lavada a la piedra y vale.

La mayoría teníamos que esconder nuestros libros, fichas de personajes y dados. Había quien se los tenía que dejar siempre a alguien porque en su casa no los podía esconder…

“Aparta que apestas”, fue lo que me dijo Marta en primero de BUP cuando le declaré mi amor. Bueno, no exactamente pero para el caso es lo mismo.

“Es que salir contigo me da cosa, como juegas a Rol y eso”. Quince primaveras tenía antes de escuchar esa frase, a partir de entonces empecé a cumplir fríos inviernos. Oh, Marta, maldita seas… Aún duele.

Muestra de la incomprensión o más bien de ignorancia y falta de interés, es la aborrecible Nadie conoce a nadie. Una película oportunista y pretenciosa, a la par de cateta. ¿Conocéis esa sensación cuando veis en pelis de Hollywood que sacan a España como una variante del arquetipo ya de por si bochornoso de México?. Pues exactamente la misma puta mierda.

A un rolero(un friki) se la trae bien floja como lo quieras pintar en una peli(villano, segundón patoso…), estamos muy por encima de eso, lo que importa es que lo hagas bien. Documéntate, cochambroso. No te montes tu propia paja mental de trama superguay y luego le eches por encima lo primero que cojas del cuarto de tu sobrino el rarito.

“Hola, no tengo ni puta idea de lo que es un juego de Rol pero os voy a contar la historia de un psicópata asesino que quiere matar capillitas con una partida de Rol”.

Si eres rolero y no has visto la peli, te la recomiendo para que entiendas las mentes cuadradas que tuvimos que sufrir(y de la que aún quedan vestigios). Recuerda que no es chachara de maruja, es una película española. Es arte. Es cultura. Hecha por profesionales. Esta es la visión de gente con un nivel intelectual de la media para arriba.

El corazón del guerrero es para mí la némesis de Nadie conoce a nadie. Gracias, Daniel Monzón. No sé si jugarás al Rol o si simplemente eres un profesional que hace los deberes. Quizás ambas cosas. Para mi que juegas, cabrón.

El visionado de esta grandiosa película, logrará quitaros el mal sabor de boca de antes. Repetir el proceso cuantas veces sea necesario.

En esta peli no solo sacan exactamente como puede ser una partida de Rol, también el tipo de jugadores. Chavales. Flipados varios. Algún guarrete, algún chulito… Como decía, nos da igual como nos pinten, mientras que nos pinten bien.

Los detalles están cuidados; desde los pósters del cuarto del prota hasta el colgante que lleva. ¡Esto es otra cosa, oiga!.

La trama además, buenísima. El eterno deseo de un rolero de que la realidad sea ficción y la ficción, realidad… No digo más, tan solo que Neus Asensi esta tremendísima. Si no habéis visto la peli, ¡corred insensatos!.

Una cosa muy típica de los roleros es dibujar nuestros personajes(Pj´s). Aunque no sepamos dibujar, lo intentamos mil veces. Hasta que nos sale algo medio decente o nos sangran los dedos. A veces hay suerte y entre tus colegas hay uno que medio sabe dibujar. En mi caso se llamaba Joaquín. Es entonces cuando las horas de clase se vuelven maravillosas, leyendo tiras cómicas recién hechas en las que sales tú, tus colegas, lo profes, alguna tía… Caracterizados de guerreros, superhéroes o cosas ridículas…

Eso es lo que en esencia vamos a encontrar en La peligrosa vida de los Altar Boys. La peli no va sobre el Rol, ni toca el tema pero cualquiera que vea la peli se queda con la sensación de que en los extras del dvd va encontrar escenas eliminadas en las que los chavales echan unas partidillas.

Aunque la peli solo toca una de las aficiones frikis(la pasión por los cómics), nos sirve perfectamente para ver esa clandestinidad a la que estábamos obligados(¡incluso los guiris!) por culpa de la ignorancia, incomprensión e intolerancia. Iglesia.

Un papel genial el de Jodie Foster, de monja amargada. Represora, reprimida. Ningún rolero/friki me negará que después de los chulitos de clase(…), nuestro enemigo natural más común son las mujeres adultas. Ni me gusta ni lo he buscado, pero es así…

Es una pedazo de película, superdivertida  y con partes en animación a cargo del grandísimo Todd McFarlane,  pero aviso que a pesar de tono general lúdico-festivo, es un dramón. Ahí lo dejo.

En la misma línea fue el magnánimo Joe Dante con Exploradores. Una película más vieja que la anterior pero ambientada en un período más reciente que ésta.

Un par de chavales flipados con las películas de ciencia ficción y los ordenadores, tienen una epifanía y deciden construir una nave espacial. Es una película sobrecogedora. Sublime. Si no la viste, no tuviste infancia.

Chicas, ¿queréis ver a Ethan Hawke y a River Phoenix de chavalines?. Esta es vuestra oportunidad.

Aquí pasa lo mismo que la anterior, parece que en cualquier momento alguno va a decir “¿Una partidilla al D&D?”. Vamos, el que la vea me dará la razón. Son como nosotros. El mal reconoce al mal.

Si en los Altar Boys, el rechazo e incomprensión viene principalmente de los adultos, en Exploradores son el resto de chavales. Si señores, por desgracia nosotros fuimos los primeros en sufrir el acoso escolar y nadie le importó una mierda porque éramos “raritos”. Muchos lo pasaron muy mal y otros tuvimos que abrirnos paso a lo Ender y partir alguna extremidad a alguno para sobrevivir.

Para mí, esta película es muy importante porque introduce la figura del aliado natural del friki/rolero. El heavy.

Y es que el heavy adolescente ha sufrido tanto como el rolero o friki. Ha recibido la misma incomprensión y desprecio, por los mismos motivos y por la misma gente(el mundo entero). Los dos grupos son señalados como sectarios que sacrifican niños al Demonio.

El pobre heavy, al igual que el friki, solo quiere que lo dejen a su bola. No quiere malos rollos con nadie, tan solo dedicarle las 24 horas a su afición y ya está. Pero como no quiere ser el más guay de la clase, también es “rarito”. “Vayamos a por el rarito”.

Pero el heavy auténtico, a pesar de bonachón, no es tan pacífico como el rolero. Al fin y al cabo son hijos bastardos de los Vikingos. Eso hace mucho.

La película es sencillamente una obra maestra. Algo así como El Corazón del guerrero pero en plan heavy destroyer en los 80 en EEUU. Con Ozzy Osbourne incluido.

Eddie es un chaval del que se burlan casi todos, su único sueño es ver a su ídolo musical… Daría su alma por ello. Resulta que para grata sorpresa, el grupo va a ir a tocar al pueblo de Eddie pero van y la palman. Las malas lenguas dicen que estaban haciendo un rito satánico y salió ardiendo la casa.

Casualidades de la vida, la última grabación del grupo llega a manos de Eddie pero… ¿Os acordáis eso de que los heavys y roleros somos amigos del Demonio?. ¡Pues es verdad!. ¡Es nuestro colega!. Otro incomprendido.

En fin, de la noche a la mañana pasamos de no tener nombre a compartirlo con lo más casposo de la televisión y, de sopetón, Día del orgullo friki. De ser temidos a ser considerados infantiles. Todo un cambio, sí.

Puede que seamos más, pero la esencia se ha diluido. La sociedad no puede con nosotros, así que nos engatusa para unirnos a ella. Aceptamos y nos diluimos aún más. Hablas con gente que se autodenomina friki y descubres que ni juega ni ha jugado a Rol, ni considera ciertas cosas sagradas.

Y esa carencia de fe, me resulta molesta.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , , ,