Compañeros

El principiante – Sol naciente – Black rain – Arma Letal – Tango y Cash

BlogOut_104wNo comparto para nada ese sobre uso que se hace de la palabra compañero o más bien, su uso a la ligera. Un compañero no es tu amigo ni tu colega ni tu compi. No es cualquier otro del rebaño con el que compartas pastos. Es alguien diferente, muy diferente a ti o al menos, lo suficiente como para que no haya lazos afectivos. Alguien que no conocías y con el que no compartes estilo de vida o gustos musicales…

Un compañero es con el que compartes tiempo sin que haya una voluntad de ello por ninguna de las partes. Por lo general, los buenos compañeros son tan opuestos que no comienzan con buen pie. Esa es la clave de la fortaleza de la relación; se ven forzados a enfrentar sus diferencias desde un principio, solucionar sus diferencias se convierte en prioridad aunque resulte conflictivo y desesperante.

Cita_104

Los juegos de rol fomentan mucho el compañerismo en ese sentido; en esencia, los jugadores se ven forzados a cooperar entre ellos, dejando aparte las posibles diferencias o lazos entre ellos para interpretar fielmente a los personajes y las relaciones entre estos.

Se toman decisiones en grupo pero esto no quiere decir que todos las cumplan. No son unos amiguetes jugando en casa de uno de ellos. Cada uno tiene su trasfondo y motivaciones, sus objetivos personales a parte de los comunes. Y tendrá que encontrar el equilibrio con el grupo. O no.

Si alguno no sabe comportarse o es un temerario, pondrá en peligro a todos. Incluso en peligro de muerte, así que los unos se vigilan a los otros. Se van estableciendo normas propias, sin atender leyes externas ni autoridad por encima de ellos.

Sufrís juntos, lucháis juntos, morís juntos… Es mucho más que compartir asiento.

Por eso siempre me ha gustado el rollo compañeros del cine policiaco. Ya comenté en otra entrada que uno de mis sueños es que Quiero ser asesor de la policía y que molan mucho las pelis de Polis duros y solitarios… Las pelis de compañeros son enormes.

¿Qué es lo mejor que puede unir a dos compañeros totalmente diferentes?. La lucha contra el mal, por supuesto. Entender que por encima de ellos y de cualquier otra cosa hay un fin o una finalidad, un objetivo y que son óptimos en equipo, nefastos separados.

Y como equipo tendrán sus propias normas; que les den al capitán, al comisario jefe, al alcalde y a la directora jefe del FBI. ¡Es mi compañero!.

En el fondo viene a ser algo como los hermanos, exactamente igual. De hecho, también ningunean la palabra los hippies y los malotes cuando se llaman “hermanos” entre ellos…

Ni un hermano ni un compañero son reemplazables. Esa es una regla de oro. La mayoría de Polis duros y solitarios lo son porque perdieron a su compañero. ¡Qué típico es que la peli empiece con encasquetarle un nuevo compañero al poli duro de turno!.

Eso es lo que le pasa a Clint Eastwood con Charlie Sheen en El Principiante. Un peliculón dirigido por el propio Eastwood y con un reparto de lujo; con Raul Julia y Sonia Braga de malos y Tom Skerritt y Lara Flynn Boyle con los buenos.

Eastwood acaba de perder a su compañero, le encasquetan a un novato y esto complicará sus planes para investigar por su cuenta y dar con el asesino de su compañero.

Y aunque las diferencias pueden causar grandes conflictos, no siempre tiene porqué ser así. Ahí tenemos a Sean Connery y Wesley Snipes(¿se puede ser más distintos?) en la genial Sol naciente, película del gran Philip Kaufman.

Connery es un poli retirado que ayuda a Snipes como asesor/compañero ya que es un experto en la cultura japonesa y es bilingüe. Tendrán sus roces ya que Connery ha asimilado la cultura japonesa como suya y Snipes es el típico americano pero al final se combinarán especialmente bien.

Y es que a un compañero se le termina cogiendo mucho cariño, más aún si es Andy García haciendo de simpático, que se lo digan a Michael Douglas en Black Rain. Una película brutalísima del genial Ridley Scott y con “la rubia” Kate Capshaw.

Dos polis de EEUU cogen a un mafioso japonés y los extraditan a Japón pero nada más llegar se les escapa por lo que, sintiéndose responsables, trataran de volverlo a coger.

Sin duda, los compañeros más míticos son y serán Riggs y Murtaugh, Mel Gibson y Danny Glover en la gran Arma Letal de Richard Donner. Un veterano tranquilo, padre de familia, cerca de la jubilación y un joven solitario con graves problemas emocionales.

Ambos lograrán combinar sus diferencias para que estas sumen en su lucha contra los criminales.

Un peliculón que nos marcó a toda una generación. No hay que olvidar la música con Eric Clapton, Michael Kamen y David Sanborn.

Y si deleitarte con el aspecto psicológico o sentimental no es lo tuyo y lo que te va es la testosterona, siempre tendrás a Sylvester Stallone y Kurt Russell en la magnífica Tango y Cash. Peliculón palomitero.

Ambos son dos polis solitarios rivales, en el sentido de que compiten a ver quién encierra a más criminales y no se llevan nada bien. Se insultan entre ellos y no se pueden ni ver. Tienen estilos muy distintos.

El caso es que alguien les tiende a ambos una trampa, los culpan de un crimen y los encierran.

Se convertirán en compañeros. Que tiemble el mundo.

Los compañeros de armas, los que se enfrentan a la muerte, tienen las relaciones más estables que uno pueda llegar a imaginar. Nunca se me olvidará cuando en el funeral de mi abuelo, un compañero(miliciano) suyo abrió y aguantó la puerta de la capilla para que pudiéramos entrar todos pero él se quedó fuera. Justo ante el umbral.

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en Sociedad y Tendencias, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , ,
  • Jesus Herrera

    Muy buenas estas pelis, la de El principiante no me acordaba y voy a ver si la veo otra vez porque no la recuerdo muy bien.