Dc comics

Ya he comentado hasta la saciedad que si bien soy de Marvel, mi personaje favorito, Batman, es de Dc. Reconozco que todo esto quizás tenga que ver con que en las librerías-al menos, las de mi pueblo- apenas llegaban cómics de Dc(hablo de la época pre-internet).

Esto hacía que esos cómics resultaran algo misteriosos de por sí pero cuando además, te encontrabas con personajes como el ya mencionado Batman o con la Cosa del Pantano, percibías en ellos cierta sobriedad.

Dc y Marvel no son lo mismo, o al menos, no lo eran. Muy parecidos y con muchos personajes homólogos pero distintos. Dc tenía una particularidad y era que si bien al igual que Marvel se ambientaba en nuestro mundo, ciudades e historia, Dc solía inventarse ciudades. Gotham, Metrópolis, Smallville, Central City, Blüdhaven, Coast City…

Ya en Marvel Vs Dc y en Marvel y Dc en los noventa, reseñé las quizás sutiles diferencias entre ambos, tanto en los cómics como en el cine y series.

La liga de la Justicia(original) es el grupo icónico de superhéroes de Dc, compuesto precisamente por los heraldos de la editorial: Superman, Batman, Wonderwoman, Flash… Lo cierto es que nunca los seguí ya que los únicos que me gustaban eran Batman y Flash.

Al final se cabrean todos con Batman porque hace un plan de contingencia para cada uno por si se les iba la cabeza o se pasan al lado oscuro pero, vaya, que aún así, Superman, después de que Batman ya no esté “con ellos”, le entrega a éste kryptonita por si acaso.

Superman sabe que Batman es el que mejor la puede guardar y el único que sería capaz de derrotarlo si se volviese malvado. Con o sin kryptonita. Yeahh!!

Total que Batman deja la Liga y reúne a un grupo de jóvenes inexpertos a los que toma bajo su tutela: Los Outsiders y en vez de esperar a que ocurra algo malo para actuar, se ponen a buscar villanos reconocidos para ponerlos a caldo.

Katana era muy cañera. Un japonesa en plan samurái en cuya catana residía el alma de su marido, asesinado igual que sus hijos. Lo único que quiere en el mundo es cargarse gente mala por doquier.

Metamorfo resultaba gracioso a simple vista, un tipo de varios colores. Pero resulta que podía transformarse en cualquier cosa, como kryptonita o ácido.

Pero todos sabemos que a Batman le gusta trabajar solo, así que con el tiempo los deja a su aire y va desentendiéndose.

Los Nuevos Titanes también molaban. En especial el Chico Bestia, un chaval de color verde(incluido el pelo) que se puede transformar en cualquier animal, de color verde. Estos no los pude seguir en su momento aunque cayeron alguna grapa y retapado. Ahora estoy poniéndome al día.

Supongo que el grupo que más me gustó fue el Escuadrón Suicida, nada que ver con la horrenda película que nos escupieron a la cara. No son gente de dudosa moralidad ni simpáticos o graciosos, son todos(o la mayoría) unos hijos de puta sin miramientos. Criminales con habilidades extraordinarias a los que les ponen una bomba al cuello y les mandan a misiones con baja o nula probabilidad de supervivencia. El compañerismo no tenía cabida aquí.

Tuve un doble enamoramiento. Por un lado, la Encantadora que lejos de ser una hechicera tribal(en la película), era una bruja medieval, con su gorro de bruja y todo. Eso sí, de verde y guapísima.  Luego estaba Chimera, una pelirroja que habría portales que le permitían entrar en cualquier sitio para hacer asesinos por encargo… ¡Qué mujer!.

El Capitán Boomerang molaba un huevo; era un pureta cascaete que solo pensaba en beber cerveza y putear al personal, haciendo que se carguen a más de un “compañero”. No era ningún cabeza buque petado como en la peli. Un peculiar atracador de bancos que se cargaba a la peña con boomerangs explosivos, con cuchillas…

Deadshot era un tipo refinado, experto en todo tipo de armas y con asombrosa precisión. Me recordaba mucho a Tony Stark, no el de la películas, el de los cómics, taciturno y solitario. Por supuesto nada que ver con Will Smith.

En fin, creo que todos molaban mucho, voy a parar aquí que si no hablo de todos.

Una serie que si pude seguir con cierta regularidad fue la de El Vigilante. La contrapartida de El Castigador de Marvel. Aquí el tipo es un fiscal al que la mafia mata a su familia. La diferencia con el Castigador es que este no mata, ni siquiera utiliza armamento letal e intenta llevar a los malos ante la justicia. Más como Daredevil que el Castigador en realidad.

A Flash también lo seguí aunque jamás logré alcanzarlo(ja-ja-ja). Era un tipo simpático y aunque su superpoder aparentemente es algo básico y simple(correr rápido), lo cierto es que le sacaban punta por todos lados, resultando muy creativo. Deshacer tornados(o crearlos), chapotear en el agua convirtiendo en “balas” las gotas de agua, viajar en el tiempo, atravesar paredes…

Sus villanos o archienemigos también tenían mucho carisma. Quitando a reversos y versiones malignas del propio Flash, ahí teníamos al Flautista, al Capitán Frío, el Mago del Clima… Yo con el que me quedo es con Gorila Grodd, un gorila con poderes mentales y superfuerza. Una mala bestia.

Lástima de la nueva serie de tv, no empezó mal pero empezó a querer juntarse con Arrow y Supergirl y terminó arrastrado a la mierda.

La Cosa del Pantano me resultó como Estela Plateada, con la diferencia de la monstruosidad en lugar de pulcritud y que no le importaba cargarse gente. Monólogos internos metafísicos sobre la naturaleza y su defensa y gente chunga. Era muy pequeño y me resultaba perturbadora y confusa(más aún cuando la seguías a trompicones).

En fin, podría reseñar alguno más pero me está entrando sueño. Os recuerdo que escribo los domingos por la noche… Mañana es lunes. Mierda.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.