Amigos de cojones

Bill y Ted –  Beavis y Butthead – El mundo de Wayne – Colega, ¿dónde está mi coche?

En esta vida hay tres tipos de relaciones principales; la familia, los amigos y el amor. Son los pilares sobre los que cualquier ser humano se sostiene y por los que puede desequilibrarse un poco(o mucho) si le falta o falla alguno o si al menos dos de ellos entran en conflicto.

Siguiendo el orden natural de las cosas, lo normal es encontrarse primero con la familia, luego(si hay suerte) con amigos y(si hay mucha suerte) con el amor pero lo cierto es que puedes encontrártelos en otro orden o no encontrar ninguno.

Cuando digo “amigos”, digo amigos de verdad, no coleguillas o conocidos. Nunca he soportado a la gente que va por ahí refiriéndose a todos sus conocidos como amigos. Ni a los que llaman compañero a un desconocido.

En fin, los tres rivalizan en importancia y creo que todos aspiramos a que vayan en paralelo, en armonía, sin que interfieran unos con otros. El problema está en cuando damos preferencia a uno sobre los otros dos.

Ya sabemos por Romeo y Julieta lo que significa optar por la familia o por el amor pero… ¿y si optamos por la amistad?.

Hay tenemos el arquetipo de los (hombres) que son uña y carne, gamberretes y vividores. Una vertiente del arquetipo que ya comenté de “Hombre blanco heterosexual”. Que sí, que siempre se salen con la suya y se lo pasan pipa(porque son hombres blancos heterosexuales) pero en todos son la versión joven de “Hombre de familia”, tipos bobos del estilo a Homer Simpson y Peter Griffin, así que creo que este tipo de personajes son justos.

Quiero decir que son una crítica, una burla y por tanto hay que tomarse así las obras a las que pertenecen y no tirarse de los pelos ni escandalizarse por el sexismo, xenofobia y racismo que puedan destilar ya que al fin y al cabo juegan con arquetipos, forzándolos a lo absurdo. A todos a partes iguales.

Las parejas cómicas de penes blancos heterosexuales suelen ser un calco unas de otras; dos jóvenes aún estudiantes o que están con sus primeros trabajos a los que principalmente les gusta el rock(…), odian y no se les da bien estudiar/trabajar, no se comen una rosca y no se llevan(o se llevan mal) con la familia. Por lo general, uno rubio y el otro moreno. (Sí, como Zipi y Zape).

Les gusta la vida contemplativa(ver tetas, películas, conciertos, cómics…) y tienen aspiraciones rocambolescas nada realistas ni provechosas.

La primera película que creo recordar ver de este subgénero fue la de Las alucinantes aventuras de Billy y Ted, donde un jovencillo Keanu Reaves y su amigo del alma son unos zoquetillos que solo piensan en su banda de rock y van a catear historia, lo que hará que se separen, cambiando ambos de ciudad. Entonces aparece un viajero del tiempo que se los lleva a distintos momentos del pasado, ante personajes históricos, para que aprendan y aprueben la asignatura ya que el futuro de la humanidad depende de que no disuelvan su banda.

Cuenta con segunda parte.

Luego aparecieron los icónicos Beavis y Butthead, una serie de dibujos animados para adultos de la MTV, subversiva a más no poder y en la que iban colándonos videoclips de la MTV que los susodichos comentaban sin tapujos, poniéndolos siempre a parir o comentando locuras o absurdeces.

Recuerdo una de las primeras veces que pusieron el video de no me acuerdo que cantante femenina y uno de ellos decía “Esta pava está loca” y el otro le respondía “Sí pero yo, yo me la tiraba” y terminaban dándose de hostias.

En España empezaron a echarlos los viernes y sábados de madrugada, recuerdo que fue una época fantástica ya que volvías de tus primeros botellones y te encontrabas con algo mejor que el porno en la tele. Mejor porque si te pillaban, no tenías que subirte los pantalones a toda prisa ni cambiar de canal.

Beavis y Butthead se convirtieron en unos auténticos ídolos y sus disparatadas y muchas veces grotescas desventuras en apasionantes tramas absurdas a más no poder.

El mundo de Wayne fue una versión mejorada de las anteriores, en el sentido de que se les dotaba de una función u objetivo. Wayne y Garth copresentan un programa de televisión que emiten de forma pirata junto a sus otros colegas. El programa empieza a tener éxito y pronto una productora pondrá los ojos en ellos.

Escrita y protagonizada por el gran Mike Myers, mas conocido posteriormente por Austin Powers, de la que ya hablé en “Quiero ser espía“.

Una auténtica obra maestra con una segunda parte igualmente genialísima.

Mucho más tarde me encontré con Colega, ¿dónde está mi coche?. En un principio la vi por ver, no tenía ninguna esperanza en ella y eso quizás hizo que me flipara un poco más de la cuenta.

El caso es que tenemos ahí dos amigos que tienen sus novias a juego, iguales y con la misma fecha de aniversario y todo. Siguen siendo unos disaster boys, así que una mañana despiertan resacosos, sin recordar que pasó la noche anterior ni dónde está el coche de uno de ellos con los regalos de aniversario para sus novias.

Comienzan entonces toda una odisea reconstruyendo la noche anterior con el fin de encontrar el coche. Enseguida van descubriendo que se pegaron un fiestón, conociendo a todo tipo de estrambóticos personajes y que dos bandos de extraterrestres enfrentados entre sí los persiguen ya que creen que saben dónde está un objeto que ambas partes codician. Sublime.

Hay muchas películas y series que tiran de este cliché(Superfumados, Me llamo Earl…) pero creo que estas son las más representativas. Luego están dos trilogías cumbre en este subgénero: “la trilogía de Jersey” y “la trilogía del Cornetto“, a las que dedicaré sendas entradas próximamente. ¡Qué menos!.

En fin, parece ser que optar por los amigos siempre acaba en una comedia absurda mientras que hacerlo por la familia o el amor, acarrea drama, romanticismo, terror, suspense…

Acerca de

Naci, creci y ahora estoy aqui.

Publicado en ...de cojones, Ultimas entradas Etiquetado con: , , , , , ,