¡Está vivo 2.0!

Eva – The machine – Autómata – Ex machina – Chappie

BlogOut.es_080wFue Mary Shelly la primera que reflexionó sobre la capacidad del hombre de crear vida más allá de la fecundación de un óvulo. Supongo que partir de esta premisa le fue relativamente fácil debido a su ambiente familiar, intelectual y libertario pero para la época, para la historia del mundo en sí, fue toda una revolución, cuya herencia está propiciando hoy en día que sean múltiples los esfuerzos en lograr lo que ella imaginó.

Lo que quizá no logró llegar a imaginar es que, si bien la electricidad tendría mucho que ver, no sería necesaria la carne, un cuerpo humano lo que albergase esas nuevas almas.

Cita_080

Frankenstein es considerada la primera obra de ciencia-ficción, ahí es nada.

Y es que el hombre necesita comprender de dónde viene y en su desesperación, quiere dejar de ser creación para ser creador y quizás así, con ese cambio de perspectiva, comprender. Comprenderlo todo.

Y por si acaso hacer esto no le proporcionase las respuestas, ¿qué mejor que dotar a la creación con una inteligencia infinita para que las descubra?.

Pero más allá de todo eso, intuyo que otra macabra intención subyace en nuestros subconscientes. La esclavitud.

Cada vez es más palpable que conceptos como esclavitud, explotación laboral o sexual están destinados a ser vestigios de nuestro violento pasado pero quizás esa necesidad de poder de un ser pensante sobre otro la saciemos con las inteligencias artificiales.

Charlar con tu mejor amigo siempre que quieras, dejarlo con la palabra en la boca sin que se enfade. Tirarte a tu pareja siempre qué quieras y cómo quieras. Tener quien te lleve las bolsas de la compra, quien conduzca mientras duermes… Todo sin dejar de ser tú mismo, sin cortarte en nada.

Muchas son las películas y series que hablan de robots, androides, inteligencias artificiales y demás. Algunas clasicazos pero quiero reseñar unas cuantas recientes que me han gustado bastante.

Ninguna de Hollywood. Dos inglesas(ya hablé en otra entrada de lo bien que hacen las cosas), una sudafricana-mexicana-americana y dos españolas. Estas dos últimas me llenan de orgullo y satisfacción ya que son la prueba palpable de que se puede hacer y se hace buen material de ciencia-ficción y, además, buenos efectos especiales.

La primera es Eva, de las españolas, en ella nos narran la historia de un ingeniero en un futuro próximo que regresa a su pueblo con el encargo de crear un niño robot. Mientras lo hace, establece una extraña conexión con Eva su pequeña sobrina.

Con una Marta Etura que enamUra para variar. La peli ha tenido unos cuantos reconocimientos. Muy visual.

Luego esta The Machine, en la que en el futuro resulta que Inglaterra y China están en medio de una guerra fría en la que ambas potencias están intentando pulir sus modelos de ciborgs en previsión de una posible guerra.

Y nada, ahí estará nuestro ingeniero de turno lidiando con las dudas existenciales correspondientes en un clima de continúa tensión, perfeccionando algo que piense y sienta por si mismo.

Autómata es una peli sencillamente genial. La otra española. Antonio Banderas es un agente de seguros que revisa los accidentes e incidentes con robots en un futuro en el que la Tierra está en las últimas.

Resulta que le llega un informe de un policía que asegura que disparó a un robot que se estaba modificando a sí mismo, algo que tienen prohibido por programación.

Jacqs(nuestro Antonio), se pone a investigar y descubrirá cosas para las que no estaba preparado.

Ex Machina nos cuenta como un programador accede por sorteo a un proyecto secreto del mayor gurú de la programación y tecnologías, joven, rico y excéntrico. Para ello, nuestro prota se desplaza a una isla propiedad del supergenio.

Allí se instala en la mansión-centro de investigación y descubre que su trabajo consistirá en poner a prueba a Ava, una androide con inteligencia artificial, y verificar si de verdad piensa por si sola o simplemente emula el pensamiento.

Una película genial del genialísimo Alex Garland.

En Chappie, resulta que utilizar robots como policías está consiguiendo mantener el orden en Suráfrica, además de haber reducido drásticamente las bajas(humanas) en las fuerzas del orden.

El inventor quiere ir más allá y cree haber conseguido crear inteligencia artificial pero la empresa a la que pertenece le prohíbe seguir por ese camino ya que no quieren robots que piensen, si no que obedezcan.

El tipo se las apaña para hacerse con un robot y ponerle “el chip de pensar” pero unos maleantes lo secuestran y la única opción para dejarlo libre es que les deje al robot, el cual pasará a ser uno más de la pandilla de maleantes.

Una película sublime de Neill Blomkamp con Sigourney Weaver y Hugh Jackman.

Bueno, ya que meto a Chappie, menciono la Vice, ¡qué también está entretenida y sale Bruce Willis!.

En fin, creo que desde los principios(Mary Shelly) hasta nuestros días hay algo que queda más que patente. Nuestras creaciones no nos rebelarán nada, posiblemente nos hagan mostrar lo peor de nosotros y, en el mejor de los casos, al igual que nosotros, querrán emanciparse de su creador. De una manera u otra.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , , ,
  • Jesús Barrones

    Te ha faltado poner los robots de cocina
    http://cinemania.es/images/2011/201311/eduardo/vincent.jpg

    • Curiosamente he hecho esta entrada porque precisamente me he pillado uno… ¡Una maravilla de la tecnologia!

  • Jacobo Ríos

    Una entrada muy descriptiva, solo nos has dado datos, nada de mojarte o ser más puntilloso como en otras entradas.
    De cualquier forma las españolas desconocía su existencia así que me pondré con ellas.
    Ex Machina, me decepcionó por cierto.

    Te dejo un par de enlaces muy a cuento más abajo.

  • Pingback: Robotitos | Blogout()