Deportes

Los blancos no la saben meter – Elegidos para el triunfo – Los bicivoladores -Somos los mejores Karate Kid – Cuestion de pelotas

BlogOut.es_046wMi animadversión por el deporte o deportes en general es conocida por todos(que me conocen…). Ya comenté aquí mis motivos y que de todos los espectáculos deportivos me quedaba con el Wrestling(el presincatch) frente al fútbol porque a fin de cuentas los dos son igual de falsos, solo que con el wrestling siempre te diviertes. ¡El espectáculo garantizado!.

En una de las agencias de noticias en las que trabajé y de cuyo nombre no quiero acordarme, compartíamos espacio común(de prestado) con los magníficos redactores de los informativos de radio. El técnico de sonido, se asomaba unos minutos antes de que fuesen a entrar en directo y gritaba a pleno pulmón. Algo rudo y rudimentario pensarán algunos pero contundente y efectivo. Los que han currado en informativos saben que no hay miramientos en cuanto a cumplir la hora. Te va la vida en ello. Literalmente.

wCita046-deportes_01

La historia es que ni mis compañeros ni yo, estábamos acostumbrados a ese directo tan directo. Quiero decir que nosotros por el tema de televisión lo único que teníamos que hacer y que habíamos hecho en otras agencias era mandar las piezas antes de la hora de la muerte y ya está. Alguno habíamos hecho algún directo en otras agencias pero tan puntual que había dado tiempo a prepararlo. “El calor en Sevilla es sofocante, como pueden ver no hay nadie en las calles”…

Pero estos compañeros de la radio eran un no parar y el de sonido hacia bien en pegar los gritos porque puedes observar como el frenetismo del trabajo del mundo informativo te absorbe de todo lo demás, incluso a veces del tiempo.

Y eso es lo que les pasaba a los dos muchachos de deportes. Yo no me imaginaba que pudiera haber tantos deportes. Como buen catetillo de pueblo ignoto de los deportes no pensaba que en Sevilla pudiera haber equipos, ligas y aficiones de waterpolo, de lucha libre o artes marciales, balonmano… Yo pensaba que eso era más de Madrid. Qué cosas.

En fin, aparte de los siempre presentes Betis y Sevilla, futbol, baloncesto y toros(?). Los chicos de deportes se pasaban el día corriendo, entrando y saliendo, llamando a mil personas por teléfono para conseguir informarse de todo lo que se cocía y así poder informar…. “¡Deportes!”, el primer grito siempre nos sobrecogía.

Digo el primero porque a ellos siempre los tenía que llamar tres o cuatro veces. Gracias a ellos le poníamos cara al de sonido, que cada dos por tres terminaba por salir al pasillo y gritar por última vez.”¡Deportes!”.

Supongo que al final fue un mantra porque aun después de años, cuando hablo con mi excompi Ángel, en vez de hola decimos “¡Deporteees!”.

El caso es que lo que no muchos saben(de los que me conocen(…)) es que yo fui un adolescente baloncestista. No solo jugaba, si no que seguía a los Chicago Bulls y al Caja SanFernando a muerte.

Toda aquella experiencia me trajo a la memoria cierto pasado mío reprimido y de alguna manera acepté que el deporte todavía puede arreglarse. Sobre todo el fútbol.

El baloncesto está guay. Es rápido, es ágil y en muchas ocasiones virtuoso. Es cierto que quizás los negros son mejores en este deporte que otras razas pero no es cierto eso de que Los blancos no la saben meter.

Que se lo digan al bueno(buenísimo) Woody Harrelson, un chuloperas blanquito que se esconde de la mafia junto a su novia –the great- Rosie Perez y cuyo único medio de vida es vacilarle a los negracas, haciéndose el tonto del basket y retándolos a un mano a mano con dinero de por medio.

Ahí está el Woody, sacándole los dólares a todos por las orejas hasta que aparece Wesley Snipes y todo toma una nueva perspectiva. Torneo de dobles y cosas así.

Una película sumamente entretenida, con tres actoracos como la copa de un pino.

Caso contrario es el de Elegidos para el triunfo. Ahí nos narran la historia (verídica) sobre la creación de un equipo de bobsleihg(esos que se lanzan a toda velocidad en un trineo por túneles helados)de Jamaica y su participación en los Juegos Olímpicos de 1988. Digo caso contrario porque aquí son los negros los que demuestran que un deporte no es exclusivo o excluyente de una raza.

La peli es de Walt Disney y sale John Candy, lo cual quiere decir que es una buena comedia con alguna dosis de emoción.

Como a cualquier niño, me flipaba ir en bici. Había escuchado eso de que aparte de las aburridas vueltas ciclistas, habían competiciones con bicis como las de motocross y también acrobáticas como con los patines.

Pero no fue hasta que vi Los Bicivoladores y a esa jovencísima Nicole Kidman cuando me propuse ver mi bici como algo más que para desplazarme.

Tras unos huesos rotos y sin Nicole Kidman a la vista, decidí pasar de las bicis.

Una peli genial en la que unos aficionados al bicicross se topan con un botín robado y tendrán que huir y esconderse de los peligrosos ladrones.

Volviendo a Disney, tenemos a Somos los mejores(y sus continuaciones). En esta, Emilio Estévez(el hermano de Charlie Sheen) es un abogado que la lía y se ve obligado a entrenar a un equipo juvenil de hockey sobre hielo como servicios sociales.

Gordon Bombay(así se llama Emilio en la peli) es un joven adinerado, cínico y esas cosas y los chavales del equipo… Son como los restos de los restos, los que siempre quedan al final cuando se elige equipo y nadie quiere ni de suplentes.

Siendo Disney sé que no haré ningún spolier si digo que el rollo está en que lo petan como equipo y todos se hacen amigos y mejores personas.

Una peli muy entretenida que además acerca a un deporte que siempre me ha interesado tras el wrestling, baloncesto o artes marciales… Quizás porque en su versión adulta, los partidos suelen ser una mezcla de los tres deportes anteriores. Como mola, cuando ves que un jugador que se queda parado to rayao, tira el stick y los guantes y se desliza como el rayo hacia un jugador contrario. ¡Pooooooooom!.

Por ese acercamiento a la violencia, me apunté a Kárate y luego a Taekwondo. Por eso y porque vi Kárate Kid. Peliculón mítico donde los haya con ese Pat Morita que quedará para los anales como maestro Miyagi.

En la peli, un chaval que sufre acoso escolar y callejero es apadrinado por un viejo vecino oriental que le enseñará a ser un máquina del kárate. Después de un duro y fructífero entrenamiento podrá vengarse pero desafiándolos en un torneo, con reglas.

Al igual que el kárate, la película(como muchas artes marciales), te enseñan a defenderte, a esquivar golpes y evitar problemas. A golpear solo cuando es necesario y nunca por iniciativa propia.

¿Quién no ha intentado la patada de la grulla?.

Pero el deporte que más echo en falta en el fulgor de la sociedad es el balón prisionero (conocido por jugar al matar y otros mil nombres). Tan solo pude jugar o ver jugar en aquella época ahora lejana de clases de educación física en mis días de instituto. Eso si que te pone en alerta y te obliga a ser más rápido que un felino. No veas si duele un balonazo en la cara, luego se te queda dormida un rato pero vaya.

Pero bueno, ahí están los grandiosos Ben Stiller y Vince Vaughn en Cuestión de pelotas, para interpretar a dos propietarios de gimnasios rivales(el del primero supermoderno y en plan meganegocio y el segundo uno tradicional cutre de barrio de toda la vida).

Son enemigos, némesis, opuestos, se deben dinero y luchan por la clientela… Pero el destino se cruza en sus caminos para que puedan resolver todas sus hostilidades a través de un super torneto de balón prisionero.

Una película cafre que no atiende a razones, con unos personajes bizarros que hacen el deleite de cualquier amante del humor absurdo y gamberro con todas sus letras.

A pesar de todo, sigo pensando que sudar es una marranada y que correr es de cobardes pero de vez en cuando el mantra vuelve a sonar en mi cabeza y me pincho una peli de… ¡Deportes!.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Entretenimiento y Deportes, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , , ,
  • Eduardo Acosta

    obviamente lo k mas me ha gustado del articulo ha sido la intro 😀

    • Como diria Han Solo a Leia, “Lo se”. Es mi pequeño homenaje a los compañeros de armas(tambien conocidos como “los increibles hombres(y una mujé) orquesta”) y a aquellos que nos acogieron y nos ayudaron sin miramientos, habiendo podido pasar de nosotros como de la mierda. 🙂

    • Eduardo Acosta

      😉 momento nostalgia

    • Cecínica

      yo es casi lo único que leo siempre >:)

  • Jacobo Ríos

    No molan las pelis de deportes puaggg.Puestos a elegir podrías haber optado por Evasión o Victoria, Roller Girls (que al menos salen Juliette lewis y Ellen Page), o El Aguador (The Waterboy).

    No soy fan del deporte ni en la vida real ni en la ficción, pero siempre hay algún ejemplo mejor ya intente ser serio, con chicas, o divertido.

    • Jacobo Ríos

      Y ya puestos también tenías, Rocky, The Fighter, Ali (Qué no está mal por mucho que odie a Will smith), Invictus,y un largo etc…

    • Anda ya!!! Estas pelis son la caña!! La de Evasion o Victoria si que es un peliculon(y eso que paso del futbol), hable de ella en Wrestling VS Futbol… Quizas prefieras otras de las que hablare en una proxima entrada pero estas que cito son ORO PURO!!

    • Cecínica

      cómo puede alguien cabal odiar a Will Smith…. te compro a Juliette Lewis, no obstante.

    • Jacobo Ríos

      Como puede alguien sensato seguir teniendo aprecio a Will?… Te lo perdono por lo de Juliette, no obstante.

  • Otra peli de deportes que casi nunca está incluida en ninguna lista, pero que merece la pena, es la de Paul Newman ‘El Castañazo’.