Dejarme solo

Hacia Rutas salvajes – Descubriendo a Forrester– Ghost dog – Dead Man

 

BlogOut.es_047wVivimos en un mundo altamente socializado. Internet a través de sus redes sociales permite que haya una hiperconexión entre todos nosotros, como los zánganos de una colmena. Cada uno de nosotros aporta una ínfima parte de lo que forma la conciencia colectiva, ese ente abstracto que condiciona al individuo.

En base a la experiencia nos transmitimos conocimientos que nos ayuden en el día a día y al mismo tiempo a que la sociedad evolucione. Pero nuestra capacidad es finita por lo que cada generación tiene que desechar datos antiguos para poder absorber otros actualizados. Evidentemente habrá datos que siempre sirvan y que sean necesarios pero continuamente debemos someternos a una actualización generacional para que la sociedad pueda evolucionar. Ciencia, economía, costumbres, incluso nuestras lenguas y lenguajes deben ser actualizados.

wCita047-solo_01

La única solución para una correcta actualización es que estemos todos conectados. Hiperconectados. Que todas las piezas del engranaje estén en continua comunicación.

Y según evoluciona la sociedad, se da cuenta de que necesita que sus piezas tengan más capacidad, que duren más y va aumentando nuestra esperanza de vida. Cada generación tiene nuevos retos y horizontes con los que entretenerse y no interrumpir la marcha de la sociedad.

Además, astutamente, la sociedad en sí se divide en partes enfrentadas porque sabe que es a través de la oposición y la consecuente lucha, la única vía para que ella misma absorba algo. Como comerciales a comisión.

No os engañéis, todos formamos parte de esto. Es el individuo contra la sociedad. En el momento en que te agrupas, te asocias. No hay escapatoria ni final feliz. No deberíamos sentarnos a decidir qué tipo de sociedad queremos, si no si queremos sociedad o individuos.

Ya lo comenté en otra entrada, La sociedad es la culpable de todos los males del individuo.

Y es que uno, ante todo, tiene que descubrirse a si mismo; saber quién es, qué puede hacer, qué quiere hacer… Pero ¿quién tiene el tiempo y el valor para hacerlo realmente?. Mirar una puesta de Sol tras otra sin otra cosa en la cabeza que lo que tienes delante de los ojos… Decidir sin que ningún factor salvo tú mismo te condicione.

Son las experiencias vitales las que a lo largo de tu existencia forman tu carácter, tu manera de ver y querer comprender al mundo pero nos quedamos en la orilla de la sociedad, haciendo lo mismo pero de manera actualizada. Nadie vive en busca de aventuras, nadie aprovecha un descuido de la sociedad y escapa a sus fauces.

No me refiero a hacer un viajecito una semanita a nosedonde y no mirar facebook. Me refiero a como el prota de Hacia ruta salvajes; quemar tu carnet, tu dinero, tus cosas y echar a andar a ver qué pasa.

Cada momento, cada experiencia, cada persona se convierten entonces en vitales y ningún día es monótono ni predecible. Alcanzar la libertad a través de la no pertenencia a nada porque como ya se sabe, “La libertad de uno termina donde empieza la de otro”. Cuanto más solo estés, más libre serás y mejor podrás saborear la existencia.

Una película espléndida de Sean Pean basada en la novela homónima(en inglés) que a su vez está basada en hechos reales, en las notas del diario del prota… La banda sonora la hace e interpreta Eddie Vedder. Yeah.

Hombre, otra opción menos arriesgada es no salir de tu casa y vivir en plan ermitaño pero claro, para eso hay que tener una casa y alguien que te traiga lo que necesites del mundo exterior. Vaya, ser Sean Connery en Descubriendo a Forrester.

En la peli resulta, pues eso, que Forrester es un escritor que pasa de todo el mundo y vive en su pisito, allí sin salir. Leyendo libros y mirando pájaros por la ventana. Cada semana se pasa su asistente para llevarle la compra, papeles para firmar, calcetines nuevos y sus cosas…

Claro, eso a la gente le escama. La sociedad se rebela contra los que no quieren formar parte de ella y manda a otros individuos para que lo señalen como un bicho raro, un monstruo al que temer.

Eso es lo que le pasa a la pandilla de baloncestistas callejeros que juegan en las canchas cercanas al piso de Forrester. Excepto a Jamal, sobre todo cuando descubre que el viejo raro del barrio es un escritor al que admira. Jamal también escribe y tras el resultado asombroso de unas pruebas, le ofrecen ir a un centro puntero de pago. Cambiar una sociedad por otra.

La peli está dirigida por Gus Van Sant.

Y si no puedes ser un escritor de éxito, siempre puedes ser un lector voraz e incansable del Bushido y ganarte la vida como asesino a sueldo, que es lo que es Forest Whitaker en la impecable Ghost Dog del genial Jim Jarmusch.

En esta peli, Whitaker se cree un samurái hasta tal punto que lo es. Pasa los días en la azotea con sus palomas(que utiliza para mandar mensajes, no tiene móvil ni ordenador), entrenando, leyendo, meditando… A veces va al parque a ver a su único amigo, al que conoce porque es el que vende helados pero solo habla francés.

No tiene contacto con la sociedad, tan solo cuando su señor le hace un encargo(un samurái tiene que tener un señor) es cuando interacciona con el mundo, con nefastas consecuencias para éste ya que su señor es un cargo intermedio de la mafia italiana.

El caso es que como más tarde o temprano tenía que pasar, una pieza tan independiente termina siendo expulsada por el sistema o subsistema al que pertenece. Lo que no se esperaba el sistema es lo jodidamente peligrosa que puede ser una pieza excepcional.

Una película muy entretenida y… Magnífica, tanto que la banda sonora siendo rap(RCA) me gustó.

Es muy triste pero la realidad es que en la mayoría de los casos no somos nosotros, si no las circunstancias las que deciden si somos parte de la sociedad o no. Prácticamente todos formamos parte. Desde que nacemos y pedimos con nuestro llanto a nuestros padres que nos alimenten.

Pero a veces, la sociedad no se da cuenta y crea caminos únicos a los que empuja a cualquier individuo ya socializado. Es el caso de Johnny Depp en el peliculón Dead Man del ya mencionado Jim Jarmusch (de la peli de antes).

William Blake es un contable que viaja al lejano y más salvaje Oeste por un nuevo trabajo. Pero la nueva etapa se le hace cada vez más asfixiante y terrorífica, hasta el punto que el viaje pasa de físico a espiritual, de la mano de un indio alienado que le descubrirá que fue el poeta William Blake y que ahora debe de “escribir su poesía con sangre” para poder sobrevivir.

William se alejará de la sociedad, se convertirá en un nuevo William y se adentrará en lo salvaje aunque la sociedad irá tras él.

Como digo, un peliculón. Es en blanco y negro y la banda sonora es Neil Young guitarreando eléctricamente. A parte de Depp, hay un porrón de conocidos actores. A destacar Robert Mitchum, que esta fue su última peli.

Es difícil salirse del redil, sobre todo porque hay rediles dentro de otros rediles y nos creemos que no. Saltamos una valla y ya nos creemos libres. Lo más triste es que encima las vallas que saltamos son vallas que hemos construido nosotros mismos a medida, para que podamos saltarlas o no.

Para comprender, hay que observar y solo alejándote puedes tomar perspectiva pero en el proceso, eres repudiado y el universo entero conspira contra ti para reabsorberte o expulsarte definitivamente.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Sociedad y Tendencias, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , , ,
  • Eduardo Acosta

    el otro dia lei en un blog, si leo otros blogs, sobre el tamaño correcto de los “articulos de opinion” y cuantos scroll downs soporta el lector medio antes de perder el interes en lo k lee…no recuerdo las cifras exactas, pero este es demasido largo 😛

    • Por eso pongo los videos y la foto, asi los que os distraeis facilmente podeis verlos y captar el hilo del post sin leerlo en su totalidad… Esta todo pensao!!

  • Jacobo Ríos

    Es complejo poner una huida de la sociedad totalmente efectiva, de hecho
    hay más ejemplos de lucha contra ella, como Un Día De Furia, que como
    simple reuso a esta. Te has tenido que currar la búsqueda en este caso,
    pero eso sí, has tirado mucho del misticismo personal.
    Por otro lado he de agradecer que no hayas mencionado la fortaleza de soledad de superman o la película que ha hecho las delicias de tantas chicas, Frozen.

    • Na, para mi estas son 4 formas de romper con la sociedad, distinto de luchar o vengarse de ella o sus integrantes, como en http://www.blogout.es/la-ira-que-hay-en-mi-y-en-ti/ con la magnifica Un dia de furia, que citas.
      Es complejo pero es posible… Pero quien renunciaria hoy en dia al wifi y a comprar en el supermercado??

    • No he visto Frozen…

    • Jacobo Ríos

      Yo tampoco, pero tengo un gran grupo de amigos en el facebook que la adoran y debe tener mucho que ver con este tema jeje

  • Cecínica

    Into the wild es buenísima, buenísima buenísima, tú no has visto Doctor en Alaska? es como aquel capítulo: ” Río arriba” en el que Joel decide quedarse en un pueblo -Manonash-, sin luz, sin agua corriente, sin ningún tipo de estímulo superfluo. Se desprende de todo y sólo así encuentra la paz.

    Hay que tener dos cojones para hacer esto, sobre todo porque después de un viaje así no se si uno sería capaz de volver a su vida de antes, como si no hubiera pasado nada. Después de un tiempo sin contacto humano, ¿puede uno volver como si nada a la esquizofrenia del telediario y los anuncios de patatas?.

    Hay ahora otra peli de esto, “Wild” se llama, sólo que es una chica. Habrá que verla también, verdad?

    • Son todas peliculones. Lo de into the wild, hay que estar preparado
      psicologicamente porque es emprender un viaje de no retorno. En cuanto a
      de nuevo proponerme un viaje o lo que sea… http://youtu.be/YElQkYGcL84 😀

    • Cecínica

      de qué habla usted, no le he propuesto ningún viaje. No puede dedicarse a salvar comentarios al tun tún ignorando mi propia criba!! 😀 😀 😀

    • Para quien no lo sepa, estamos copiando los comentarios de facebook a disquis. Ahi lo dejo 😀