Hombre blanco heterosexual

Marvel CalifornicationDos hombres y medioEl gran Lebowski

wFoto016-Hombre_01c      Estoy harto del acoso que sufrimos los de mi condición. Todos nos repudian. Cualquier otro puede tener su propio día con orgullo pero no nosotros. Somos ciudadanos de segunda. Si no eres como nosotros, puedes ser guay ya de por ti. Pero nosotros no, nosotros de por sí somos malos.

Hemos oprimido, maltratado, esclavizado… Somos lo peor.  Somos animales violentos. Machistas. Homófobos. Xenófobos

Y me pregunto ¿por qué buscar una paridad?. ¿Cuáles son las diferencias que nos hacen buscar esa igualdad?. ¿Somos difirentes?, ¿o iguales, sin importar el género?.

Cita_016

Los niños tienen pene. Las niñas, vagina“… Es algo que aprendí con Poli de guardería. Somos diferentes. Eso no quita para que podamos coexistir en cierta armonía, en igualdad de condiciones pero si exigimos paridad en lo que sea, es un criterio sexual, no de capacidad o cualificación personal.

Ese populismo nos va a llevar a hacer las cosas mal, a entender que todo se resume en que tiene que haber al mando el mismo número de mujeres que de hombres. Vaya, que el sexo/género importa.

Aparte, deberíamos definir bien qué es un hombre y qué una mujer.  Porque así a priori me asaltan varios interrogantes…

Uno de ellos es que si a cargo de una empresa o gobierno hay el mismo número de hombres que de mujeres y un hombre decide cambiarse de sexo… ¿Lo echarían y meterían otro hombre?, ¿esperarían a que una mujer también quisiera cambiar de sexo?.

¿Y los gays y lesbianas, cómo los consideramos?. Pero mira que somos imbéciles.

Esta tendencia del pensamiento social contemporáneo está teniendo consecuencias nefastas, como que el dr Watson sea una china o como la destrucción de Marvel mucho antes de pasar a Disney.

Si algo definía a Marvel era que se trataba de un universo muy dinámico, con universos paralelos, futuros alternativos… Todo era posible. Muestra de ello era su mejor serie, What if?(¿Y si?): Microuniversos motivados por un simple cambio…

¿Qué necesidad había de volver a Nick Furia negro?.wFoto016-Hombre_03

Joder, si mola Superman, pues hacemos a Supergirl. Si mola Iron Man pues hacemos a Máquina de Guerra… Es sencillo, ¿no?. Pues no, tenemos que ser guays. Así pasa que luego hacen la peli de Daredevil y resulta que Kipking es negro.

Y así vamos y hacemos Thor y vemos a esos dioses nórdicos, muy blanquitos todos ellos y alguien dice “Esto es un poco racista, o sea, ¿no? “. Venga, pues Heimdall que sea negro… ¿Se puede ser más cateto e ignorante?.

Y aún me vendrá alguien flotando entre mariposillas diciéndome “¿Pero qué más da el color de la piel o el sexo?”… ¿Y porqué cojones el cambio nunca es a la inversa?. ¿Por qué nadie se vuelve hombre blanco heterosexual?. ¿Y si hacemos un Shaft blanco?. ¿Y si el próximo personaje de Matthew McConaughey fuese “Juana” de Arco?.

En fin, el caso es que ya está bien. Basta. Dejad de perseguirnos, de cambiarnos, de exterminarnos… Parad este genocidio silencioso.

El hombre blanco heterosexual está en peligro y si nadie hace nada por remediarlo, será el fin de nuestra especie.

Por ello, voy a señalar varios referentes icónicos que los hombres heterosexuales blancos debemos tomar como grandes reivindicadores de nuestra condición humana. Valientes exploradores de la existencia, que alcanzan horizontes que nosotros oteamos desde el sofá.

El primero es Hank Moody(David Duchovny) en la grandiosa serie Californication. Este tío ha marcado un antes y después en mi vida. Nunca imaginé que un día Fox Mulder dejaría de ser Fox Mulder para mí. Que le den a Scully.

Hank Moody es un escritor de cierto éxito y de espíritu descomunalmente libre. Tanto que apenas puede mantener su matrimonio ni su familia(tienen una hija pequeña gótica que toca la guitarra eléctrica). Se puede decir que el tío se pasa el día follando y bebiendo y, claro, así no se puede.

Se folla a la vecina, a la hija de la vecina, a la profe de la hija, a la amiga de la mujer, a la del supermercado, a la farmacéutica, a la universitaria que le pide un cigarro… Cada capítulo es una bacanal de imágenes explícitas.

A pesar de que tanto su mujer como la hija lo han pillado más de una vez infraganti, lo echan y lo vuelven admitir cada dos por tres…

Su mejor amigo es su representante, casado con una pitufa cocainómana y chillona, que se apunta a todos los desmadres ya que él también tiene la imperiosa necesidad de repartir su esperma a los cuatro vientos.

Una serie cojonuda, con apariciones más que estelares. Una serie que muestra un líder a seguir. Una luz en la oscuridad. Un afán de superación sin límites. Y no el pichafloja de Barney Stinson.

Pero si la serie os parece demasiado explícita, podéis optar por la serie Dos hombres y medio. Charlie Sheen… ¡Qué gran hombre blanco heterosexual!. Es lo mismo pero sin tanto explicitismo.

El gran Charlie interpreta a un músico/pianista/compositor de melodías publicitarias que vive en su casa de la playa de Malibú, bebiendo y follándose a todo lo que encuentra. El hecho de que su hermano se divorcie y se vaya a vivir allí con su hijo pequeño, no va a cambiar las cosas.

Todo lo contrario ya que ambos le proporcionaran todo tipo de contactos femeninos sin poder evitarlo.

Sólo hay 3 mujeres que medio respeta. Su madre, a la que considera una bruja. Su vecina-acosadora de abajo(a la que ya se tiró una vez) y la gran Berta, la ama de casa hard-rockera que todos querríamos(a veces es desagradable pero hace un bizcocho de maría…).

El bueno de Charlie se ve que es del método Stanislavski y tras 7 temporadas y media(no terminaron la 8) le dieron la patada(matan al personaje, os podéis imaginar cómo tenía a los productores) y para la 9 y siguientes metieron a Ashton Kutcher, con un personaje muchísimo más light y buenazo. No es lo mismo pero es parecido, se nota menos que cuando cambiaron a la madre del Príncipe de Bel Air.

El chaval que interpretaba al sobrino tampoco duró mucho más. Después de unas cuantas temporadas sin Charlie, también dejó la serie. Solo que se metió en nosequé secta religiosa a adorar a Jesús y a decir que la serie era el Diablo…

Pero sin duda, el mejor ejemplo de todos a seguir(a pesar de lo mucho que nos gusten los anteriores) es El gran Lebowski. Toda una declaración de principios, de filosofía de vida de lo que realmente es un hombre blanco heterosexual o lo que tendría que ser.

Alguien que no pretende cambiar el mundo ni su entorno, sólo que le dejen en paz y pueda jugar a los bolos, beber rusos blancos, fumar marihuana… Y quizá ayudar a una amiga feminista y psicópata a quedarse embarazada.

“El Nota”(tal y como lo conocen todos y se da a conocer) desconectó hace tiempo del mundo, no le interesan tantos conflictos, tanta ira… No es que sea pacifista, simplemente se la suda. Es ese estado que los hombres blancos heterosexuales vamos adquiriendo con la edad, según vamos comprendiendo al mundo y siendo cada vez más conscientes que no hay nada que hacer por arreglarlo.

El caso es que el Nota solo quiere vivir tranquilo pero el universo entero parece conspirar contra él a un nivel que solo los Coen saben imaginar.

Una grandiosa obra maestra-para mí la mejor- de los hermanos Coen, dirigiendo al magnánimo Jeff Brigdes.

La película es de tal magnitud que no solo tiene convenciones y asociaciones propias, también es una religión. Yo soy un beliver y tú también puedes serlo, aunque no seas un hombre blanco heterosexual. Nos la suda lo que sea, mientras te lo tomes con calma.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Sociedad y Tendencias, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , ,
  • Pepot

    Que quedamos muy pocos y hay que inculcar estos claros ehemplos a seguir!!! XD muy divertida la lectura!!!

    • Nuestra superviviencia esta en juego!!

  • María Velcot

    Me gusta mucho que toméis a Hank como ejemplo…mucho. Pero a Charlie no, por favor!

    • Como que no? Pero si tiene el mejor vestuario heterosexual!! :p

  • Jacobo Ríos

    Este ha sido de tus mejores artículos. Justo hace unos días criticaba lo mismo sobre la Marvel y el cambio a negro de Electro, entre tantos otros, y justo puse el mismo ejemplo de Shaft, y de camino incluí un Blade blanco, eso haría que la comunidad negra se echara a las calles.

    Gran entrada con una pega, desde que Charlie se fue Dos hombres y medio en una caca, pasate a Anger Managment que mola más!

    • Con electro desde luego la han liado: ¿un personaje blanco que vuelven negro para convertirlo en albino?… Pero hombre, por favor, ¿a que estamos jugando?.
      Respecto a que desde que se fue Charlie, la serie ha ido cuesta abajo y sin frenos no puedo hacer otra cosa que darte la razon. Vaya el otro no esta mal pero como sustituto… En fin.
      ¡Salvemos al hombre blanco heterosexual!

  • Serch

    Ser hombre blanco heterosexual es ganar la lotería de las desgracias.
    Ser hombre es un atraso, no eres más que un ser reprimido y triste. Luego nos da por beber, claro.
    Ser blanco es como ser el negro, pero más escuchimizado. Creo que ser negro tenía otras ventajas pero no me acuerdo.
    Ser heterosexual es vivir obsesionado, esclavizado, por las decisiones de seres genéticamente más inteligentes y retorcidos.

    No es casual que los demás se burlen de nosotros, llamandonos “HBHs”,

    En realidad cuando cambias cualquiera de estas opciones boleanas por la contraria, todo es genial, joder.

    Como HBH que soy, maldigo mi suerte.

    • No desfallezca, compañero. No queda tan lejano el dia en que romperemos el yugo opresor femino-gay-multicolor. Somos la esperanza de nuestra especie, el unico vestigio de bondad, verdad, inocencia y rectitud. Sin nosotros, no hay futuro. Primavera, primaveeeeera.

    • Cicely Alaska

      pues yo soy mujer, si quieres nos cambiamos un día para que veas lo guay que es que todo tenga sentido una vez al mes, digo, volverte loca de remate una vez al mes.

    • No se burle, aqui el compañero no quiere cambiar de sexo ni color, quiere que lo respeten por ser lo que es, un hijo de la Tierra y del cielo estrellado.

    • Guest

      te vuelves loca de remate una vez al mes? tu problema no es ser mujer, lo tuyo es una enfermedad mental.

    • Cecínica

      habrá que verte a ti con el síndrome premenstrual, guapa. Yo por lo menos me conozco lo suficiente como para aceptarlo.

  • Juan Pedro Betanzos

    No tiene perdón que te hayas olvidado de Ari Gold. Él es el verdadero héroe; aún casado y con hijos sigue siendo un autentico HBH. Y además siempre aboga por la igualdad: trata con el mismo desprecio a blancos, negros, mujeres, hombres, gays y lesbianas.

    • Cicely Alaska

      Hola Juan Pedro, qué tal? Jaja yo tb estoy por aquí de vez en cuando 🙂

    • Juan Pedro Betanzos

      Después de desearme muerte y destrucción no se qué decirte! Que pareces Lannister, joder… XD

    • Cicely Alaska

      Tyrion es Lannister…. qué ganas de ver cuando mate al padre hijoputa de los cojones. Ah, aquí seguro que no es un spoiler para nadie 😉

    • Cualquier presunto spolier es spolier para todos y en todos lados, si puedes reedita tu comentario y pon despues de los puntos suspensivos -SPOLIER- ;p

    • Cicely Alaska

      No tiene perdón que haya olvidado Torrente, nuestro HBH ibérico.

    • Te doy la razon pero a medias. Es un HBH desde luego pero quizas no el que todos quisieramos ser jeje

    • Te doy la razon a medias; es un HBH pero no creo que nadie quisiera o aspirase a ser como el…. jeje

    • Jeje, no la he incluido porque no la he visto(aun) pero desde luego que tomo nota para verla. Todo heroe es bienvenido a nuestra lucha por la supervivencia. Gracias por el aporte!!

    • No la inclui porque (aun) no la he visto pero ya que la enfatizas, tomo nota para verla cuanto antes. Gracias por el aporte!

    • Juan Pedro Betanzos

      Uhhh, te garantizo diversión a tope y sesiones maratonianas hasta acabarla. Yo la volví a ver hace unas semanas y me enganchó igual que la primera vez. Me volvieron a hacer gracia los mismos chistes, los mismos giros y los mismos cameos. Otra cosa no, pero diversión garantizada. Productor: Mark Wahlberg, por si sirve de algo. ;o)

    • Mark? No lo sabia, ese tio es un cachondo!! De aqui al verano me la chuto seguro. Poder para el hombre blanco hetero!!

  • Antonio

    Un blanco heterosexual en peligro de extincion, muy agudo vuestro post. Me la he pasado bien con la lectura pero no subestimo su objetivo, la paradoja de la minoria-mayoria, donde una minoria existe no por su condicion de ser menos numerosa si no por que la mayoria es la que predomina, algo confuso, mas aun si tomamos en cuenta que podemos ser mayoria en algo y minoria en otro.
    Me sentia en solitario al aclamar a The Big Leboski como una obra de arte, me siento menos solo luego de leer vuestro post.
    Un abrazo

    • Saludos, gracias por el comentario y bienvenido!!. No dude en proclamar a los cuatro vientos que Big Leboski es la mejor pelicula del mundo!! jeje. No se si conocera esta pagina: http://dudeism.com/ es la religion que venera a Leboski 😀

  • Juan Hurtado

    La industria cinematografica americana “exige” que en el elenco exista la presencia de “minorias raciales” de lo contrario te califican de racista.
    Otra cosa, por alla no puedes decir negro, porque te tildan de racista, debes decir afro-americano.
    Pero estoy de acuerdo con todo lo que dices :p

    • Defienda su causa!! No se deje pisotear!! 😀

  • Yo pienso que las incursiones forzadas por terceros son meras tonterias…Estuve en una charla de una mujer que decia que había muy pocas mujeres protagonistas en el mundo del cine (hecho verídico, no le quiero quitar razón), pero lo que esta mujer pretendiacon su charla era hacernos sentirnos mal por ello y que los guionistas escribieramos mas guiones con mujeres protagonistas. A mi personalmente me parece una tonteria como una casa (sin animo de ofender a nadie). En el momento en el que te dicen que tienes que meter a X afroamericanos o a X mujeres, chinos, minusválidos, perros o lo que se les ocurra, como guionista me parece que están frenando la libertad de creación…Yo en mis guiones metere a los epilépticos, homófogos, dragones y tuertos-come-conejos que me apetezca…Si quiero hacer un “El color púrpura” y meter a un solo blanco y ponerlo a parir, lo haré. Y si Por el contrario quiero meter a un Gandalf negro, chino, indio o de Lepe pues también lo haré. Yo creo en la libertad de creación y cualquier barrera que te pongan es un paso atrás en la libertad cultural.

    • Esa es la cosa!! Nos hemos vuelto locos, en la vida “real” medio acepto que para todo lo bueno(mandar, trabajos guays y cosas asi), se pida que sean el mismo numero de hombres que de mujeres, incluso todo el tema de ayudas o el hacer subcolectivos femeninos dentro de colectivos totalmente asexuales, como el artistico… En fin. Pero coño, que Nick Furia era blanco. Luego es lo que tu dices con “El color purpura”, si empezamos con pegas… ¿Que pasa con Spike Lee?, ¿y el 100% del cine africano?, ¿y el japones o bollywood?, ¡que racistas!…

  • Pingback: Me basto y me sobro | Blogout()

  • Pingback: Perdidos por el espacio | Blogout()

  • Pingback: Stallone vs Schwarzenegger | Blogout()