Maldita ciudad

Dark city – La ciudad de los niños perdidos – América Oculta – El misterio de Salem´s Lot

 –

BlogOut.es_042wLas ciudades, los pueblos, no son más que personas afinadas en un mismo espacio que crean un microcosmos, enredando unas vidas con otras. El buque insignia de la sociedad; terreno urbanizado con una serie de individuos que se establecen como sociedad que a su vez se relaciona con otras urbes en una maraña macrosocial.

Muchos hablan del encanto de tal ciudad o tal otra, de la personalidad de sus gentes, de su carácter… Supongo que eso en la antigüedad podría valer pero hoy en día no tiene valor alguno. Son pocos los que no se mueven de donde nacen, además, con la irrupción de Internet, con todo ese rollo de la Aldea gobal, la “contaminación” entre pueblos es incipiente.

wCita042-ciudad_01

Es como los equipos de fútbol, mucho llamarse como capitales de provincia pero luego no puedes hacer otra cosa que reírte cuando ves cuántos son realmente nacidos en la ciudad.

Es el proceso normal de la sociedad; normalizar todos sus componentes, igualarlos en la medida de lo posible. Lo mismo que pasa con las personas, pasa con las ciudades.

Aún así, todos se empeñan en sacar pecho por su ciudad. Llega la feria y todos dicen que es la más bonita y el mejor sitio para vivir… La sociedad sabe lo que hace y nos convence de que lo mejor es vivir en ella, en ciudades.

Es un poco tragicómico escuchar a un borracho hablar de su ciudad(de su barrio los más extremistas) como si esperasen que de repente el Rey o alguien así apareciera interrumpiéndole y diciendo “Tienes toda la razón, te invito a un copazo”.

Lo más socorrido es hablar de los numerosos artistas que han nacido o se han inspirado “allí”, como si no hubiera más ciudades en el mundo ni más artistas ni mejores… Con el paso de los años, por simple probabilidad, estadística y demás, todas las ciudades habrán parido grandes artistas, corruptos y deportistas.

Por mucho que nos empeñemos en decir lo contrario, vivir en sociedad, disuelve individualidades. Pasa con las personas, con los países y con las ciudades.

Las personas siempre se aglutinan en torno a ellas y sin darse cuenta terminan como las bandadas de pájaros, zigzagueando el vuelo al unísono, creyendo que cada uno va a su bola.

A veces ese ente abstracto que es la sociedad, toma forma en individuos tan malévolos como ella. Seres despreciables que no contentos de haberse vendido al sistema, se encargan también de utilizar a otros, jugar con ellos como si fueran juguetes.

En Dark City es lo que descubre John. Se despierta algo perturbado, entre otras cosas porque tiene amnesia y no sabe quién es ni por qué la policía lo persigue acusándole de ser un asesino en serie. Lo único que sabe seguro John es que toda la ciudad cae en un sueño profundo cada noche y que unos tíos realmente siniestros salen a cambiar cosas, personas y recuerdos de sitio…

John descubre que algo malo está pasando, toda la ciudad está siendo manipulada y él el primero. Pero sin duda lo que más le intriga es que nadie recuerda con exactitud cuando fue de día.

Una película sencillamente increíble, dirigida por el bueno de Alex Proyas y con unos magníficos secundarios como Kiefer Sutherland, Jennifer Connelly y William Hurt.

Algo parecido pasa en la Ciudad de los niños perdidos. Una extraña e industrializada ciudad inmersa en canales, vapor y niebla. Allí los niños están desapareciendo sin que nadie sepa que un malvado científico es el que los rapta para asegurarse la vida eterna.

El caso es que cuando desaparece el hermano pequeño del forzudo del circo(Ron Perlman), éste ira en su busca dispuesto a todo, incluido asociarse con una carterista de nueve años.

El científico es el amo de la ciudad y sus recursos parecen ilimitados, por lo que nuestros protagonistas sufrirán una odisea para liberarse de los yugos de la ciudad.

Una película con una estética y ambientación geniales, de la mano de Jean-Pierre Jeunet.

Pero para pueblo chungo, El misterio de Salem´s Lot. Un remake de una miniserie que causo muchas pesadillas, basada en una novela del gran cagalibros Stephen King.

En la peli, Rob Lowe es un escritor que vuelve a Salem para escribir e investigar sobre los asesinatos y desapariciones relacionados con una casa del pueblo que ocurrieron hace años. Pero unos peculiares comerciantes de muebles se instalan allí y las muertes y desapariciones vuelven a sucederse.

Sin duda parece que la ciudad tiene personalidad propia, una personalidad oscura y que como cualquier ente social, le chupa la vida, la sangre a los individuos para convertirlos…

Evidentemente, lo que causó la original en su momento no lo podría causar ningún remake(aún veo aquel niño vampiro flotando tras la ventana…) pero es una revision bastante digna, que intenta copiar literalmente más de una escena de la serie pero que tiene varios cambios con respecto a los personajes y con un reparto de lujo como Donald Sutherland o Rutger Hauer.

Y como última ciudad maldita, mi querida Trinity. La ciudad donde parece que el sheriff es el mismísimo diablo y que manipula a todos a su antojo. América oculta.

Ahí tenemos a Caleb, un chaval de diez años cuyo padre se ha suicidado y su hermana ha sido asesinada. Una prima viene al pueblo a hacerse cargo de él y ambos tratarán de descubrir qué se oculta tras las muertes de su familia y qué oscuros secretos los conectan con el sheriff ya que este parece estar muy interesado en tener una relación amistosa con Caleb.

La hermana de Caleb, vuelve como fantasma para advertirle y acompañarle pero no será el único espíritu ni entidad sobrenatural que se comunique con él.

Una serie más que inquietante y me atrevería a decir que algo tendría que ver su productor, el bueno de Sam Raimi.

Sin duda las ciudades, las sociedades, son el instrumento del diablo para hacer con nosotros lo que le venga en gana sin que nos enteremos la mayoría de las veces.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , , , ,