Danzad, danzad, malditos…

El cuchitril de JoeBlues BrothersLa pequeña tienda de los horroresThe Rocky Horror picture show

wFoto019-Danzad_01Siempre se ha dicho que eso de la música y bailar es cosa del demonio, que incita a la lujuria y esas cosas. También que los niños buenos van al cielo y los malos, a todas partes.

La verdad es que nunca he visto a un animal seguir el ritmo de una música o reaccionar de alguna manera distinta a la de un ruido o sonido. Ni siquiera los pajaricos, que parecen una radio, ahí inmóviles dando por culo. Supongo que será por eso de que los animales, las bestias, son los únicos inocentes de la creación.

wCita019-Danzad_01

Ojalá mi vida fuera un musical y pudiera ir danzando por los sitios. No hay un solo día que pase en mi vida en el que haya al menos un momento en el que sienta el impulso de empezar a vociferar realizando una coreografía.

Alguno lo considerará un poquito gayer, nada más lejos. Al igual que los más puristas, considero diabólico eso de ponerse a cantar y bailar. Entiendo la violencia que implica y como decía, no hay día que pase en el que no la sienta.

Siempre ha sido para mí una manera fructuosa de canalizar otro tipo de violencia. Haced la prueba; la próxima vez que estéis frente a la ventanilla de un funcionario impasible o empiecen los chillidos de los hijos de tus vecinos, ponte a cantar a pleno pulmón la primera canción que se te ocurra y báilala. Que te vean.

Estaría muy bien que la gente en general se arrancara a cantar de vez en cuando, que surgiese música y gente haciendo coros y eso. La vida sería mejor. Que tu pareja te deje o te echen del trabajo puede llegar a ser bonito, si lo hacen cantando.

Incluso vivir en un piso infestado de cucarachas puede llegar a ser divertido y no una auténtica pesadilla como me paso a mí. ¿Sabéis lo que es ver caer un cascada de unos 10 centímetros de ancho de cucarachas?. Pues yo sí. Y despertarte con una en la cara y al abrir un cajón…

Si al menos hubiesen cantado… Pero no cantaban las hijas de puta, simplemente aguardaban el lugar, el momento y la forma más adecuada para inquietarte y perturbarte.

Creo que no les cogí fobia gracias a El cuchitril de Joe. Entendí que ellas tenían otra forma de vida, otras necesidades… El por fin comprenderlas no las hacía menos asquerosas e inoportunas pero ya podía aliarme con ellas o destruirlas.

Opté por destruirlas pero Joe se alió con ellas. El pobre llega de nuevo a Nueva York; le pegan, le roban… Pero pronto se adapta y se hace con el piso de una señora mayor que acaba de morirse…

El pisillo es un poco guarro y tiene unas 20 mil cucarachas… Hombre, si me cantasen e hicieran coreografías y echaran una mano con todo… Pues claro que viviría con ellas, ¿quién no?.

Le ayudan dándole consejos y contando chismes. Le ayudan en el curro y a currarse a una chati. Encima cantan… ¿Pero qué mierdas más se le puede pedir a una mascota o un amigo?.

Desde luego, si hubiera visto tan magnífico musical de la MTV antes de la cruzada de muerte y destrucción que emprendí contra las cucarachas, posiblemente hoy seriamos grandes aliados.

Me acompañarían en mi vida diaria, poniendo música y cantando y bailando, siguiéndome el ritmo…

(Nota: En Rota(Cádiz) donde crecí, tenemos cucarachas rojas americanas. Somos así de chulos).

Pero claro, para montar un buen musical, lo mejor es que seas músico. Tú y tus colegas. Y la lieis parda allá por donde vayáis. A lo Blues Brothers, vaya.

Ahí están dos hermanos(John Belushi y Dan Aykroyd), unos granujas a todo ritmo que se enteran que el orfanato donde se criaron va a echar el cierre.

Sea como fuere, entienden que Dios les ha encomendado volver a reunir a su banda para dar un concierto y recaudar el dinero para que el orfanato siga como está.

Algo aparentemente fácil, más cuando es una misión de Dios pero resulta que la policía y un club de nazis tratarán de hacerles la vida imposible, entre otros. Ellos se defenderán a golpes de ingenio y Blues. Todo estilo, oiga.

Una película trepidante, con más colaboraciones estelares que una ONG y más éxito que el copón. La cosa se entiende porque la peli vino a ser el culmen de actuaciones televisivas a modos de shows durante unos años, disco incluido.

Pero no todo el mundo es tan guay como los Blues Brothers, la mayoría nos tenemos que conformar con ser del montón. En vez de ser músicos, tener una floristería.

Es lo que le pasa a Seymour(Rick Moranis) en La pequeña tienda de los horrores. El musical que realmente me sirvió de catarsis en mí afán de hacer de mi vida un musical.

No nos damos cuenta pero vamos alimentando nuestra ira y lujuria con pequeñas gotas de nuestra propia vida y energía. Al igual que tiene que hacer Seymour en su pequeña tienda de los horrores, donde tiene una planta carnívora a la que tiene que alimentar. Primero con algunas gotas de sus sangre, luego…

Llega un momento que todo lo reprimido estalla y como decía, lo mejor es ponerse a cantar y bailar. Así lo hace el bueno de Seymour y por eso no llega a perder las riendas de la historia del todo.

Por el contrario, empieza a alimentar a la planta con gente indeseable y va adquiriendo grandes dimensiones, con lo que la gente maravillada empieza a acudir y a comprar flores y plantas y todo parece maravilloso

En fin, sea como sea, la vida siendo un musical, será siempre mejor. Todo nos parecería menos malo.

¿Qué estás encerrado en un castillo con un científico loco travesti y unos sectarios que quieren sodomizarte?. Pues nada, a cantar y a bailar.

Es lo que pasa en The Rocky horror Picture show. A una pareja les deja el coche tirado en medio del campo y acuden a refugiarse a un castillo en el que todos están majaretas.

Extraterrestres del planeta Transexual, el científico loco travestido y su creación gayer

Una obra maestra sin duda. Poco puedo descubrir o redescubrir de esta gran obra que a vuelto loca(o cuerda) a tanta gente.

En fin, creo que si los políticos empezaran a dar ejemplo, cantándose las cosas y bailando, saldríamos de la crisis. Que los recibos de luz y agua y las cartas de hacienda y del ayuntamiento sean telegramas cantados por un chavalín eunuco.

Hagamos una revolución musical. Rock and Roll. Yeah.

bluesbrothers

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Etiquetado con: , , , , ,