La guerra me da risa

Top secret – Teléfono Rojo – 1941 – El peloton chiflado – Hot shots

BlogOut_123wSin duda las guerras son de los peores aportes al mundo por parte de la humanidad. Solo las hacemos nosotros, los animales no organizan ejércitos ni entran en disputas. Como mucho una manada contra otra, escaramuzas presa-cazador, puntuales y pequeñas disputas territoriales(por mejor territorio no por más)…

No hacen prisioneros; o mueren o huyen y en consecuencia no torturan ni obligan a trabajos forzados.

Cita_123

Lo que sí hacen como nosotros es que cuando ven a otros que no se les parecen mucho o que no huelen igual, los rechazan, tratan de expulsarlos de su territorio. Da igual su historia, si son animales pacíficos expulsados de su territorio, presas y no cazadores. Los animales desconfían unos de otros y protegen con recelo su espacio vital.

Y nosotros, como los animales mejores dotados, nos especializamos en el arte de la guerra, en una actualización continúa y sin fin del conflicto. Aumentar la efectividad de la defensa y del ataque, porque conflictos siempre va a haber.

Siempre habrá por ahí algún tirano, loco y/o fanático que “solo quiera ver arder el mundo” y ya no hace falta ser un país muy grande ni con numerosas tropas, basta con tener algunos misiles y unos hackers.

Es como si viviéramos en EEUU… ¿No querrías tener un arma en casa(a buen recaudo) por si las moscas?. ¡Joder, a ver qué hacemos sin ejército!.

Armas siempre va a haber, ejércitos siempre va a haber y en consecuencia, guerras también va a haber siempre. Es un círculo vicioso del que no podemos escapar y más nos vale estar preparados y en las mejores manos.

En fin, en la sección recurrente “¡Qué vienen los…!” voy poniendo entradas de los principales conflictos de nuestra historia y es que cada conflicto histórico tiene su historia conflictiva que parece que no termina de cerrarse nunca.

Pero a lo que vamos es a reírnos, comenzaré con Top Secret!, de Jim Abrahams y con música de John Williams donde un jovencísimo Val Kilmer interpreta a un cantante americano de éxito que es reclutado por la resistencia francesa, gracias a los encantos de una de sus agentes cuyo padre científico está preso y han de rescatar.

El humor más loco y absurdo se abre paso por toda la película, la primera película de humor bélica que creo que vi y con la que me partí el ojete. Aún lo hago.

En “¡Qué vienen los nazis!” ya reseñé algunas más serias sobre la 2ª Guerra Mundial.

Creo que Stanley Kubrick sorprendió a todos dejando ver que le gustaba este tipo de humor y que además sabía hacerlo(y bien) con ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.

En plena Guerra fría, a un general americano se vuelve paranoico creyendo que los rusos tratan de contaminar el agua y los fluidos de los americanos y por ello decide dar comienzo a la 3ª Guerra Mundial iniciando el conflicto y atrincherándose en su base.

Americanos y Rusos se reúnen y se llaman por teléfono(en plan Gila). No es que todos se vuelvan locos, es que están todos locos.

Genial Peter Sellers.

Sobre la Guerra fría hable en “¡Qué vienen los rusos!

Volviendo con la 2ª Guerra Mundial, está la genial película de Steven Spielberg, 1941. Con música de John Williams y un reparto mítico encabezado por Dan Aykroyd, John Belushi, John Candy y Christopher Lee.

En esta película, un submarino japonés llega a las costas de Los Ángeles con la intención de invadir Estados Unidos pero la población está armada hasta los dientes y ofrecerá resistencia. Torpe y desmedida pero resistencia al fin y al cabo.

Una película algo más realista que las anteriores pero sin dejar de contener grandes dosis de humor absurdo y personajes únicos.

En “¡Qué vienen los japos!” ya reseñé películas de no humor sobre el tema.

También hay una comedia que se centra en la instrucción militar y no es otra que la genial El pelotón chiflado de la deidad Ivan Reitman sobre las escrituras de Harold Ramis, con su interpretación, además de la de Bill Murray y Sean Young… ¡Yeahh!.

La película va de dos amiguetes que no tienen mucho donde escoger y deciden a lo loco apuntarse al ejército para ganarse la vida pero claro, tienen caracteres incompatibles con la seriedad y la autoridad por lo que tratarán de convertir su experiencia en una especie de campamento de verano.

Como última reseña dejaré Hot Shots!, una película sublime, otra de Jim Abrahams; con un genial Charlie Sheen, un usual Lloyd Bridges y una Valeria Golino que quita el hipo.

La historia es que Charlie Sheen es un piloto de baja psicológica que se ha retirado de la vida militar ya que vive con un gran trauma que hace que se bloquee en situaciones de tensión pero su ex comandante le convence para que vuelva para una misión especial.

Esta no es una comedia como las otras, es una parodia de varias películas de acción que tuvo el suficiente éxito como para hacer una segunda parte que no defraudó.

En fin, riámonos de las guerras. En la medida de lo posible.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , ,