El extraño Oeste

Brisco County Jr.RavenousBlueberryJonah HexJohn Carter

wFoto027-oeste_01De pequeño siempre me llamó la atención el Oeste. Todo era muy fácil de entender. Había indios y vaqueros y cualquier problema o disputa se solucionaba con un duelo a muerte. Un trago de zarzaparrilla, el amor de una puta y a seguir tu camino con tu caballo y tu tabaco de mascar. “Hacia el infinito y más allá” pero de tranqui. A lo Lucky Luke al final de los créditos, silbando o tarareando un protoblues por extensiones de tierra sin personas…

Pero no. Tú búscate un trabajo y un casa y si te entra un listo a robar y se parte un pie por una losa mal puesta, pues te demanda y ya está. Y no vayas a soltarle un guantazo ni tan siquiera buscarlo luego en twitter y decirle que es un hijo de la gran puta.

Los americanos pueden tener sus cosas pero, hombre, eso de que le puedas pegar un tiro a un intruso en tu casa y aquí no pasa nada, pues tiene su aquel. Está más que claro que todo el rollo ese del Oeste, con su Guerra Civil incluida marcó el carácter venidero de los EEUU como nación. Al fin y al cabo es su pasado, su historia.

wCita027-Oeste_01

“Hola… Soy del Círculo de lectores..”. Pues ¡bang!. “Hola, estamos recogiendo firmas…”. Para tu puta madre, ¡bang!. “Soy la vecina del cuarto, ¿tienes la llave de la azotea?, iba a tomar el sol…” No pero pasa, pasa…

¿Para qué quiere uno una casa si no es para que no le toquen los cojones?. Muy bien, los americanos. Hamburguesas, coca-colas, Hollywood, tetas y pistolas… En la simpleza está la clave de la felicidad y que nos den por culo a los europeos con tanta dieta mediterránea, tanto filosofo y tanta hostia.

En algún momento, también de mi infancia, me dio por escarbar en eso de los Indios… ¿Cómo vivían exactamente?, ¿en qué creían?, ¿qué pasó con ellos?… La respuesta en aquella época sin Internet me vino en forma de libro, “El ocaso de los Pieles Rojas” y toda la simpleza a la que me aferraba se fue al carajo.

Supongo que me pasó como a Kevin Coster en Bailando con Lobos… Pero ahí no acabo la cosa…

Al poco empezaron a echar en La 2 Las aventuras de Brisco County Jr. y entonces ya el Oeste se desveló ante mi como una época extraña, en la que podían haber ocurrido muchas cosas raras. Como que unos chinos descubrieran en una mina un chisme que da superpoderes o que hubiese un caballo inteligente, que entienda lo que le dicen.

La serie me enganchó y me dejó flipado. Había visto previamente al prota, Bruce Campel, en Evil Dead y supongo que eso contribuyó a mi cerebro orgasmeara desmesuradamente.

Aquí, el ídolo Bruce, interpreta a Brisco County Jr., un tipo que se mete a caza-recompensas y cuyo primer trabajo es trincar al tipo que ha matado a su padre… Pero debajo de esta sinopsis tan simple, se encuentra una trama a veces hilarante, con científico loco incluido, el futuro, los extraterrestres y qué se yo.

La siguiente cosa que me partió un poco los esquemas fue la peli de Ravenous. Resulta que no se qué espíritu indio o maldición hace que te vuelvas caníbal y sólo puedas alimentarte así. Lo llaman Wendigo, yo, hijo de puta.

El caso es que ahí están un puñado de soldados en un mini-fuerte lejos de todos lados, cada uno con sus locuras particulares y llega un colono perdido en plan último superviviente, con el Wendigo metido en las venas…

El prota es el boca chula este que se supone guaperas que aunque no termino de encontrarle la gracia, sus pelis me suelen gustar. A parte, también están Robert Carlyle, David Arquette, Jeremy Davies, Neal McDonough… Y eso, suma. Tela. Todos en sus arquetipos pero mola.

Mucho más tarde vino Blueberry. Me sonaba de haber visto los cómics por ahí, en alguna tienda o algo pero la verdad es que no tenía ni puta idea sobre la historia ni nada. La peli me gustó, le daban un rollo matrix extraño al tema del chamanismo indio

Blueberry es un sheriff muy particular, lo criaron los indios. El tema es que está en un pueblo que está muy cerca de los indios y tal y la realidad es que es medio sheriff medio diplomático encubierto. Todo el día procurando calmar las cosas…

Y como siempre, aparece un tonto dando por culo de más. Un asesino chungo que aparte de ir cargándose a la peña quiere robar no se qué tesoro indio con poderes.

Así que Blueberry, que es Vincent Cassel, se verá obligado a recargarse las pilas espirituales poniéndose hasta el culo de peyote para adentrarse en el mundo espiritual y evitar una catástrofe cósmica.

Creo que la peli mezcla dos historias distintas de los cómics y presupongo que habrán cometido multitud de herejías pero bueno, a mi me moló a pesar de Juliette Lewis, que no la soporto. Salen Michael Madsen y el más mítico, Ernest Borgnine. ¡Yeah!.

En la misma línea me llegó Jonah Hex, también basada en cómic… Pero esta me gustó más porque aunque el prota es el bueno de Josh Brolin con la cara hecha mierda, iba más acorde con mi idea de cowboy solitario concebida en mi niñez. Un tipo duro sin hogar, con una puta(Mega Fox) a la que medio quiere y ella también medio a él.

Te cagas, Megan Fox y tú ahí con la cara hecha un asco…

La historia es que Jonah Hex es un cazarecompensas y está medio muerto, lo que le permite hablar con los cadáveres que se encuentra y sonsacarles información que le facilita su trabajo. El tipo es un ex confederado y va aun con el uniforme y con aire de paria desaliñado por el mundo, como si todo se la sudase ya…

Todo va relativamente bien hasta que un enemigo acérrimo de la guerra al que creía muerto(nada menos que John Malkovich) reaparece con un banda y se cargan un tren lleno de gente…

Como colofón de los disparates, vino John Carter… Si con cada cosa que descubría me solía hacer la pregunta de “¿Pero esto no era el sencillo Oeste?” y comenzaban en mi cabeza una serie de razonables dudas que daban paso a más preguntas y divagaciones mentales, con John Carter, la pregunta la hice en voz alta, incluso creo que me puse en pie.

Hombre, supongo que si te has leído las novelas, pues sabes lo que te esperas(o no) pero claro, si no, pues vas ahí convencido de que vas a ver una peli que –resulte luego extraña o no- es en el Oeste y a los pocos minutos, resulta que el prota aparece en Marte y allí transcurre todo.

Allí en Marte resulta que hay dos razas en guerra, humanos y bichos verdes con cuatro brazos. Las dos son civilizaciones así medio arcaicas pero con cierta retrotecnología.

La cosa es que el bueno de John aunque era un don nadie en el lejano Oeste, en Marte resulta que tiene cierta superfueza y el tío se mete ahí en medio de la trifulca marciana.

Muy entretenida aunque supongo que las novelas más, sobre todo en la época.

En fin, el Oeste pudiera parecer algo muy simple y primitivo en un primer vistazo pero le echas unos marcianos o unas maldiciones indias y la cosa coge otro color.

No sé qué sería del mundo si todos pudiéramos llevar armas. Quizás se fuera todo al carajo y terminásemos siendo muchos menos. Con largas praderas vacias de gente por las que cruzar a paso tranquilo… I´m poor lonesome cowboy. I´ve a long long way from home… Ouh, yeah.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Ciencia-Ficción, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , , ,
  • Jacobo Ríos

    Brisco County Jr. me marcó, me encantaba esa serie y debería haber
    durado muchísimo más, te voy a dar buena nota solo por esa mención.

    Las pelis del oeste nunca me han gustado realmente, a pesar de que en mi infancia veía El Llanero Solitario con frecuencia.

    Quitando un par de pelis todo lo demás poco me ha gustado, y la verdad
    que no he visto casi ninguno de los ejemplos que has mencionado por esta
    misma razón, unido a críticas atroces como en el caso de Jonah Hex.

    De todas formas te han faltado algunos ejemplos rarunos donde los haya,
    como Cowboys & Aliens, BraveStar (la serie animada), Galaxy
    Rangers, la versión esa cutre que han hecho del Llanero Solitario, la
    infumable Wild, Wild, West y un largo sin fin, de paranoias realizadas
    con peyote a saco sin duda alguna.

    Mencionar especialmente
    Priest, cuyo cómic original era muy Western y la adaptación a cine no
    podría clasificarla más que con truño. O parte del cómic Predicador “El
    santo de los asesinos”.

    Por cierto, el argumento de Jonh Carter es parecido al de Superman no? Me voy al planeta vecino y tengo poderes?…

    • Brisco County era lo mejor del mundo mundial. Cowboys y Aliens no la he
      puesto porque pienso que es la que todo el mundo conoceria, lo otros no
      queria meterme en animación y WWW, en fin, que cosas….. jeje
      Lo de
      John Carter, si, superman, mas o menos(mas menos super pero algo super)
      pero yo creo que las novelas tienen que ser una paranoia porque son de
      antes de 1920!!

  • Jesus Herrera

    Ya ves, Brisco County forever!! Esa serie era un disparate, molaba un
    monton!!. LAs tres ultimas no las he visto, ni tampoco los comics
    correspondientes a cada una, argggg

    • Eres un infame pero no te preocupes, que aqui esta Blogout.es para devolverte al buen camino 😀

  • Pingback: Sheriffs del futuro | Blogout()

  • Pingback: ¡Qué vienen los indios! | Blogout()