Los zombies me dan risa

El regreso de los Muertos vivientes – Mi novia es una zombie – Partys zombie – Zombieland – Memorias de un zombie adolescente

BlogOut.es_039wTodos llevamos un zombie dentro que alimentamos con nuestra rutina, nuestras costumbres y tradiciones. Hacemos las cosas sin pensar, arrastrando los pies, babeando y alargando los brazos en pos de lo que queremos.

Y nos trasmitimos ese virus de unos a otros. La religión, un equipo de fútbol… Entre amigos, de padres a hijos… Nos mordemos, nos infectamos y andamos juntos, aullando gemidos sin saber por qué, diciéndonos “Ven a la manada“.

Convertirse en zombie es muy fácil y no mola nada. Te pudres. Tú y tu cerebro degeneráis hasta el punto de apestar y supurar. Tan solo un pensamiento queda en tu última neurona, “comida”. Solo piensas en buscar ese alimento que te da vida y da igual si te enganchas una pierna y te partes por la mitad; tú seguirás, arrastrando tu pegajosa columna vertebral por el suelo.

wCita039-zombies_01

Eso es lo que hace diferentes a los zombies de Vampiros, lobos y otras mierdas. Nadie quiere ser un zombie… Es una auténtica mierda.

Sin embargo ahí han estado siempre, causando furor. Supongo que porque, en el fondo, enfrentarnos a los zombies es enfrentarnos a nosotros mismos. A la sociedad.

Descubrí a los zombies a temprana edad, como muchos, de la mano de Romero y lo pasé mal, muy mal. Una cosa era que te convirtieran en vampiro o en licántropo, que podía ser una putada pero si lo comparabas con convertirte en zombie… Eso sí daba miedo.

Aparte que los zombies son unos asquerosos, lo dejan todo hecho una mierda y se comen cualquier cosa. Cerebros, intestinos, un periquito…

Como decía, lo pasé bastante mal con Romero, así que decidí no tomarme tan enserio a los zombies. Por suerte llegó El regreso de los muertos vivientes, del bueno de Dan O´Bannon y me relajó enormemente con el tema.

Una película cachondísima que puso de moda eso de “Cerebross…”. El tema es que hay unos barriles con un contenido tóxico y secreto que van a parar a un pueblo por accidente y terminan abriéndose de igual modo, vertiendo un gas que revive a los muertos y a los vivos los hace enfermar hasta morir, para revivir… Y lo único que los mantiene con vida en esa no vida es comer cerebros vivos.

Como ya he comentado aquí, crecí al lado de una base militar llena de americanos por lo que eso de que se dejasen por ahí un barril de eso era(y es) un hecho más que factible.

Una peli genial con unos efectos especiales que te cagas. La segunda parte es igual de recomendable. Ya a partir de la tercera peli, me pierdo un poco.

Años más tarde llegó cruzando el Mediterráneo desde Italia la obra maestra Mi novia es un zombi(Dellamorte Dellamore / Cementery Man), protagonizada por el magnífico Rupert Everett.

En ella, Francesco(Everett) es el guardián del cementerio de un pueblecito de Italia cuyo único coleguilla es una mezcla de Igor y Fétido Adams. La historia es que resulta que desde hace un tiempo, todo al que se entierra, revive como muerto viviente y el bueno de Francesco lo re-mata y no dice nada para no alarmar al personal. No tiene ni idea de qué está pasando y por el momento, prefiere ser el único que piense que puede estar empezando el Apocalipsis o algo asi.

Todo va bien hasta que se queda colgado por una viuda en el funeral de su marido, se la tira, muere, la entierran y revive… “Daría la vida por estar muerto”. Una de las mejores frases que he escuchado en mi vida.

Pero para revolución en el humor con zombies, Shaun of the Dead (Zombies party), que puso el foco sobre Edgar Wright, Simon Pegg y Nick frost.

En ella, Shaun es un aburrido vendedor en un Londres aburrido, inmerso en una sociedad en la que todos actúan mecánicamente. Un apocalipsis zombies no cambiaria mucho las cosas. De hecho, el apocalipsis zombie comienza pero Shaun tarda un tiempo en darse cuenta y cuando lo hace, lo único que le preocupa es reconciliarse con su novia. Como si lo de los zombies fuera algo que está pasando de fondo, sin importancia.

Decir que es una película redonda y cojonuda se queda corto. Sublime en todos los aspectos, llegando a parodiarse a sí misma magistralmente.

Me gustó tanto, que corrí a lo loco en cuanto salió el dvd y pude comprarlo. Cometí el error de dejarlo.

Con Zombieland también me reí bastante. En ella el argumento es tan simple como que es el apocalipsis zombie y un grupo de desconocidos marchan juntos buscando un lugar seguro. Ahora bien, son Woody Harrelson y Jesse Eisenberg, un paleto y un friki junto a dos hermanitas que son para echar de comer a parte.

Juntos tratan de buscar ese lugar seguro, donde quizás establecerse pero todo parece estar infectado de zombies que combatirán contundentemente con una serie de reglas y armas, claro.

Como super aliciente, sale Bill Murray interpretándose a sí mismo. ¡Bill Murray sobreviviría a un ataque zombie!, ¡claro que sí!.

Con la última que me eche unas risas fue con Memorias de un zombie adolescente. Basada en la novela del mismo nombre(en inglés) que no me he leído. Al principio ni quise verla porque pensé que iba a ser algo en la línea de Crepúsculo(más asqueroso, si cabe por aquello de ser zombis) pero me la puse un día y descubrí que era una parodia de todo aquello.

La verdad es que te partes porque es el romance entre un chico zombie y una chica normal y el rollo es que aunque no lo parezca, los zombies tienen sus vidas, sus inquietudes y sus cosas. Si en Shaun of the Dead hacían ver que las personas son zombies, en Memorias de un zombie adolescente, hacen ver que los zombies también son personas.

Le sacan bastante puntilla al tema que ya sacó Romero en La tierra de los muertos de que los zombies, con el tiempo, podían aprender, recordar…

Papel especial del maestro John Malkovich, haciendo de padre preocupado.

En fin, los zombies pueden ser divertidos pero son una puta mierda. A más de uno le fliparía que el apocalipsis zombie llegara pero pensarlo… Todo lleno de vómitos, heces y tripas podridas… Un hedor que impregnaría todo el planeta y moscas revoloteando por todos lados. Charcos de meados y familiares y amigos arrastrándose desmembrados… ¿A qué enfermo puede molarle eso?.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , ,