Las bragas de la chica

DráculaStardustScott Pilgrim contra el mundoLa princesa prometida

BlogOut.es_021w2Si hay algo que marcó un antes y un después en mi preadolescencia fue cuando en Bola de Dragón, Oolong pegó un brinco para pedirle al Dragón “las bragas de la chica”, desconcertando a todos. Personajes y espectadores.

Los segundos de silencio que le siguieron se convirtieron en minutos en mi cabeza. Creo que simplemente me cortocircuité. Durante esos minutos de silencio también hubo una oscuridad… Supongo que tanto cortocircuito obligó a mi sistema nervioso a reiniciarse.

Y de repente, entre la oscuridad y el silencio, aparecieron flotando majestuosamente unas bragas blancas. Las bragas caen del cielo de la noche y el Dragón desaparece… Y así salvan al mundo de los malos.

Le echan un poco la bronca a Oolong por cómo ha desperdiciado ese deseo que todos esperaban usar pero él, feliz de salvar al mundo y de conseguir las bragas de la tía buena que no se va a tirar, coge y se pone las bragas en la cabeza, como si fuera una especie de pasamontañas.

wCita021-Bragas_01

Fue en ese preciso momento cuando lo entendí todo. Desde el girar de planetas y galaxias hasta el olfateo mutuo de culo de los perros. Visualicé en un segundo todos los libros de filosofía, biología y psicología que leería con los años. Incluso todo el porno de Internet. Y algo de poesía.

Entendí que el camino del hombre heterosexual es duro pues rara vez consigue la chica que desea y, la consiga o no, después de superar numerosas pruebas y peligros y hagamos lo que hagamos, siempre quedaremos como un cerdito que olisquea unas bragas.

Pudiendo elegir cualquier cosa del universo, elegiría sus bragas. No poseerla(contra su voluntad) ni cambiar de físico o economía para poder seducirla(y poseerla). Pediría algo íntimo y delicado, algo limpio y purificado por el Dragón. No pediría fotos en bolas de la susodicha. Ni bello púbico(…)…

Y yo lo entendí perfectamente, cabrones. Vi un jodido romántico donde todos señalaban a un cerdito guarro. Oolong era un valiente que no renunciaba a sus principios. Desde el respeto. A su manera.

Había soportado toda la puta epifanía de Goku por ver si pillaba cacho y al final, mierda para él. Sólo quería un premio de consolación por todo el sufrimiento padecido en pos del amor.

Y es que así. Ya puedes ser el conde Drácula con toda la cara de Gary Oldman que como intentes trajinarte a Winona Ryder sin éxito, al final serás un monstruo pervertido al que hay que cortarle la cabeza. Y encima como si te hicieran un favor.

Ahí está el pobre Drácula que después de darlo todo por Dios va su parienta y se suicida por error(…). Como por suicida la mandan al Infierno pues el coge y decide convertirse en el más malo del mundo mundial para que lo condenen a él también.

Pero va Dios y lo condena en vida; lo convierte en vampiro y blablablá. Y el pobre Drácula… Bueno de pobre no tenía nada y en verdad era un hijo de puta.

El caso es que después de un par de siglos siendo la personificación del mal demoniaco en la Tierra, encuentra a la que parece ser la reencarnación de su amada.

Hombre, siendo Drácula, a mí siempre me ha entrado la duda de que en verdad lo de la reencarnación era una paja mental del conde, que ya chocheaba. El tipo, claro, con sus poderes hipnóticos pues… “Es ella reencarnada, si no me creéis preguntarle a ella”.

Sea como fuere, Drácula le echa un par. Viaja en barco(¿os hacéis una idea de lo peligroso que es para un vampiro viajar?), dejando su mega castillo y a su trío de buenorras de Satán solo para decirle a Winona que es el amor de su vida.

Pero no, el tío es un degenerado, un monstruo que merece la muerte.

Me encantó esta peli porque me pareció más fiel al libro que otras. Para mí, la historia de Drácula siempre ha sido una historia de amor. Muchos dicen que no, que es de terror. Bueno, no hay mucha diferencia.

Para terror el que pasa el pobre Tristán en la novela/película Stardust. El chaval vive en el pueblo de El muro, que se llama así porque está pegado a un muro de piedra que separa nuestro mundo del mundo mágico.

Nadie osa cruzar sus fronteras y todos parecen temer lo que alberga el bosque, hasta tal punto que tienen siempre a un centinela en la única abertura del muro para que nadie se adentre accidentalmente.

El asunto es que Tristán está que no caga por una chica pero la chica pasa de él un poco bastante. Para quitárselo de encima, una noche que ven como cae una estrella fugaz en el horizonte, más allá del muro, ella le dice que si le trae esa estrella, se casará con él.

Y Tristán se lo toma en serio y se va a por la estrella. ¿Qué, cómo te quedas?, pues ni comparación de cómo se queda el pobre Tristán cuando vuelve.

No puedo hablar más de la trama sin desvelar cosas, tan sólo que aquí volvemos a encontrarnos con el síndrome de Oolong; un chico deseando algo a priori absurdo por una chica y quedando de gilipollas a pesar de las calamidades sufridas…

Como se suele decir, el libro me gustó más. Neil Gaiman es un escritor cojonudo y además le gustan los gatos. La novela es muchísimo más oscura y sombria, casi que la llego a considerar de terror. Me cagaba cada vez que salían los espíritus hablando.

Además, como de costumbre, se han quitado personajes y eliminado cosas importantes. Como el tono “hombre despechado” que empapa toda la novela y que algunos llaman misógeno y se tiran de los pelos.

La película, si te olvidas del libro es sumamente entretenida y con un reparto de infarto.

Pero… ¿Y qué mayor odisea que tener que enfrentarte a la Liga de los 7 malvados exnovios de la chica que te gusta para poder salir con ella?. Esa es la historia de Scott Pilgrim contra el mundo.

La verdad, vi la peli antes de empezar con los comics(muy mal por mi parte) pero me resultó una película revolucionaria a muchos niveles. La dirección y la pospo es una pasada. Un montaje vertiginoso.

La cosa es que ahí tenemos al bueno de Scott; un tío que a pesar de todo, mola. Está yendo de flor en flor, cuando de repente aparece Ramona Flowers en su vida.

Si no tenía bastante con tener que deshacerse de su última conquista, una “colegiala” psicópata china, todos los ex de Ramona lo retan en duelo(a hostias). Y la cabrona de Ramona, tan pancha. “Es lo que hay”.

En fin, pues nada, ahí va otro chico en busca del amor que a cambio recibirá un tormenta de golpes y situaciones que lo dejen en ridículo para, quizás(solo quizás) conquistar del todo a su amada.

Y es que ellas no dejan de decir que somos unos simples, que siempre estamos pensando en lo mismo, que si no le contamos nada, que si no bajamos la tapa…

Pero la realidad es que ahí estamos, sacrificándonos en las sombras. Recibiendo castigos en vez de premios.

Colombo se lo trató de explicar a su nieto, el de Aquellos maravillosos años, cuando le contó la historia de La Princesa Prometida.

La historia de una chica medio noble que medio le gusta su criado, sobre todo porque sabe que a él le gusta del todo y no se atreve a decir ni mú.

La cosa es que Buttercup(la chica), es un poco perra y putea a Westley(el chico). Pero bueno, solo un tiempo. Luego terminan liándose y Westley decide que tiene que partir para poder hacer fortuna y así poder casarse con ella. Un hombre no puede ser un mantenido.

Pero el barco en el que se va es atacado por el barco del pirata Roberts que no hace prisioneros…

Así pues, pasa el tiempo y a pesar de que él prometió que pasase lo que pasase, volvería, ella se ha prometido al príncipe que es un capullo que no lo quieren ni sus padres.

Pero un día antes de la boda, la raptan con intención de matarla. ¿Y quien acude a rescatarla?, pues el pirata Roberts que resulta ser Westly. No os preocupéis que no es un spolier, estamos ante un caso muy parecido al de ClarK Kent/Superman.

El adjetivo “entretenida” se queda corta para esta majestuosa película con los mejores personajes secundarios del mundo.

Esta historia viene a sentenciar que para conquistar a nuestro amor debemos dejar de ser unos piratas, culturizarnos y refinarnos. Total que somos unos cerdos.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , ,
  • Cecínica

    Por no hablar de ese gran héroe, Chicho terremoto, cuyo bote de espinacas son las braguitas blancas de Rosita http://1.bp.blogspot.com/-oO5zkutY1uo/TjZ7yQnbvTI/AAAAAAAAJSY/a4dpc-DALno/s1600/Chicho_TerremoTO.jpg “para conquistar a nuestro amor debemos dejar de ser unos piratas, culturizarnos y refinarnos”? Jamás, cuándo aprenderéis… a las chicas nos gustan los malos, ésa es la historia de siempre, mira si no qué preciosa The perks of being a wallflower, que no se por qué me ha venido a la cabeza leyendo tu post. Siempre es así, lo siento. http://emilykazakh.files.wordpress.com/2013/07/the_perks_of_being_a_wallflower_2012_1080p_kissthemgoodbye_net_0956.jpg

    • Lo de pirata, culto o refinado no tiene nada que ver con que si es bueno o malo. Vease Dracula. Aqui de lo que hablo es de las aventuras y desventuras que un chico tiene que pasar…

  • Jacobo Ríos

    Has mencionado varias de mis películas favoritas, las cual como tú, considero de amor más que terror o aventura incluso, esa es la parte secundaria.
    Todas ellas grandes adaptaciones dentro lo que permite el formato cine en poco menos de dos horas, el caso de Scott por ejemplo había leído parte antes de la peli y la otra parte después, pero no me defraudo para nada aunque el cómic es inmejorable.

    Como ha dicho Cecínica, “a las chicas le gustan los malos”, ya lo demostraron con Miguel Angel Silvestre en “Sin tetas no hay paraiso” que desde que hace de buenazo en “Velvet” no lo quieren ni en su casa a pesar de ser la misma persona.
    Y es que en definitiva no es ni lo uno ni lo otro, si no todo.

    Con bien dice Hector, hay que refinarse, y ocultar un poco al cerdo, pero sin dejar de serlo, en otras palabras, crear un personaje, un Pirata Robert, un Drácula, o sacar lo mejor de ti dando un aura de personalidad.
    Las chicas se enamoran del personaje, no del actor.

    Si Johnny Depp les gusta es porque ha sido Edward, Jack, o Don Juan de Marco, pero ninguna se sintió atraída por Tonto (Llanero Solitario), Ed Wood, o El Sombrerero, y mucho menos como Barnabas (Sombras tenebrosas).

    Las chicas necesitan un personaje, hecho a su medida, y sin ser ni dejar de ser un caballero. “No nos gustan que os peleéis con otro tío por celos, pero ¡Ay de ti! si no me defiendes de uno que derrame su vaso sobre mi sin querer”.
    Al fin y al cabo, quieren un malote que crean que puede cambiar, o un buenazo que las circunstancias lo han vuelto malote.
    Llega a dar igual el físico, la inteligencia, e incluso el dinero, si el chico es capaz de convertirse en lo que ellas creen que esta por encima de lo normal, y de paso se les hace un poco inalcanzable.

    De todos los ejemplos que has dado Oolong es el más listo, a la par que conformista y vago, ya que para que va a enfrentarse a un demonio y matarlo para salvar al mundo, o matar al mismo dragón si hace falta, todo ese esfuerzo para conseguir mojar la cola enroscada, ¡No! rotundamente no, es demasiado esfuerzo, mejor se alía con el dragón y le pide las bragas, que no será lo mismo que meterla en caliente, pero le saciara el calentón cada vez que le apetezca, sin excusas ni horarios, y tras eso quedará libre del malévolo hechizo de la entrepierna femenina, al menos durante 10 minutos en la adolescencia y un poco más con el paso de los años, aunque siendo sinceros nunca dejaremos de añorarlas por más de 30 minutos.

    La moraleja está clara, si eres vago y primario, ve a lo fácil como Oolong paga con siete bolas lo que quieres conseguir, por el contrario si quieres algo de verdad tendrás que convertirte en el personaje lleno de matices que ellas adoran.

    • Hay 2 cosas diferentes en todo esto. Por un lado, lo que los chicos tienen que hacer y, por otro, lo que las chicas prefieren. Sea como fuere, estas dos cosas convergen en un mismo resultado; cuando un chico se interesa por una chica siempre tendra que A-Cambiar, B-Realizar algun tipo de sacrificio o C-Las 2 opciones son correctas…

      Lo que nadie advierte es que aunque hagas esas cosas que te exigen, no tienes porque llevarte premio. Al menos el que quisieras. De ahi los pagafantas.

      Y mientras tu te sacrificas segun las instrucciones que te han dado, ¿que hace la chica?, pues vease las peliculas aqui citadas… Absolutamente nada, ni tan siquiera un minimo de preocupacion.

      Esta en nuestra naturaleza; espermatozoides desorientados dandose cabezazos contra un ovulo impasible…

      A las chicas no es que les gusten los malos, les gustan los buenos pero que se conviertan en buenos por ellas.

      Tomemos las pelis de ejemplo:

      -Dracula, no cambia, lo matan.
      -Tristan, es un buenazo, pasan de el.
      -Scott, es un cabronazo, moja el churro.
      -Wesley, cambia por completo, mocha el churro y se casa.

      Visto lo visto, esta claro que Oolong es el mas listo pretendiente de todos. Si fuesen empresas, seria la que mayor beneficio saca con el minimo de inversion… ¡Todo un crack de las finanzas amorosas!.

    • Cecínica

      qué va. En el momento en el que se vuelva bueno, la chica se aburrirá y lo dejará por otro, antes o después. En el caso de Westley 100% de seguridad, sólo que la película no lo cuenta.

    • Jacobo Ríos

      Lo del malote hasta la muerte no existe realmente.
      Hay épocas, y lo que a una chica vuelve loca con 19 años, con 24 le causa repulsión.
      Que un chico de vidilla no es necesariamente que de conflicto, si no que haya una capacidad de diversión y pasión vigente en la relación, sin necesidad de ser malote.

      Como ya he dicho, estoy con Hector en esto, es necesario crear un personaje para triunfar, lo cual lleva esfuerzo, pero cuando el personaje se convierte en realidad, caso de Wesley, ya molas por ti solo, y la atención de otras hembras a tu persona hace que se refuerce la relación que te interesa ya que las chicas queréis lo que las demás quieren.

    • Juan Pedro Betanzos

      ¿Le preguntamos a Tara por Jax Teller, a ver qué opina? ;od

    • del tiron!!! xD

    • Cecínica

      Mi teoría es que, una vez superada la necesidad de buscar “al más fuerte” con el que reproducirnos, ya que físicamente no necesitamos que nos protejan de los mamuts ni de que otros hombres nos roben arrastrándonos de la cabellera, buscamos dentro del ámbito en el que nos movemos, “el mejor”.

      Es decir: si soy una cani de barrio, buscaré el más chulito, el que esté más morenito, el de la camisa con más escote y si encima ve hombres mujeres y viceversa con el que poder comentarlo, mejor que mejor.

      Si lo mío son los deportes, me gustará de entre la gente conocida el que más deporte practique, o el que mejor los practique, o el que practique el mismo que yo…

      Si lo mío es ser florero, buscaré una camisa azul de rayas, un chulazo que se quede muerto con mis mechas rubias y mi saber estar y que sea de farmaceútico para arriba…

      Efectivamente, a las chicas nos importa el físico infinitamente menos de lo que pueda parecer y no liga más el guapo, ni el fuerte, sino el que más sabe ligar y en eso consiste ser un malote, en la picardía y en hacer reir también, por qué no…
      Lo del personaje por encima del actor me ha parecido muy interesante, porque estar entre el top three de carisma, debe ser muy cansado y más de uno se relajará al sentirse cómodo con una chica, se apalancará en el sofá, …. (SONIDO DE BOCINA: PBEEE, error), la chica acabará aburriéndose si no le dan vidilla… sobre todo si lo que le gustó en un inicio fue el aura de malote.

      Pero no nos desviemos… como ya me apuntó Don Héctor quisquilloso, el tema no va de ser malote o bueno ni de lo que nos gusta a las chicas, sino de las cosas que tiene que hacer un chico para conquistar a la mujer de sus sueños… mientras, como dice, ella no hace nada… convertirse en vampiro? luchar contra exnovios? escribir un blog? cualquier cosa es capaz de hacer un hombre por amor, eso es una verdad mayúscula, mientras, simplemente, ella seguirá prefiriendo al malote. No es que ella no haga nada, es que a ella le pone el malote. Pierde tu aura de villano y de independiente y habrás perdido la guerra para siempre….

      Por otro lado, las chicas hacemos tb muchas cosas bochornosas por llamar la atención del que nos mola, cuando a lo mejor, bastaría con una buena barra de labios y una sonrisa permanente, who knows… de esto ya no puedo opinar.

  • Jesus Herrera

    Oolong, todo un romantico!! Si señor!! xD

  • Pingback: Sois todas unas brujas | Blogout()

  • Pingback: Bola de Dragón | Blogout()