La Muerte

Cuenta conmigo – Linea mortal – La memoria de los muertos -Tan muertos como yo

BlogOut.es_068wEl hombre creé en los fantasmas desde que es hombre. Me imagino a ese troglodita mirando el cuerpo muerto de otro, dándole vueltas a lo poco que tenía en la cabeza, preguntándose porqué su colega estaba tranquilamente haciendo el troglodita y ya no.

Volviendo al lugar donde yacía su amigo cada día, viendo como a poco se descomponía y desaparecía…

Sin entender muy bien qué era eso de la muerte, fue muy fácil conectarlo con otras cosas que no se sabían explicar, como el viento, el Sol, la lluvia o los ruidos en la noche; había otro lado, un más allá que los mortales no podían ver ni tocar porque no estaba hecho de materia.

Cita_068

Platón trató de racionalizar esto un par de puñados de miles de años después, con su Mundo de las Ideas. Pero para ya para entonces la cosa se nos había ido de las manos, incluso a él.

El caso es que aún hoy en día nos cuesta comprender o aceptar que no haya nada más allá. Que una vez muramos, dejaremos de existir y no quede nada de nosotros. “¿Cómo va a ser eso, hombre?. ¡Algo tiene que haber!”.

No digo que no, de hecho, de algún modo creo que necesito creer pero aún no he visto pruebas de ello. Me pasa un poco como con los extraterrestres, tema del que ya hablé aquí.

Sea como fuere, la muerte es un hecho y si hay algo tras la muerte, si hay una más allá, creo que sería algo más anárquico y no como lo plantean la mayoría de religiones.

Lejos de la morbosidad, siempre me ha llamado la atención la muerte, qué pasaba con nosotros cuando moríamos. Tuve mi época de investigación, incluso de la búsqueda de experiencias, no en plan psicópata de matar a ver qué pasa, si no en plan buscar fantasmas. Sin resultados.

Supongo que a todos nos marca ese momento en que comprendemos qué es la muerte porque alguien conocido o cercano muere.

Pero como con todo, en el fondo necesitamos verlo con nuestros ojos, como ese troglodita que observa a su amigo, intentando ver o comprender dónde ha ido.

Es lo que les pasa a los chicos de la gran película Cuenta conmigo; viven en un pueblo así apartado y se enteran de que hay un chico muerto cruzando el bosque. Ninguno ha visto un muerto antes y piensan que si lo encuentran, quizás les den una recompensa o algo ya que el supuesto muerto está aún oficialmente desaparecido pero ellos tienen una pista “extraoficial”.

Así pues inician una pequeña excursión, un viaje en busca de la muerte en el que vivirán más desventuras que aventuras y en el que terminan conociéndose mejor entre ellos y a ellos mismos. Porque si algo te enseña esta historia es que antes de preguntarte sobre la muerte, debes aprender a valorar la vida.

Una película grandísima, dirigida por Rob Reiner y basada en un libro de Stephen King. Con un reparto lleno de míticos: Wil Wheaton, River Phoenix, Corey Feldman, Jerry O´Connell y Kiefer Sutherland.

¿Qué hay tras la muerte?, ¿hay algo después?, ¿hay un más allá?… Si estas preguntas las alejamos de la filosofía y las introducimos en el ámbito científico, resulta obvio que las respuestas están experimentando la propia muerte. Pero no en plan “He tenido un accidente y he visto una luz”, no. La cosa sería coger a sujetos e inducirlos en un estado de muerte para luego resucitarlos y nos contasen qué tal. Hacer un estudio en condiciones.

Ese es el razonamiento al que llegan un grupo de estudiantes de medicina en la película Línea mortal y deciden experimentar con ellos mismos. La cosa no parece peligrosa ya que al fin y al cabo todos son médicos(o van a serlo) y con controlar el tiempo tope para que no haya daños cerebrales, todo parece coser y cantar.

Eso en cuanto al proceso físico, claro. El mental, cada uno lo lleva a su manera ya que si bien a todos les mueve la curiosidad científica, cada uno tiene motivos personales además de creencias o falta de estas.

La historia es que parece que todos en su viaje a la muerte, se traen de vuelta sus grandes pecados y les piden saldar cuentas.

No diré más para que el que no la haya visto pueda disfrutar de una obra de arte del terror. Lo llegué a pasar realmente mal con esta película, momentos angustiosos y miedo de cojones, magnífica donde las haya.

Película de Joel Schumacher y al igual que Cuenta conmigo, con un reparto mítico: Kiefer Sutherland(de nuevo), Julia Roberts, Kevin Bacon, William Baldwin y Oliver Platt.

Y es que todos tenemos pecados por los que no pagamos en esta vida, sean pequeños o grandes y queremos pensar que hay alguien que todo lo ve y que nos ajusticiará en consecuencia, no porque queramos purgar nuestras almas, si no por defendernos de los pecados de otros.

Pero ¿y si a ese que precisamente todo lo ve le pagamos para que diga que ve lo que cada uno quiera?. Esto es lo que pasa en la turbadora La Memoria de los muertos. Resulta que una empresa se dedica a vender chips que implantamos en nuestros bebes para que graben absolutamente todo lo que ven y una vez mueran ya de ancianos o lo que sea, hacen un videomontaje de toda su vida, con los momentos decisivos y esas cosas…

Puede parecer casi la mejor idea para guardar un recuerdo real de nosotros, para mí lo es, pero claro, yo que he tenido que editar videos de boda y demás historias, me pongo a pensar en el que tenga que revisarse vidas enteras…

El caso es que ahí está el buenazo de Robin Williams, haciendo de editor de esos, en un papel alejado de los típicos suyos de humor, tragicomedia o aventuras, pasándolo realmente mal porque encuentra que todos sus clientes hacen maldades en pequeña o mal escala; roban, mienten… Y él tiene que eliminar todo lo malo y dejar una vida preciosa y ejemplar…

Una película turbadora, como decía, que viene a decirnos que no hay más justicia que la que nosotros apliquemos en esta vida y que por desgracia esa justicia se puede comprar.

En fin, sea lo que sea lo que haya después, tenga razón la religión que la tenga o lo que sea, está claro que hasta el momento para nosotros solo hay una posible divinidad y esta es la Muerte. Ella es la única que nos dará paso a ese otro algo, si es que hay algo, y ya allí pues quizás descubramos la verdadera deidad que se encuentra tras todo…

Pero conociendo a la raza humana y retomando el Mundo de las Ideas de Platón, eso de pasar de muerto a vivo tiene que ser un jaleo burocrático, aunque sea en plan metafísico y en consecuencia, La Muerte, será una entidad llena de parcas funcionarias…

Ya se ha machacado mucho esa idea, la personificación que más me gusta sin duda es la que creó el gran Terry Pratchett en Mundo disco.

Pero en cuanto a series, me quedo con Tan muertos como yo. Donde resulta que cuando Ellen Muth muere, la reclutan automáticamente para una cuadrilla de funcionarios de la muerte, capitaneados por Mady Patinkin. También sale Laura Harris, otrora mi prometida.

Y allí está ella, sin saber realmente qué le ha pasado, indicando a otros seguir sus “luces blancas” para no perderse.

Una serie genial, realmente entretenida y con momentos y efectos impactantes, que nos recuerda que pase lo que pase, si al morir vemos una luz, corramos hacia ella.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , ,
  • Cecínica

    1.- editando el vídeo de una vida Y RENDERIZÁNDOLO, jojojo qué tortura.

    2.- me ha evocado el ppio a: “the man from earth, la vio ya? Debe hacerlo.

    3.- tb un capítulo de black mirror tiene que ver con guardar recuerdos así. La vio ya? Debe hacerlo!!

    4.- lo que me recuerda que: qué pasó con cabin in the woods, la vio ya?????

    • Editar una vida…. Pfff que solo de pensarlo…

      Otras respuestas: NO NO NO!! Empece the man… pero me quede ZzzZZzz

  • Jacobo Ríos

    Me encanta Stand By Me especialmente, el tema de la muerte me pone nervioso en general, no por el miedo a morir en sí, más bien porque de no haber nada no sé lo que es no existir y no puedo imaginarlo, y de haber algo, existir eternamente me pone de los nervios, si fuera creyente preferiría pensar en la reencarnación como alternativa para no volverme loco.

    • Tener como unicas opciones la nada o la vida eterna no es nada alentador, por contra la reencarnacion es más flexible pero….

      ¿Reencarnacion con formateo total?, de ser asi, seria que despues de la muerte no hay nada, pues si no tenemos memoria para recordarlo es como si no existiese… El formateo parcial o con copias de seguridad, nos acercaría al extremo opuesto, la vida eterna…

      Jum,jum…

    • Jacobo Ríos

      Sea lo que sea es una putada, de las gordas además